TechScape: Tumblr y por qué ‘la era que permitía pornografía en internet ha terminado’
Puede (no) contener pelotas... Tumblr en App Store de Apple. Foto: Thiago Prudencio/DAX/Zuma Wire/Rex/Shutterstock

Las peculiaridades y rarezas de una red social afectan a la comunidad que crece a su alrededor. La falta de una función de reenvío en Instagram llevó a los usuarios a recurrir a los hashtags para difundir sus fotos en la red, lo cual sembró la semilla de las comunidades fuertemente basadas en los intereses que siguen existiendo en la actualidad. El anonimato que ofrecía 4chan condujo, perversamente, a una uniformidad de tono, dado que los usuarios se ajustaban al zeitgeist del sitio, incapaces de forjarse un nombre como individuos. TikTok –construido por personas que sabían lo que hacían– esculpió cuidadosamente sus peculiaridades para dirigir a los usuarios en su dirección preferida, fomentando las tendencias de baile inofensivas y desalentando las críticas políticas del tipo que contamina a la competencia, YouTube.

Con el paso de los años, algunas de las principales redes sociales han limado esas peculiaridades, apostando por una homogeneidad que sea más accesible para todos, incluso a costa de lo que las hace únicas. La estricta cronología de 140 caracteres de Twitter, basada en el texto, ahora está curada algorítmicamente y ofrece 280 caracteres más una gama de multimedia; las publicaciones de Instagram pueden ser compartidas en historias estilo Snapchat, que también pueden contener videos estilo TikTok; TikTok se orientó hacia el contenido político y ahora juega un papel principal en las guerras culturales.

Tumblr, no obstante, sigue siendo raro. La red social, que fue lanzada en 2007 –unos meses después de Twitter– siempre ha tenido sus peculiaridades. En lugar de un modelo de contenido construido en torno a publicaciones, imágenes o videos, por ejemplo, el elemento clave de Tumblr es un hilo: una publicación, sus reblogs, sus etiquetas y todo el contenido que las acompaña. Esto genera una comunidad libre, en la que las mejores publicaciones son destacadas, elaboradas y comentadas a medida que son compartidas.

Además, los usuarios no pueden limitarse a responder una publicación, o bien la reblogueas (compartiendo la publicación y tu comentario con tus amigos), o envías un mensaje privado sobre ella, o bien envías una “pregunta” semipública, una respuesta que el destinatario puede entonces, si así lo desea, publicar, creando toda una nueva cadena de conversación. Incluso el modelo comercial es extraño: además de los anuncios dirigidos, la página vende una experiencia “sin anuncios” (por 40 dólares al año), ofrece un servicio de suscripción tipo Patreon (denominado Post+), y recientemente lanzó Tumblr Blaze, un extraño servicio de publicaciones promocionadas que permite que los usuarios se gasten 10 dólares para mostrar su contenido a una selección de 2 mil 500 usuarios completamente aleatoria, y que la comunidad ha adoptado con regocijo para una especie de trolling esotérico.
Fanáticos amantes de la libertad

TechScape: Tumblr y por qué 'la era que permitía pornografía en internet ha terminado' - free-locing-fandom
Foto: Chris Batson/Alamy

Las asperezas han persistido durante tanto tiempo, en parte, porque Tumblr ha pasado años siendo la filial apenas tolerada de algunas de las mayores empresas del mundo. En 2013, fue adquirida por Yahoo por 1.1 millones de dólares, y después fue rápidamente ignorada. El CEO de la compañía no cambió, “no se cumplieron los objetivos publicitarios”, Yahoo rebajó más de 700 millones de dólares de la adquisición, y entonces Verizon adquirió toda la compañía en 2017. Solo dos años después se separó y fue vendida a Automattic, los creadores de la popular plataforma WordPress. Sin embargo, en sus años con Verizon, se mantuvo un cambio: la “prohibición de la pornografía”.

Desde sus primeros días, Tumblr tuvo una actitud inusualmente abierta a la pornografía. Aparte de permitir blogs explícitos, una parte importante de la comunidad del servicio disfrutaba la libertad de oscilar entre los grupos de fans, el arte erótico, la pornografía y la conversación, hasta que, en 2018, Verizon implementó una política de contenido con estrictas restricciones sobre el contenido para adultos (incluida la infame prohibición de “mujeres mostrando pezones”).

La prohibición provocó un ligero éxodo del sitio, ya que los usuarios se cambiaron a otros servicios que tenían políticas más laxas, principalmente Twitter, que todavía permite el contenido para adultos con pocas restricciones. No obstante, Tumblr se mantuvo y –desde la adquisición por parte de Automattic– los usuarios han estado presionando para que se revierta la política.

El problema del crédito

Lo cual nos lleva a la actualidad, y a la noticia de que, bueno, eso no va a suceder. Matt Mullenweg, cofundador de Automattic, publicó en Tumblr una explicación del porqué de la antigua política –”Go nuts, show nuts. Whatever” (Vuélvete loco, muestra pelotas. Lo que sea.)– no podía funcionar en 2022. Se trata de algo más que la pornografía, en realidad, y constituye una explicación concisa de lo que supone ser una red social mediana que se encuentra a la sombra de las grandes plataformas.

Mullenweg escribe:

“Ningún servicio de internet moderno en 2022 puede tener las reglas que Tumblr tenía en 2007. Personalmente, soy extremadamente libertario en lo que respecta a lo que deberían poder compartir los adultos que dan su consentimiento, y estoy de acuerdo con el ‘go nuts, show nuts’ en principio, sin embargo, la era que casualmente permitía pornografía de principios de internet es actualmente imposible”.

Mullenweg clasifica los problemas en cuatro áreas: procesamiento de tarjetas de crédito, políticas de App Store, verificación del consentimiento y la edad, y las limitaciones de los proveedores de servicios.
De estas, tres son más o menos lo mismo. Si trabajas en la pornografía, muchas otras empresas no quieren trabajar contigo. “Las compañías de tarjetas de crédito son antiporno”, escribe.

“Independientemente de la cripto-utopía que pueda surgir en las próximas décadas, en la actualidad, si te bloquean los bancos, el procesamiento de tarjetas de crédito y los servicios financieros, estás bloqueado de la economía moderna”.

TechScape: Tumblr y por qué 'la era que permitía pornografía en internet ha terminado' - matt-mullenweg
Matt Mullenweg en 2019. Foto: Youtube

“Además de que una empresa que se dedica principalmente al contenido para adultos no tiene acceso a los servicios financieros normales y está bloqueada por las tiendas de aplicaciones, también necesita proveedores de servicios especializados, por ejemplo, para su banda ancha y sus conexiones de red”.

Incluso si aceptan pagos sin involucrar a Mastercard, y cambian todo el negocio a un conjunto de proveedores de servicios que permiten la pornografía, todavía tienen que lidiar con los guardianes gemelos del ecosistema móvil, Google y Apple. “Si Apple prohibiera permanentemente Tumblr en App Store, probablemente tendríamos que cerrar el servicio“, escribió Mullenweg (en la foto anterior). “Si quieren que las aplicaciones permitan un mayor contenido para adultos, por favor, presionen a Apple”.

Sin embargo, estas tres razones también son, a su manera, reflejo de la última: albergar pornografía generada por los usuarios es considerado cada vez más como un riesgo inaceptable. Mullenweg plantea el problema como un “montón de nuevas reglas en torno a la verificación del consentimiento y la edad en los contenidos para adultos”:

El uso compartido no consentido ha aumentado exponencialmente y ha sido un gran problema en páginas web dedicadas a la pornografía como Pornhub, y los gobiernos han ampliado, justamente, las leyes y regulaciones para garantizar que todas las personas que aparecen en los contenidos para adultos en internet son mayores de edad y han dado su consentimiento para que se comparta el material.

Este problema se refleja en toda la cadena. Incluso si uno está convencido de que sus restricciones sobre las imágenes de abuso infantil son suficientes, también tiene que convencer a su servidor web, y a su procesador de pagos, y probablemente a los reguladores de todo el mundo.

“Si quisieras crear una red social para adultos en 2022”, explica Mullenweg, “tendrías que ser únicamente una web en iOS y una sideload en Android, aceptar pagos en cripto, contar con un método para convertir el cripto en fiat para las operaciones comerciales sin que te bloqueen, trabajar mucho en la verificación de edad e identidad y en el cumplimiento de la normativa para no ir a la cárcel, proteger toda esa información de identidad para evitar el doxing de tus usuarios y ganar mucho dinero”.

¿Una norma para Tumblr, otra para Twitter?

Una gran pregunta es cómo, si Tumblr no puede hacer que el contenido para adultos funcione, Reddit y Twitter se salen con la suya. La mejor hipótesis de Mullenweg podría ser parafraseada como ¯(ツ)/¯:
Pregúntenle a Apple, porque no lo sé. Mi suposición es que Twitter y Reddit son demasiado grandes como para que Apple los bloquee, así que decidieron poner como ejemplo a Tumblr, que tiene “solo” 102 millones de visitantes mensuales. Tal vez Apple también bloquea en ocasiones a Twitter, pero no puede hablar de ello porque es una empresa pública y eso asustaría a los inversionistas.

En realidad, existen dos historias en este caso. Una es la más amplia de los guardianes. La postura de Apple contra la pornografía no está relacionada con las imágenes de abuso infantil: simplemente no se puede publicar pornografía en App Store. Pero App Store no es únicamente una tienda, también es la única forma de instalar software en el teléfono inteligente más popular del mundo, y las decisiones de la empresa respecto a los negocios que quiere apoyar tienen la capacidad de deformar toda la cultura.

La otra historia es la de la sociedad que observa un espacio antes ingobernable y decide que debería seguir las mismas reglas que el resto del mundo: que incluso el hecho de alojar sin saberlo imágenes de abuso infantil o pornografía no consentida, por ejemplo, debería ser considerado como algo muy, muy malo, y no un simple precio de hacer negocios. Permitir que los usuarios suban pornografía y, al mismo tiempo, supervisar exactamente lo que se sube, es realmente difícil, y es algo con lo que muchas empresas simplemente no quieren lidiar.