‘Aceptar la historia’: la jefa de Medio Ambiente de la ONU pide que se actúe de inmediato en el acuerdo de la COP15
La directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Inger Andersen, señaló que 'si se le da media oportunidad, la naturaleza se recuperará'. Foto: Andrej Ivanov/AFP/Getty Images

La jefa de Medio Ambiente de la ONU instó a los ciudadanos, las empresas y los gobiernos a “no detenerse ni por un segundo” en la aplicación del nuevo acuerdo, que se firma una vez cada diez años, para detener la destrucción de la naturaleza, y pidió cambios en los patrones de consumo y las actitudes.

“(Con el nuevo acuerdo) estamos reconociendo que la protección del mundo natural representa una suma de esfuerzos lineales por parte de los gobiernos, las empresas y nosotros, cada uno de nosotros como individuos y consumidores”, señaló Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

“Tenemos que cambiar la relación existente entre las personas y la naturaleza. Y si somos sinceros, el tiempo no está de nuestro lado. Hemos arrinconado a la naturaleza y es hora de aliviar la presión. También sabemos que es algo extraordinario y que la naturaleza es muy indulgente. Si le damos media oportunidad, se recuperará”.

“No nos detengamos ni por un segundo. Aceptemos la historia que hemos hecho en Montreal y pongamos manos a la obra para cumplir el marco”.

Andersen pronunció estos comentarios en la conferencia de prensa de clausura de la COP15 junto al ministro canadiense de Medio Ambiente, Steven Guilbeault; el presidente de la cumbre, Huang Runqiu; y el subdirector de Diversidad Biológica de la ONU, David Cooper, que se mostraron muy animados tras el término de la conferencia.

Huang rindió homenaje a su homólogo canadiense y a los esfuerzos que ambos realizaron trabajando conjuntamente en el acuerdo durante las negociaciones mantenidas en las últimas semanas, a pesar de las tensiones que existen entre ambos países.

“Los primeros días de la COP15, el clima no fue bueno. Estaba nublado. Me pesaba el corazón. Sentía mucha presión sobre qué tipo de acuerdo podríamos alcanzar. Tengo que agradecer a Steven Guilbeault por sus esfuerzos”, comentó Huang, haciendo una pausa para estrechar la mano del canadiense.

“Hay un dicho chino que dice que la nieve trae buena suerte. En la segunda semana nevó. Durante la madrugada de ayer, lo celebramos, aplaudimos y vitoreamos. En la conferencia logramos un éxito histórico. Un futuro compartido para toda la vida sobre la Tierra”, dijo el presidente de la COP15, añadiendo que se aseguraría de que los países aplicaran el acuerdo final mientras China ostente la presidencia durante los próximos dos años.

El día de ayer, Huang estrechó la mano de Ève Bazaiba, ministra de Medio Ambiente de la República Democrática del Congo, en la sesión plenaria –provocando el aplauso de los delegados– después de que se resolviera una disputa sobre la forma en que se precipitó la aprobación del acuerdo.

“Me complace enormemente compartir que hemos logrado un ‘momento Montreal’ en favor de la naturaleza”, señaló Guilbeault.

“Para Canadá, así como para muchas organizaciones ecologistas, solo podíamos soñar con alcanzar el nivel de ambición reflejado en el texto del marco. Incluso hace tan solo una semana, ¿quién habría pensado que tendríamos un compromiso mundial para proteger el 30% de las tierras y los océanos?”.

Casi 200 países firmaron el acuerdo Kunming-Montreal sobre la biodiversidad, que fue elogiado por muchos.
Alok Sharma, presidente de la COP26, escribió en Twitter: “Un resultado histórico en la #COP15: la clave, como siempre, será la implementación de los compromisos adquiridos por los países”.

Tony Juniper, presidente de la organización Natural England, comentó: “El acuerdo alcanzado hoy en Montreal es un auténtico avance, pues brinda a la humanidad una nueva oportunidad en el transcurso de esta década para encauzar el declive histórico de la naturaleza hacia su recuperación”.

No obstante, algunos se mostraron cautelosos respecto al resultado. El profesor Ian Boyd, exasesor científico jefe del Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, señaló: “El acuerdo alcanzado en la COP15 en Montreal relativo a la protección de un tercio del planeta para la naturaleza de aquí a 2030 ha sido bien recibido. Muchos de mis colegas científicos lo consideraron un progreso. Pero… el establecimiento de objetivos elevados no impone su cumplimiento. Nada ha cambiado realmente desde 2010, salvo una mayor urgencia de acción, por lo tanto ¿qué les hace pensar a todos que estos nuevos objetivos van a funcionar esta vez?”, señaló, refiriéndose a las metas de biodiversidad Aichi fijadas en 2010, de las cuales no se ha cumplido ninguna en su totalidad.

El acuerdo final se negoció a lo largo de dos semanas e incluye objetivos de protección del 30% del planeta para la naturaleza para finales de la década, la reforma de 500 mil millones de dólares de subvenciones perjudiciales para el medio ambiente y la restauración del 30% de los ecosistemas terrestres, de aguas continentales, costeros y marinos degradados del planeta.