Una mujer es detenida en Corea del Sur por el asesinato de dos niños encontrados en maletas en Nueva Zelanda
Los investigadores de la policía trabajan en la escena del crimen en Nueva Zelanda donde se descubrieron los cuerpos de dos niños dentro de unas maletas en agosto. Una mujer fue detenida en Corea del Sur por los presuntos asesinatos. Foto: Dean Purcell/AP

Una mujer de 42 años fue detenida en Corea del Sur por el presunto asesinato de dos niños cuyos cuerpos fueron descubiertos dentro de unas maletas compradas en una subasta en Nueva Zelanda.

Las autoridades de Corea del Sur detuvieron el día de hoy a la mujer en cumplimiento de una orden de arresto coreana por dos cargos de asesinato.

Los restos de los dos niños pequeños, que tenían aproximadamente cinco y 10 años, permanecieron ocultos en las maletas durante varios años antes de que una familia de Auckland comprara el equipaje sin sospecharlo en una subasta en internet organizada por un almacén. La familia trasladó su compra a su casa antes de realizar el descubrimiento y contactar a la policía el 11 de agosto.

La policía de Nueva Zelanda solicitó la orden de detención de la mujer en virtud del tratado de extradición que tiene el país con Corea del Sur, y a su vez solicitó la extradición de la mujer a Nueva Zelanda para ser acusada.

La Agencia Nacional de Policía de Corea del Sur informó que la mujer fue detenida a la 1 de la madrugada en un departamento ubicado en la ciudad de Ulsan.

La mujer no identificada se cubrió el rostro con la gorra de su abrigo mientras los agentes de policía la escoltaban fuera de una estación de policía de Ulsan y la metían en un automóvil que se dirigía a la capital, Seúl.

La mujer será sometida a una revisión en el Tribunal Supremo de Seúl para determinar si debe ser extraditada, explicó Park Seung-hoon, oficial de la Agencia Nacional de Policía. Park señaló que aún no se había fijado una fecha, pero que se debe llevar a cabo la revisión en un plazo de dos meses.

No es posible mencionar el nombre de los niños debido a una orden para ocultar su identidad. A finales de agosto, la policía informó que había identificado a una mujer que creía que era familiar de los dos niños. La mujer, una neozelandesa nacida en Corea, llegó a Corea del Sur en 2018 y no tenía registro de salida desde entonces, dijo en ese momento un oficial de policía a la agencia de noticias Reuters.

El detective inspector Tofilau Fa’amanuia Vaaelua explicó el jueves que la detención de la mujer fue el resultado de la cooperación internacional. “El hecho de tener a una persona detenida en el extranjero en un periodo de tiempo tan corto ha sido posible gracias a la ayuda de las autoridades coreanas y a la coordinación de nuestro personal de Interpol de la Policía de Nueva Zelanda”, señaló Vaaelua.

Reconocieron el “abrumador apoyo de la población desde el inicio de una investigación muy compleja”.

Las autoridades de Nueva Zelanda solicitaron que la mujer permanezca bajo custodia surcoreana hasta que se complete el proceso de extradición.

El inquietante caso ha tenido gran repercusión en Nueva Zelanda. Vaaelua indicó en agosto, cuando se reveló la edad de las víctimas, que era “extremadamente perturbador para la comunidad”.

“No importa cuánto tiempo o cuántos años sirvas e investigues casos horribles como este, nunca se vuelve más fácil hacerlo”.

Una versión anterior de este artículo indicaba que la mujer fue detenida en Seúl. La policía coreana informó el jueves que fue detenida en la ciudad de Ulsan, al sur del país.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales