Twitter es demandada por el supuesto impago del alquiler de su sede en Londres
Sede de Twitter en Piccadilly Circus, en el centro de Londres. Su personal se redujo drásticamente después de que Elon Musk adquiriera la empresa. Foto: Anadolu Agency/Getty Images

Twitter fue demandada por el patrimonio de la Corona por supuestamente no haber pagado la renta de su sede en Londres.

El patrimonio de la Corona, que gestiona propiedades pertenecientes al rey Carlos III, presentó una demanda contra Twitter ante el Tribunal Superior de la capital británica la semana pasada. Los supuestos atrasos en el pago de la renta corresponden a un espacio de oficinas ubicado cerca de la plaza Piccadilly Circus, en el centro de Londres, según informó la cadena BBC.

Twitter no respondió de forma inmediata una solicitud de comentarios.

El patrimonio de la Corona, que posee una cartera de propiedades valorada en 15.6 millones de libras, que incluye 241 ubicaciones en el centro de Londres, indicó que la acción judicial estaba relacionada con “atrasos en el pago de alquiler” del espacio de oficinas de la plataforma de redes sociales en la ciudad.

La demanda fue interpuesta pocos meses después de que Elon Musk, copropietario de Tesla y SpaceX, adquiriera Twitter en octubre del año pasado. Musk pagó 44 mil millones de dólares (unos 800 mil millones de pesos) por la plataforma y no tardó en reducir drásticamente la plantilla de la empresa, compuesta por 7 mil empleados, en un 50%.

La adquisición de Musk no ha estado exenta de problemas, entre ellos el caótico relanzamiento del sistema de insignias azules para usuarios verificados, que provocó la aparición de cuentas de imitadores, y la retirada de los anunciantes de la plataforma, por la preocupación de que aumentara el discurso de odio.

Según se informa, la empresa de redes sociales sufrió una caída del 40% en sus ingresos después de que más de 500 clientes suspendieran su gasto, con marcas de alto perfil como Audi y Pfizer que interrumpieron su publicidad.

La BBC informó que el patrimonio de la Corona emprendió acciones legales después de contactar previamente a la empresa de redes sociales en relación con los supuestos atrasos en el pago de la renta de su espacio de oficinas.

John Wallace, abogado y director del despacho de abogados Ridgemont, con sede en Londres, señaló que era probable que la audiencia entre el patrimonio de la Corona y Twitter se llevara a cabo en los próximos seis meses y advirtió que la difícil situación económica del Reino Unido podría dar lugar a un aumento de las demandas por retrasos en el pago de las rentas.

Wallace indicó: “El retroceso de la economía del Reino Unido provocará inevitablemente que los propietarios comerciales tengan que emprender acciones contra los inquilinos que no pagan”.

“Yo prevería un marcado aumento de las demandas por impago de rentas comerciales en el segundo y tercer trimestre de 2023, dada la predicción de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria de que la recesión se prolongará al menos hasta otoño de 2023”.

El patrimonio de la Corona es uno de los mayores terratenientes del Reino Unido, y aunque la cartera pertenece al monarca, no constituye una propiedad privada.

Los ingresos procedentes del patrimonio de la Corona se destinan al Tesoro para el gasto público y, a cambio, el monarca recibe la subvención soberana.