El desmontaje espontáneo de una pintura en los Países Bajos desata una polémica sobre la cultura de la cancelación
La polémica pintura de Rein Dool. Foto: c/o Leiden University

La decisión improvisada del personal académico de retirar una pintura de los años setenta que representaba a integrantes masculinos de la junta directiva de la Universidad de Leiden fumando puros suscitó un debate en los Países Bajos sobre la cultura de la cancelación.

La obra de arte colgada en la pared de una sala de reuniones de la universidad fue objeto de debate durante años, ya que algunos estudiantes afirmaban que apoyaba tanto el patriarcado como el acto de fumar.
En lo que fue descrito como una “acción irónica”, la pintura fue retirada de la pared y volteada durante una reunión que se llevó a cabo el mes pasado.”¡Hecho!”, tuiteó Koen Caminada, profesor de impuestos y política social.

La decisión, sin embargo, causó un escándalo, y un exministro del gobierno y exprofesor de la Universidad de Leiden, Uri Rosenthal, la describió como una “vergüenza” y un ejemplo de “estupidez” por parte de “supuestos profesores intelectuales”.

Otras personas se sumaron a la polémica, como Rob de Wijk, profesor de relaciones internacionales, que señaló que el desmontaje de la pintura era un intento de “reescribir la historia”, mientras que el propio pintor, Rein Dool, de 90 años, calificó la acción de “estúpida y triste”.

El debate que recorre el mundo entre aquellos que quieren eliminar el arte y la cultura del pasado que puedan resultar ofensivos en la actualidad y aquellos que creen que esto equivaldría a intentar borrar la historia es intenso en los Países Bajos, donde el pasado colonial del país se cierne como un tema de división.

En un principio, una vocera de la Universidad de Leiden sugirió que la pintura “ya no era relevante” y que era una “fuente de irritación para algunos miembros del personal”.

La presidenta de la universidad, Annetje Ottow, comentó posteriormente que era necesario que se produjera un debate y que se había vuelto a colgar la obra en la pared. A principios de este mes se nombró un comité especial para analizar el caso y otros.

“Consideramos la acción como el inicio de un debate sobre el asunto y nuestra universidad es, por supuesto, un lugar excelente para ello”, señaló Ottow. “Tras el revuelo causado en noviembre, quisimos hacer una pausa durante un tiempo, razón por la cual se volvió a colgar la pintura en la pared”.

“Un comité analizará ahora qué se debe hacer a continuación, también en un sentido más amplio y en relación con otras obras de arte y la forma en que están expuestas en la Universidad. Este debate pertenece aquí y nosotros, en la Universidad de Leiden, baluarte de la libertad, podemos mantenerlo como ningún otro. Un debate con frecuencia conduce a nuevos conocimientos y valiosas percepciones”.

El desmontaje espontáneo de una pintura en los Países Bajos desata una polémica sobre la cultura de la cancelación - 3003
La pintura de Dool, colgada de nuevo temporalmente en el edificio de la Academia. Foto: c/o Leiden University

Ottow también elogió la pintura y a los seis hombres retratados. “Son exadministradores muy apreciados de nuestra universidad y la pintura ofrece una imagen única e histórica de la época”, señaló. “Es una obra de arte impresionante y estamos orgullosos de los anteriores administradores que aparecen retratados en la pintura. La acción no cambia eso”.

Ottow comentó que parte de la solución podría consistir en añadir contexto a la imagen, un enfoque utilizado para explicar la presencia de estatuas polémicas en otros lugares del mundo como alternativa a su retirada.

Ottow comentó: “No todos se sienten representados por esta obra emblemática. Además, tal como está colgada actualmente, carece de contexto”.

“La acción espontánea nos hace reflexionar. La inclusión es una de nuestras labores más importantes. Pero en el debate en el que basaremos nuestra decisión como junta directiva, evidentemente incluiremos el valor histórico de la pintura”.

“Otros aspectos a considerar son el respeto a los exadministradores que aparecen en la pintura y al artista que creó la obra. Escucharemos a todas las partes”.

Cuando se le preguntó, Caminada, que tuiteó la imagen original de la pintura siendo retirada, respondió: “Demasiada atención para esto”.

La vocera de la universidad añadió que actualmente se podía encontrar la pintura en “el mismo lugar, la misma pared, la misma sala, el mismo edificio”. Se espera que la comisión vuelva con su primera recomendación en el primer trimestre de 2023.