Donald Trump insinúa un ‘gran anuncio’ en medio de las especulaciones sobre su candidatura presidencial para 2024
Donald Trump insinúa un 'gran anuncio' en vísperas de las elecciones de medio mandato.

Donald Trump dijo que hará un “gran anuncio” el 15 de noviembre, mientras continúan las especulaciones de que está a punto de anunciar su candidatura presidencial para 2024.

Los confidentes pasaron gran parte del lunes dando a entender que el expresidente de Estados Unidos estaba a punto de anunciar su intención de convertirse en un futuro presidente en un mitin de campaña en Dayton, Ohio.

La multitud que se congregaba en un rincón del aeropuerto local, administrado por una empresa que lleva el nombre de los hermanos Wright, que inventaron el primer avión en su tienda de bicicletas de Dayton, estaba entusiasmada por la posibilidad de estar a punto de ser testigo de la historia y de su hombre en su camino hacia la Casa Blanca.

El anuncio no habría constituido una gran sorpresa para ninguno de ellos, ya que se ha estado trabajando desde hace meses en el proyecto “Trump 2024”. Sin embargo, al final no ocurrió.

Aun así, Trump aumentó la expectativa un poco más con la promesa de que habrá algo grande la próxima semana desde su casa en Florida.

“Para no desviar la atención de las muy importantes, incluso críticas, elecciones de mañana”, dijo a una multitud que esperó durante horas este momento. “Voy a realizar un anuncio muy importante el martes 15 de noviembre en Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida. No queremos que nada nos distraiga de la importancia de mañana”.

Aparentemente, Trump se encontraba en Ohio para realizar campaña a favor del candidato republicano al Senado de Estados Unidos, JD Vance, que según las encuestas tiene dificultades para mantenerse por delante de su rival demócrata, Tim Ryan, en una contienda que podría decidir el control del Senado. Sin embargo, la gran mayoría del discurso de 100 minutos del expresidente fue, como siempre, sobre sí mismo.

Mientras el público escuchaba expectante, Trump divagó entre anécdotas sobre cómo se mojó con las lluvias tropicales en Florida, la vida útil de los limpiaparabrisas y sobre cómo ya no se le permite llamar bellas a las mujeres antes de preguntar a un grupo de ellas si sus “matrimonios están intactos”.

El expresidente también reveló que conocía la diferencia entre socialismo y comunismo, mientras afirmaba que bajo el gobierno de Joe Biden Estados Unidos se saltó el primero y pasó directamente al segundo.

“Este país se ha vuelto loco. Solo existe una opción para acabar con esta locura. Si apoyas el declive de toda América, entonces debes votar absolutamente por las personas locas de la izquierda radical, los demócratas de la izquierda radical. Y si quieres detener la destrucción de nuestro país y salvar el sueño americano, entonces mañana debes votar por los republicanos en una gigantesca ola roja de la que todos hemos estado escuchando”, dijo.

Trump hizo una pausa en su fulminante discurso contra la serie de investigaciones civiles y penales sobre sus actividades, las elecciones supuestamente robadas y los inmigrantes para burlarse de otro de los objetivos favoritos del mitin, los periodistas.

“¡Están esperando a que pase algo!”, exclamó alegremente.

Igual que la multitud.

Durante todo el día los asistentes y aliados de Trump estuvieron rumorando que este quería aprovechar el mitin para anunciar otra candidatura a la presidencia. Surtió el efecto deseado.

“¿Trump se está preparando para el anuncio?”, proclamaba el titular del inicio de las noticias nocturnas de la cadena CBS.

La atención se centró en ello.

Algunos de los estrategas de Trump pensaron que, al anunciarlo en vísperas de las elecciones, podría atribuirse el mérito de proporcionar a los republicanos un impulso en caso de que ganen a lo grande. Pero también le advirtieron que se arriesgaba a ser culpado en caso de que los demócratas obtuvieran mejores resultados de los esperados.

El exalcalde de Nueva York y confidente de Trump, Rudi Giuliani, señaló que sería un error anunciarlo un día antes de las elecciones de medio mandato porque no ayudaría a los candidatos republicanos.

El anuncio no ocurrió, pero fue evidente que Trump estaba sentando las bases para cuando lo haga.

“Dicen que Trump tenía razón en todo. Y yo no quiero presumir, pero yo tenía razón en todo”, dijo.

La multitud se mostró de acuerdo.

El expresidente puso en pantalla cifras de encuestas que mostraban que tiene el 71% de apoyo entre los republicanos, en comparación con solo el 10% del que se considera su más probable contrincante, el gobernador de Florida, Ron DeSantis. Hace apenas unos días, Trump menospreció a DeSantis llamándolo Ron “DeSanctimonious” al tiempo que lo respaldó en su campaña para gobernador.

Eso hizo enojar a algunos republicanos, no obstante, Trump parecería conservar su control sobre el partido, una realidad que se hizo evidente cuando el expresidente invitó a subir al escenario al gobernador de Ohio, Mike DeWine, un republicano mucho más moderado, y la multitud lo abucheó.

Si el esperado anuncio se produce finalmente la próxima semana, Trump sigue siendo el más probable ganador de las elecciones primarias presidenciales republicanas de 2024. Si es que alguien se atreve a postularse contra él.