Piden a los refugiados ucranianos que no regresen ante la crisis energética que se avecina
Personas procedentes de Kherson, donde las fuerzas rusas se encuentran atrincheradas, llegando a Crimea la semana pasada. Foto: AFP/Getty Images

El gobierno de Ucrania aconseja a los refugiados que viven en el extranjero que no regresen hasta la primavera, en medio de los crecientes temores sobre si la dañada infraestructura de energía del país puede hacer frente a la demanda este invierno.

La crisis energética se produce en un momento en el que las autoridades de Kiev advirtieron que el próximo invierno podría presagiar los combates más intensos de la guerra, en los alrededores de la ciudad de Kherson, en el sur del país, donde las fuerzas rusas se encuentran atrincheradas.

Con un tercio del sector energético del país comprometido por los recientes ataques rusos con misiles y drones, la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, advirtió: “Las redes no darán abasto”.

“Ustedes ven lo que está haciendo Rusia. Tenemos que sobrevivir al invierno”, añadió.

La advertencia fue pronunciada tras un periodo en el que, según sugirieron las encuestas, un mayor número de refugiados ucranianos ha expresado su deseo de regresar a casa.

Vereshchuk señaló que, aunque le gustaría que los ucranianos regresaran en primavera, era importante abstenerse de regresar por el momento porque “la situación solo empeorará. Si es posible, permanezcan en el extranjero por el momento”.

Al no haber indicios de que los combates en el este y el sur del país, donde recientemente Ucrania ha ganado terreno en las zonas ocupadas por Rusia, muchos temen que el próximo invierno podría ser difícil.

Ya se pidió a los ucranianos que fueran moderados en el consumo de electricidad para equilibrar la deteriorada red eléctrica del país.

La perspectiva de amargos combates urbanos por Kherson, la ciudad más grande bajo control ruso, se ha vuelto más inminente a medida que las fuerzas ucranianas se han ido acercando en el marco de su campaña en el sur que ha hecho retroceder a las fuerzas rusas.

Mientras las autoridades instaladas por Rusia animan a los residentes a huir a la orilla oriental del río Dniéper, Oleksiy Arestovych, asesor del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, indicó que no había señales de que las fuerzas rusas se estuvieran preparando para abandonar la ciudad.

“En el caso de Kherson todo está claro. Los rusos se están reponiendo, reforzando su agrupación ahí”, dijo Arestovych en un video en internet a última hora del martes. “Esto significa que nadie se está preparando para retirarse. Al contrario, la más pesada de las batallas se va a librar por Kherson“.

De las cuatro provincias que el presidente ruso, Vladimir Putin, proclamó como anexionadas en septiembre, Kherson es discutiblemente la más importante desde el punto de vista estratégico. Controla la única ruta terrestre que conduce a la península de Crimea, de la que Rusia se apoderó en 2014, y la desembocadura del Dniéper, el vasto río que divide a Ucrania.

Los reveses de Rusia en el campo de batalla han estado acompañados de una retórica cada vez más febril por parte de Moscú, que incluye afirmaciones muy controvertidas de que Ucrania planea utilizar una bomba sucia en su propio territorio y la extraña idea del Consejo de Seguridad de Putin de que Ucrania necesita una “des-satanización”.

El martes, el Kremlin indicó que seguiría argumentando “enérgicamente” ante la comunidad internacional que creía que Ucrania tenía la intención de detonar una “bomba sucia” que contiene contaminantes radiactivos.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas que Moscú deseaba provocar una respuesta activa por parte de la comunidad internacional.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, llamó el martes a sus homólogos de India y China para transmitirles la advertencia de Moscú, después de una serie de llamadas con los ministros de Defensa de la OTAN.

En respuesta a las afirmaciones rusas, el ministro de Defensa de la India, Rajnath Singh, comentó que ningún bando en la guerra debería recurrir a la alternativa nuclear.

“La perspectiva del uso de armas nucleares o radiológicas va en contra de los principios básicos de la humanidad”, dijo Singh a Shoigu, al tiempo que reiteró la necesidad de una pronta resolución del conflicto mediante el diálogo y la diplomacia.

Ucrania y sus aliados occidentales rechazaron la acusación de Rusia y expresaron su preocupación de que Moscú la esté utilizando como pretexto para una nueva escalada de la guerra.

Zelenski señaló que la acusación de Rusia sugería que Moscú podría estar planeando el uso de un arma nuclear táctica y que buscaría culpar a Kiev.

El presidente estadounidense, Joe Biden, comentó que Rusia estaría “cometiendo un error increíblemente grave” si utilizara un arma nuclear táctica.

Piden a los refugiados ucranianos que no regresen ante la crisis energética que se avecina - qatar-2022