Un tesoro de manuscritos puede ofrecer una nueva comprensión de Hegel
Algunas de las obras de GWF Hegel (1770-1831), arriba, solo son conocidas a través de sus cátedras. Foto: Prisma Archivo/Alamy

Un biógrafo que investiga al filósofo alemán Hegel descubrió un enorme tesoro de cátedras no documentadas hasta la fecha que podría cambiar la percepción sobre una de las principales figuras de la filosofía occidental moderna.

Klaus Vieweg encontró más de 4 mil páginas de notas sobre las cátedras de Georg Wilhelm Friedrich Hegel en la biblioteca de la archidiócesis de Múnich y Freising.

“El descubrimiento de estos manuscritos es comparable al hallazgo de una nueva partitura de Beethoven o de una pintura nunca antes vista de Constable”, comentó Vieweg, profesor de la Universidad Friedrich Schiller de Jena en Alemania.

Vieweg dijo que una primera lectura de las notas le proporcionó una nueva comprensión de la manera en que Hegel desarrolló sus influyentes ideas sobre la estética, la filosofía en torno a la belleza y el arte, y la forma en que analizó las obras de Shakespeare para ayudar a desarrollar sus ideas.

Se cree que las transcripciones fueron escritas por Friedrich Wilhelm Carové, uno de los primeros estudiantes de la Universidad de Heidelberg que recibió clases de Hegel durante la época en que el filósofo estuvo ahí, entre 1816 y 1818.

Las ideas y obras de Hegel destacan por su formidable dificultad. El filósofo británico Bertrand Russell lo describió como “el más difícil de entender de los grandes filósofos”. Vieweg espera que el nuevo hallazgo pueda aportar claridad.

Un tesoro de manuscritos puede ofrecer una nueva comprensión de Hegel - image-29-39-1024x1280
Uno de los escritos de un conjunto de 4 mil notas sobre Hegel, encontrado por el profesor Klaus Vieweg. Foto: Marko Fuchs/Copyright Archiv und Bibliothek des Erzbistums München und Freising

Un equipo de expertos internacionales, encabezado por Vieweg y Christian Illies, profesor de filosofía de la Universidad de Bamberg, recopilará ahora los escritos en una edición comentada.

“Grandes secciones de la obra de Hegel solo son conocidas a través de sus cátedras, razón por la cual los estudiosos llevan mucho tiempo intentando encontrar transcripciones”, señaló Illies. “Se encontraron y publicaron varias de ellas en los siglos XIX y XX, pero con el paso de los años el descubrimiento de nuevo material es algo cada vez menos probable”.

El descubrimiento de Vieweg probablemente constituye el mayor hallazgo de este tipo jamás realizado. Fue desenterrado después de que un lector de su reciente biografía sobre Hegel lo remitiera al archivo de Friedrich Windischmann. Windischmann fue un profesor de teología católica en Múnich cuyo padre, Karl Joseph Hieronymous Windischmann, fue filósofo y amigo de Hegel. Una carta entre Hegel y Karl Windischmann muestra que Carové le regaló el conjunto de manuscritos a este último.

Aunque la investigación sobre el material acaba de comenzar, ya se ha producido un hallazgo significativo: las cajas contienen una transcripción de una de las primeras cátedras que Hegel impartió sobre estética.

En la actualidad, todo lo que se sabe del pensamiento de Hegel sobre la estética procede de clases muy posteriores impartidas en Berlín. Estas fueron publicadas después de su muerte por su alumno Heinrich Gustav Hotho, utilizando una combinación de transcripciones de clases y notas del propio Hegel. Dado que no existen otras fuentes con las que se puedan comparar, han surgido dudas sobre hasta qué punto este material estuvo influenciado por Hotho. Por tanto, el descubrimiento de las primeras cátedras podría ayudar a aclarar finalmente la incertidumbre.

“Hegel dio sus primeras clases de estética en Heidelberg. Para la época en que daba clases en Berlín, había reelaborado sus ideas de manera significativa”, señaló Illies. “Esta es la primera vez que se encuentra una transcripción de estas clases originales en Heidelberg”.

Un primer vistazo a las páginas relativas a la estética reveló una serie de detalles interesantes que ilustran los procesos de pensamiento de Hegel. Por ejemplo, sus primeras opiniones sobre la definición del arte están claramente reflejadas.

“El texto muestra a Hegel definiendo el arte como ese bello término medio entre el pensamiento y la realidad. Sugiere que la función propia del arte es la armonía de la abstracción y la realidad”, comentó Vieweg. “Estamos observando la base misma de sus teorías posteriores. En esta etapa es un trabajo en progreso”.

Las ideas de Hegel sobre la diferencia entre arte y religión parecen estar definidas con mayor claridad en las transcripciones y parece discutir una amplia variedad de temas, que abarcan desde el texto de Aristóteles sobre la poética, la Antígona de Sófocles y la comedia de Aristófanes hasta el Hamlet de Shakespeare, Goethe y el drama de Friedrich Schiller Los ladrones. Finalmente, por primera vez, Hegel define los tres paradigmas de la historia del arte filosófico como simbólico, clásico y romántico, y también destaca la importancia del drama de Shakespeare.

También se ha descubierto que el tema de la libertad –el tema por el que Hegel es quizás mejor conocido– también es abordado en la transcripción.

“No solo las primeras páginas tratan este tema central de la libertad, sino que las últimas páginas también lo analizan. La transcripción termina con un énfasis en el yo, en la libertad individual y su representación dentro del arte. Nos muestra que el arte contribuye, sin duda, a una idea que es muy fundamental en nuestras vidas hoy en día, que la educación conduce a la libertad”, dijo Vieweg.

Quizás sea demasiado pronto para decir si en los escritos se esconden ideas completamente nuevas y desconocidas de Hegel, pero el proyecto de investigación espera que se profundice en el conocimiento del filósofo, así como en el de sus alumnos.

“Carové fue un estudiante muy inteligente y cuidadoso que siguió a Hegel durante varios años. Por lo tanto, podemos esperar tesis, observaciones y suposiciones hasta ahora desconocidas a partir de la interpretación de Carové de estas clases, así como una mejor comprensión del desarrollo del pensamiento de Hegel”, señaló Illies. “Y puede que haya más cosas en el futuro. Estamos deseando que nos sorprendan”.