Trump suplica a Meta que restaure su cuenta de Facebook
Donald Trump en una reunión informativa sobre seguridad en la frontera entre Estados Unidos y México en junio de 2021. Foto: Reuters

Donald Trump pidió a Meta que restableciera su acceso a Facebook, en un momento en el que, al parecer, pretende dar un nuevo impulso a su campaña presidencial para 2024.

El expresidente fue vetado de Facebook hace más de dos años, después de que sus seguidores atacaran el Capitolio estadounidense en un intento fallido de impedir la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

En una carta enviada a Meta, obtenida por la cadena NBC News el miércoles, los asesores de Trump argumentaban que el veto “distorsionaba e inhibía drásticamente el discurso público” y que debería ser anulado.

Meta indicó que “anunciará una decisión en las próximas semanas”. Su veredicto tiene su origen en un plazo autoimpuesto: aunque en principio el veto de Trump era indefinido, la empresa se comprometió posteriormente a revisar sus cuentas en enero de 2023, dos años después de que comenzara la suspensión. Al parecer, la empresa estableció un grupo de trabajo interno, que reúne a altos cargos de toda la organización, para que debatan la decisión final.

Facebook y Twitter vetaron a Trump un día después del ataque del 6 de enero, que ha sido vinculado a nueve muertes, entre ellas suicidios de miembros de los cuerpos policiales.

Trump utilizó su cuenta de Twitter para instar a sus partidarios a reunirse cerca del Capitolio. En un discurso pronunciado antes del ataque, instó a sus partidarios a “luchar como el demonio”. Después utilizó Twitter para criticar a su vicepresidente, Mike Pence, por no detener la certificación mientras se producía el ataque.

Un comité del Congreso recomendó que se presentaran cargos penales contra Trump en relación con el ataque, el mismo destino de cientos de sus seguidores.

Twitter anuló su veto impuesto a Trump después de que Elon Musk comprara la plataforma el año pasado. No obstante, Trump no ha vuelto a tuitear desde entonces y ha preferido permanecer en su propio servicio de redes sociales rival, Truth Social.

La cadena NBC citó a un republicano anónimo que comentó que Trump había estado presumiendo sobre su posible regreso a Twitter y predijo que el expresidente lo haría.

Las cuentas de Trump en Facebook y Twitter tienen 34 millones y casi 88 millones de seguidores respectivamente. En Truth Social, tiene menos de 5 millones de seguidores.

Trump utilizó profusamente Twitter y Facebook cuando se postuló a la presidencia en 2016 y a lo largo de su mandato.
Imputado por el ataque al Capitolio, pero absuelto, Trump anunció su candidatura para las elecciones de 2024 a mediados de noviembre. Con ello pretendía atribuirse el mérito de que los republicanos recuperaran la Cámara de Representantes de Estados Unidos en las elecciones intermedias, aunque su mayoría fue mucho más estrecha de lo esperado y muchos candidatos respaldados por Trump sufrieron importantes derrotas.

El veto de Trump suscitó un intenso debate, en el que los republicanos ridiculizaron la decisión como una gran censura tecnológica, mientras que otros señalaron que era insuficiente y tardía. Los expertos han comentado que hay muchas cosas en juego en su posible regreso, considerando que su retórica extremista y su tendencia a difundir desinformación no han hecho más que intensificarse desde que dejó el cargo.

“El comportamiento y el lenguaje de Trump han empeorado significativamente y se han vuelto más extremos desde que lo suspendieron por primera vez de la plataforma de Facebook”, comentó James Steyer, fundador y director ejecutivo de la organización de seguridad en internet Common Sense Media. “Permitirle regresar ahora sería un grave agravio a nuestra democracia y a las propias normas declaradas públicamente de Meta. El veto debería ser permanente”.