Fox y sus amigos se enfrentan a demandas multimillonarias en EU por denuncias de afirmaciones de fraude electoral
Manifestantes afuera de la sede de Fox News en Nueva York. Los medios de comunicación y los expertos legales creen que Fox podría tener problemas en el caso Dominion. Foto: Sarah Yenesel/EPA

En los meses posteriores a las elecciones presidenciales de 2020, los noticieros televisivos de la derecha en Estados Unidos fueron una locura, una batalla aparentemente anárquica en la que las teorías conspirativas sobre las máquinas de votación, las maletas llenas de boletas electorales y los líderes venezolanos muertos eran repetidas a los televidentes las 24 horas del día.

Parecía que había pocas consecuencias por vender las ideas más extravagantes durante el horario de máxima audiencia.

Pero ahora, por desgracia para Fox News, One America News Network (OAN) y Newsmax, resulta que este nuevo y valiente mundo no estaba exento de jurisdicción legal, ya que las tres cadenas de televisión ahora se enfrentan a demandas multimillonarias como consecuencia de sus acusaciones carentes de fundamento.

En junio, Dominion Voting Systems, empresa que proporcionó máquinas de votación a 28 estados, recibió autorización para demandar a Fox Corp, la empresa matriz de Fox News, en un caso que podría poner a Rupert Murdoch y a su hijo, Lachlan, en el centro de atención.

En la demanda de mil 600 millones de dólares, Dominion acusa a Fox Corp, y en concreto a los Murdoch, de permitir que Fox News difundiera afirmaciones falsas de que la empresa de máquinas de votación manipuló las elecciones a favor de Joe Biden.

Fox Corp intentó que la demanda fuera desestimada, sin embargo, un juez del estado de Delaware indicó que Dominion había presentado pruebas suficientes para que procediera la demanda. Dominion ya ha demandado a Fox News, así como a OAN y Newsmax.

“Estas alegaciones respaldan una deducción razonable de que Rupert y Lachlan Murdoch sabían que Dominion no manipuló las elecciones o, al menos, imprudentemente hicieron caso omiso de la verdad cuando presuntamente hicieron que Fox News propagara sus afirmaciones relativas a Dominion“, señaló el juez Eric Davis.

La decisión de Davis no es una garantía de que Fox sea declarada responsable. No obstante, el juez dejó en claro que no se trata de un intento frívolo por parte de Dominion, y los expertos en medios de comunicación y jurídicos creen que Fox podría estar en verdaderos problemas.

“Dominion cuenta con un caso muy sólido contra Fox News, y contra OAN en este sentido”, señaló Ciara Torres-Spelliscy, profesora que enseña derecho constitucional en la Universidad de Stetson y colaboradora del Brennan Center for Justice, un instituto de derecho y política no partidista.

“La razón por la que Dominion está presentando una demanda es porque Fox y otros medios informativos de derecha repitieron maliciosas mentiras de que las máquinas de votación de Dominion le robaron a Trump las elecciones de 2020 en beneficio de Biden. No obstante, todas esas teorías conspirativas sobre las máquinas de Dominion no eran más que puras tonterías, y Fox, como una organización informativa, debería haberlo sabido y no haberle dado un megáfono a este aspecto de la gran mentira”.

“Lo que resulta particularmente malo para Fox es (que) Dominion les pidió que dejaran de hacerlo y corrigieran el registro en tiempo real, y Fox continuó difundiendo tergiversaciones sobre la empresa de máquinas de votación”.

De hecho, en su sentencia, Davis destacó que “otros periódicos que están bajo el control de Rupert Murdoch, incluidos el Wall Street Journal y el New York Post, condenaron las afirmaciones del presidente Trump y lo instaron a reconocer su derrota”.

En un comunicado, un vocero de la cadena Fox News indicó: “Limitar la capacidad de la prensa para informar con libertad sobre el proceso electoral estadounidense supone un marcado contraste con las libertades sobre las que se fundó esta nación, y confiamos en que prevaleceremos en este caso, dado que la primera enmienda es la base de nuestra democracia y es preciso proteger la libertad de prensa”.

Un posible precedente del caso Dominion vs. Fox se podría encontrar en un reciente caso relacionado con Sarah Palin, quien demandó al periódico New York Times. Palin alegó que el periódico dañó maliciosamente su reputación al vincular erróneamente la retórica de su campaña con un tiroteo masivo.

En febrero, un jurado le dio la razón al Times, por considerar que un empleado del periódico no actuó con “malicia real” contra una figura pública ni con “desprecio temerario” hacia la verdad, los criterios necesarios para demostrar la existencia de difamación.

Sin embargo, la victoria del Times no le debería dar demasiadas esperanzas a la cadena Fox, comentó Torres-Spelliscy.

“En el caso de Palin, el New York Times rápidamente corrigió el error sobre Palin que fue agregado mientras el artículo era editado”, explicó Torres-Spelliscy.

“En cambio, Fox News mantuvo su mala conducta y contó en repetidas ocasiones mitos sobre las máquinas de votación de Dominion. Probablemente esta es la razón por la que los jueces de varios de estos casos de difamación de Dominion no los han desestimado”.

Dominion no es la única empresa que busca una indemnización por daños y perjuicios de Fox y sus contemporáneos.

Smartmatic, una empresa de software electoral que suministró el software de votación precisamente a un condado para las elecciones de 2020, pero que se vio envuelta en las acusaciones de que fue fundada “con el propósito específico de manipular las elecciones” por los socios de Hugo Chávez, el expresidente de Venezuela que murió en 2013, demandó a Fox Corp, Fox News y sus socios por 2 mil 700 millones de dólares.

No obstante, Fox News es el canal de noticias por cable más visto y posiblemente el más influyente que existe en Estados Unidos, y probablemente esta cadena sea demasiado grande como para quebrar.
Sin embargo, ese no es el caso de las cadenas de derecha más pequeñas, OAN y Newsmax, que también son objeto de demandas por parte de Dominion y Smartmatic. En junio, un juez de Delaware rechazó la moción de Newsmax para que se desestimara el caso de Dominion, aunque no determinó si Newsmax era inocente o culpable.

“Creo que OAN se verá perjudicada por los gastos del litigio. Olvídense de cualquier juicio”, señaló Angelo Carusone, presidente y director ejecutivo de Media Matters for America, organización que supervisa los medios de comunicación de la derecha.

No te pierdas:

Carusone indicó que OAN ya lucha por sobrevivir, después de que la empresa de cable DirecTV –que según se informa era responsable del 90% de los ingresos de OAN– la abandonara en abril.

“Ya hemos comenzado a ver que están reduciendo la programación, que han despedido a personal y que han reducido el número de programas. Así que es bastante evidente que no tienen los recursos suficientes para soportar un litigio prolongado”.

Newsmax, que sigue siendo transmitido por DirecTV, cuenta con “relativamente poco efectivo” en comparación con OAN, comentó Carusone, lo suficiente como para sobrevivir a un juicio, si no para pagar los miles de millones de dólares que Dominion y Smartmatic buscan.

Fox y sus amigos se enfrentan a demandas multimillonarias en EU por denuncias de afirmaciones de fraude electoral - FOX-FRAUDE-elecciones-eu-1280x768
El espacio de Newsmax en la convención de la NRA en Houston en mayo. Foto: Patrick T Fallon/AFP/Getty Images

En un comunicado, Newsmax señaló que había “informado sobre las acusaciones hechas por el presidente Trump y sus suplentes y en ningún momento informamos que estas acusaciones fueran ciertas. También informamos sobre las críticas realizadas contra las afirmaciones de Trump”.

Añadió: “La demanda de Dominion constituye un ataque a la libertad de prensa y pone en peligro a todos los medios de comunicación si prevalece”.

OAN no respondió la solicitud de comentarios.

En lo que respecta a la cadena Fox, lo más significativo podría consistir en si los Murdoch son sometidos a un proceso de descubrimiento de pruebas –en el que tanto ellos como la cadena Fox se podrían ver obligados a entregar documentos que potencialmente incluyan datos de comunicación– como parte del proceso legal, indicó Carusone.

Los mensajes de texto obtenidos por el Comité del 6 de enero ya han revelado que hubo comunicación entre los presentadores de Fox News y los funcionarios de la Casa Blanca en lo que respecta a la insurrección, y parece poco probable que esto sea el único tema que se discutió.

“Creo que una vez que comienzas a extraer el material de descubrimiento, lo que vas a encontrar es que hubo una gran comunicación entre las personas de Trump, tanto interna como externamente, sobre la promoción de mentiras y narrativas muy específicas”, dijo Carusone.

Aunque Fox se encuentra en una situación financiera más cómoda que OAN y NewsMax, no es invulnerable. Fox News debe renegociar sus contratos con los proveedores de cable a finales de este año, y Carusone señaló que las compañías de cable podrían utilizar la demanda para bajar sus precios.

Es probable que los casos de Dominion y Smartmatic se prolonguen durante algún tiempo, y queda por saber la reacción que tendrán Fox News, OAN y NewsMax.

En cuanto a las afirmaciones conspirativas de los canales de noticias sobre el fraude electoral, al menos eso es algo que ya se resolvió.

Los tribunales, el Departamento de Justicia, los funcionarios electorales han investigado y desestimado las acusaciones, al igual que la Agencia de Seguridad Cibernética e Infraestructura del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

“Las elecciones del 3 de noviembre fueron las más seguras de la historia de Estados Unidos”, indicó la agencia en un comunicado emitido en 2020.

“Aunque sabemos que existen muchas afirmaciones carentes de fundamento y oportunidades para la desinformación sobre el proceso de nuestras elecciones, les podemos asegurar que confiamos plenamente en la seguridad e integridad de nuestras elecciones, del mismo modo que ustedes deberían hacerlo”.

William Barr, el fiscal general de Trump, lo expresó en términos bastante menos sofisticados.
Las afirmaciones de interferencia electoral, dijo Barr al Comité del 6 de enero, eran “mentiras”.