Cómo dejar Twitter y a dónde ir
Mastodon... el servicio estrella del 'fediverso'. Foto: Davide Bonaldo/SOPA Images/REX/Shutterstock

Ha comenzado otro éxodo de Twitter.

Desde que Elon Musk hizo una oferta para adquirir la red social, algunos usuarios han expresado su preocupación respecto a la dirección que podría tomar la plataforma bajo su propiedad. Un enfoque reducido de la “libertad de expresión” que parecía estar definido específicamente para complacer a sus partidarios estadounidenses de derecha, una predilección por la desinformación y una negativa fundamental a reconocer las preocupaciones de aquellos que tienen más experiencia en la gestión de una red social, todo ello era un mal presagio.

Sin embargo, la caótica primera semana del multimillonario experto ha materializado los temores. Miles de empleados de Twitter fueron despedidos, en un proceso tan mal pensado que se ha pedido a “docenas” que regresen (£) después de que los gerentes se dieran cuenta de que realmente eran cruciales para contribuir al funcionamiento del sitio. Al parecer, Musk ha comenzado a ejercer su poder personal de forma cada vez más interesada, con la desaparición de la verificación de los hechos de uno de sus propios tuits y con usuarios que fueron objeto de bloqueos permanentes por imitarlo en señal de protesta. Los anunciantes han empezado a retirar su gasto, creando la seria posibilidad de una espiral de muerte, ya que un colapso en los ingresos provoca intervenciones cada vez mayores por parte de Musk, lo que lleva a colapsos más profundos en los ingresos.

Y por tanto los usuarios recurren a otros medios. Sin embargo, el menú de opciones es confuso y poco apetecible. A continuación, una guía de lo que se ofrece:

Mastodon

¿Qué es? El servicio estrella del “fediverso”, una red social federada que funciona con protocolos comunes para garantizar la compatibilidad entre miles de servidores distintos, cada uno de ellos ejecutando una “instancia” de la red. Es para Twitter lo que el correo electrónico es para las aplicaciones de mensajería.

¿Por qué debería recurrir a ella? El fediverso es la alternativa más parecida a Twitter que se puede encontrar. Es relativamente grande, ya que cuenta con más de un millón de usuarios activos mensuales, lo que significa que probablemente puedes encontrar tu nicho. Es familiar, con la mayoría de los mismos conceptos básicos de publicación transferidos al por mayor desde Twitter y algunas adiciones, como las advertencias de contenido, que parecen estar bien pensadas. El concepto federado significa que podría ampliarse a gran escala, sin perder nunca su carácter independiente. Y Musk se ha sentido lo suficientemente nervioso como para tomar una foto de su pantalla y llamarla “masterbatedone” (tuit ya eliminado).

¿Por qué podría evitarla? El fediverso es confuso. Puede llevar un tiempo entender el concepto de seguir a los usuarios en diferentes servidores, y simplemente localizar a la gente a través de la red distribuida es difícil. Todo eso antes de llegar a conceptos como el de defederación, en el que un servidor bloquea a todos los usuarios de otro, y los problemas de los moderadores voluntarios que tienen poder absoluto sobre su propio servidor. (Una advertencia: no des por sentado que tus mensajes directos son privados en el fediverso.) Y no queda del todo claro cómo se ampliará el servicio más allá de un determinado tamaño. “Es como el correo electrónico” suena tranquilizador, hasta que recuerdas que tu servicio de correo electrónico está casi seguramente gestionado por una de las cinco empresas masivas por una razón.

Cohost

¿Qué es? El anti-Twitter. Una red social creada para –y por– personas a las que les gusta la oferta básica de Twitter pero que odian explícitamente la plataforma, la industria del software y casi todo lo relacionado con ella, excepto la idea básica de publicar.

¿Por qué podría recurrir a ella? Si el fediverso, y todo el concepto de redes sociales descentralizadas, es demasiado, entonces Cohost ofrece una propuesta más sencilla: ¿qué pasaría si Twitter estuviera dirigido por buenas personas, que simplemente querrían construir un sitio web agradable? Si somos sinceros, la respuesta es: “Algo que parezca una mezcla entre Twitter y Tumblr con una base de usuarios que esté formada casi exclusivamente por desarrolladores de software”.

¿Por qué podría evitarla? La plataforma ya está tropezando con el interés de la gente, imponiendo un periodo de espera de dos días antes de que los nuevos usuarios puedan publicar. Parece poco probable que pueda absorber siquiera una fracción de la base de usuarios de Twitter, lo que significa que podría tener que conformarse con apoyar al nicho que sí logra establecerse ahí, y convertirse en el Ello del éxodo de Twitter de 2022.

Discord

¿Qué es? Un servicio de salas de chat. Creado pensando en los videojuegos, empezó como un medio para que los jugadores coordinaran chats de voz y hablaran sobre los videojuegos que estaban jugando. Ahora se ha ampliado para alentar a cualquier persona a crear salas de chat, o “servidores”, sobre cualquier cosa para cualquier persona. Si usas Slack en el trabajo, lo más sencillo es pensar en Discord como Slack para el resto de tu vida.

¿Por qué podría recurrir a ella? Si Discord es para ti, probablemente ya lo estás usando. Ya estarás en algunos servidores, quizás en uno para los fans de tu videojuego en línea favorito, y en otro donde pasan el rato los miembros del nicho de un pasatiempo que te interesa. En lugar de dejar Twitter por un sustituto similar, simplemente puedes… dejar de publicar en Twitter y pasar más tiempo en Discord.

¿Por qué podría evitarla? Discord no es una red social; se trata más bien de una herramienta para crear nuevas redes sociales. Aunque tienes una identidad estable en diferentes servidores de Discord, casi todo ocurre dentro de esos jardines amurallados. Eso significa que no puedes sencillamente “cambiarte a Discord”: tienes que encontrar de forma activa la comunidad adecuada para ti. Y probablemente nunca encontrarás una que cubra todos tus intereses, así que acostúmbrate a cambiar entre servidores durante un tiempo.

WhatsApp

¿Qué es? Vamos, ya conoces WhatsApp: la aplicación de mensajería más grande del mundo, la filial de Meta de la que todo el mundo habla bien, el lugar en el que te enteraste por primera vez que estaban preparando una lasaña en el Estadio de Wembley.

¿Por qué podría recurrir a ella? Busca en tu interior. ¿Es realmente necesario que las redes sociales sean públicas? Claro, la ventaja es que a veces un simpático desconocido aparece y dice algo interesante, no obstante, la desventaja es que publicas algo que pensabas que era inofensivo y te conviertes en el personaje principal del día. Entonces, ¿por qué no llevar a tus mejores amigos de internet a unos cuantos chats grupales y publicar allí todo lo que quieras?

¿Por qué podría evitarla? Publicar en un chat grupal es genial, pero hacer uno no lo es. Es como invitar a un colega a tu fiesta de cumpleaños por primera vez: ¿Qué pasa si a tus otros amigos no les cae bien? ¿Y si piensan que estás siendo extrañamente directo? E incluso una vez que hayas hecho el chat grupal, puede ser difícil utilizarlo para ampliar la red al exterior. Para ello, las redes sociales públicas son el camino a seguir.

Correo electrónico

¿Qué es? De acuerdo, me estás engañando. Definitivamente conoces el correo electrónico. ¡Esto es un correo electrónico!

¿Por qué podría recurrir a él? Es posible que no lo hayas visto, pero los boletines de noticias por correo electrónico están experimentando un renacimiento. Incluso los grandes medios de comunicación están entrando en el juego. Pero no hace falta sentarse a escribir un ensayo cada semana para tener un boletín: ¿y si simplemente… escribes todos los tuits que ibas a enviar y los envías por correo electrónico a las personas que te siguen? Servicios como Substack, Buttondown y Ghost lo facilitan.

¿Por qué podría evitarlo? Las normas sociales para el correo electrónico son diferentes y, aunque podría ser posible enviar un correo electrónico que simplemente diga: “SI EL ZOOLÓGICO ME VETA POR GRITAR A LOS ANIMALES ME ENFRENTARÉ A DIOS Y CAMINARÉ HACIA EL INFIERNO“, la gente podría cancelar su suscripción. Y aunque presionar el botón de respuesta y chatear con el autor puede ser divertido (¡pruébalo ahora!), no es lo mismo que una conversación en una red social pública.

Twitter

¿Qué es? Twitter.

¿Por qué querría quedarme allí? Los efectos de red son reales. Con 350 millones de usuarios, no habrá un sustituto de Twitter que tenga a todos en él, y probablemente nunca lo habrá. Si la plataforma muere, muere, pero si no quieres acelerar su muerte, no tienes por qué hacerlo.

¿Por qué podría evitarla? Véase la parte superior de la publicación.