Trump no reveló un préstamo de 19.8 millones de dólares mientras era presidente, muestran unos documentos
El préstamo de Daewoo podría haber representado un conflicto de intereses. Foto: Andrew Harnik/AP

Donald Trump no declaró un préstamo de 19.8 millones de dólares concedido por una empresa con vínculos históricos con Corea del Norte, cuando era presidente de Estados Unidos, según revela un nuevo informe.
Los documentos obtenidos por el fiscal general de Nueva York, y publicados el domingo por la revista Forbes, indican un préstamo no declarado anteriormente que Trump le debía a Daewoo, el conglomerado surcoreano.

Daewoo fue la única empresa surcoreana con autorización para operar en Corea del Norte a mediados de la década de 1990.

Forbes reveló que la relación de Trump con Daewoo tiene como mínimo 25 años. En un momento determinado, Daewoo se asoció con Trump en un proyecto de desarrollo cerca de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, la Trump World Tower.
Trump y Daewoo siguieron haciendo negocios juntos, incluyendo el uso del nombre de Trump en seis propiedades con sede en Corea del Sur entre 1999 y 2007, según informó la revista.

El medio informa que la deuda en cuestión “procede de un acuerdo al que llegó Trump para compartir parte de sus derechos de licencia con Daewoo”.


De acuerdo con los documentos revisados por Forbes, el saldo de 19.8 millones de dólares se mantuvo igual de 2011 a 2016. A los cinco meses del comienzo de la presidencia de Trump, el saldo se redujo a 4.3 millones de dólares, según los documentos que mostraban las finanzas de Trump a fecha de 30 de junio de 2017. Poco después, “Daewoo fue comprada por completo el 5 de julio de 2017”, indicaban los documentos, sin revelar quién saldó la deuda.


Forbes informa que, a pesar de que el préstamo fue reportado en los documentos internos de la Organización Trump, no fue revelado en los informes públicos de revelación de información financiera del expresidente. Según las leyes de revelación de información financiera, Trump estaba obligado a presentar los documentos a los funcionarios federales durante su campaña presidencial y después de convertirse en presidente.


En 2016, el director financiero de Trump, Allen Weisselberg, indicó que Trump había revelado todas las deudas relacionadas con empresas en las que Trump tenía una participación del 100%.
A pesar de la aparente omisión de revelaciones de información financiera, es posible que Trump no haya infringido ninguna ley, aunque la existencia de la deuda podría haber planteado igualmente un conflicto de intereses.


Durante su presidencia, Trump presumió de su relación con el dictador norcoreano Kim Jong-un, diciendo en 2018: “Le caigo bien, me cae bien. Nos llevamos bien” y que “nos enamoramos”.
Los dos líderes se conocieron en persona, no obstante, la relación no llegó a nada.

Mientras tanto, el lunes, los miembros del jurado comenzaron las deliberaciones en el juicio por fraude fiscal de la Organización Trump en Nueva York, en el que la empresa está acusada de operar un plan delictivo que supuestamente implicó fraude y evasión de impuestos.