La jornada electoral inicia en

Fox News se prepara para más turbulencias ante el avance de una segunda demanda por difamación
Aunque la demanda de Dominion contra Fox ha acaparado la mayor atención, la demanda de Smartmatic podría ser más peligrosa para el canal de noticias. Foto: Timothy A Clary/AFP/Getty Images

Mientras Fox Corporation de Rupert Murdoch lucha por contener el escándalo derivado de la demanda interpuesta por la empresa Dominion, que ha envuelto a sus principales ejecutivos y estrellas, se está gestando entre bastidores otra crisis que tiene el potencial de causar nuevas turbulencias en el imperio mediático.

La demanda que Smartmatic interpuso contra Fox News ha atraído solo una pequeña parte de la atención suscitada por la acción legal emprendida por Dominion Voting Systems. No obstante, ambas empresas demandan a Fox por difamación en relación con su cobertura sobre la mentira de las elecciones robadas de Donald Trump, y ambas representan una seria amenaza para las finanzas y la reputación de Fox.

De hecho, en teoría, la demanda de Smartmatic parece ser la más peligrosa. Pide una indemnización de 2.7 millones de dólares, en comparación con los 1.6 millones de Dominion.

Hasta el momento, han fracasado los intentos de los abogados de Fox de desestimar la demanda de Smartmatic. La semana pasada, el Tribunal Supremo del estado de Nueva York, ubicado en Manhattan, autorizó que el caso prosiguiera contra Fox News, la presentadora de Fox Business Maria Bartiromo, el expresentador de programas de negocios Lou Dobbs y el exabogado de Trump, Rudy Giuliani.

Smartmatic, una empresa global de tecnología de votación electronica con sede en Londres, presentó su demanda por difamación en febrero de 2021. “La Tierra es redonda”, señalaba la llamativa frase inicial de la demanda. “Dos más dos es igual a cuatro. Joe Biden y Kamala Harris ganaron las elecciones de 2020…

La demanda continúa argumentando que, contrariamente a estos hechos indiscutibles, Fox News emitió una serie de mentiras flagrantes para apoyar la teoría conspirativa de las elecciones robadas de Trump. “Los demandados no querían que Biden ganara las elecciones. Querían que el presidente Trump ganara la reelección … También vieron la oportunidad de sacar provecho de la popularidad del presidente Trump mediante la invención de una historia”.

Para sustentar esa historia, según afirma la demanda, Fox necesitaba un villano. Ese villano fue Smartmatic.

Smartmatic alega que los presentadores e invitados de Fox News emitieron más de 100 afirmaciones falsas. Se dijo falsamente que Smartmatic estuvo involucrada en los recuentos de votos de las elecciones de 2020 en seis estados disputados; en realidad, solo estuvo presente en el recuento de votos del condado de Los Ángeles.

Fox difundió que Smartmatic compartió su tecnología con Dominion, cuando en realidad ninguna de las dos empresas mantenía comunicación alguna y se consideraban rivales. Smartmatic fue cómplice de gobiernos extranjeros en un complot encaminado a manipular el voto a favor de Biden, dijo Giuliani en el programa de Bartiromo, una afirmación que la empresa refuta por ser falsa y difamatoria.

Fox también describió a Smartmatic como una empresa fundada en Venezuela a petición de dictadores corruptos. En realidad, fue fundada por Antonio Mugica y Roger Piñate en 2000 en la ciudad de Boca Ratón, Florida, a raíz del fiasco del “chad colgante” (una perforación en la boleta electoral), con el objetivo de utilizar la tecnología para restaurar la fe de la población en los resultados electorales.

Desde entonces, la empresa ha crecido en todo el mundo. La empresa afirma que perdió clientes como consecuencia de lo que denomina como “campaña de desinformación” de Fox.

Fox News refuta la estimación multimillonaria de las pérdidas de Smartmatic y la califica como enormemente exagerada.

Un vocero de la cadena comentó a The Guardian: “La libertad de prensa es fundamental para nuestra democracia y debe ser protegida, además de que las reclamaciones por daños y perjuicios son escandalosas, carecen de fundamento y no están basadas en un análisis financiero sólido, por lo que no constituyen más que un intento flagrante de disuadir a nuestros periodistas de hacer su trabajo. No hay nada más digno de interés periodístico que cubrir las acusaciones que hacen el presidente de los Estados Unidos y de sus abogados“.

Smartmatic tiene un listón muy alto que superar si desea ganar la demanda por difamación en el juicio. Las leyes del estado de Nueva York tienen un enfoque riguroso respecto a la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que preserva la libertad de prensa.

En virtud de ella, los demandantes tienen que ser capaces de convencer a un jurado de que el medio de comunicación no solo difundió información falsa, sino que lo hizo con “malicia real”. Eso significa que, o bien el medio de comunicación sabía que estaba difundiendo una mentira y siguió haciéndolo de igual manera, o bien mostró un desprecio negligente por la verdad.

Nueva York es bastante protectora con los derechos de los medios de comunicación“, señaló Roy Gutterman, profesor de derecho de los medios de comunicación en la Universidad de Siracusa, que fue consultor al principio de la demanda de Smartmatic asesorando a una entidad que no era parte del caso. “Todos los años leo muchos casos de Nueva York, y es difícil tener éxito en este estado”.

A pesar de este difícil reto, hasta ahora el viento sopla a favor de Smartmatic. David Cohen, el juez del Tribunal Supremo de Nueva York que preside el litigio, indicó que la empresa tiene argumentos suficientemente sólidos como para ir a juicio.

En el fallo de la semana pasada, Cohen consideró que “como mínimo, Fox News ignoró una letanía de afirmaciones escandalosas” sobre Smartmatic. “Los demandantes alegaron hechos suficientes para permitir que un jurado dedujera que Fox News actuó con malicia real”.

Síguenos en

Google News
Flipboard