Pobreza extrema mundial podría ser erradicada en 2050, informe
Lavando ropa en Malawi. El informe predice que, para el año 2050, el porcentaje de personas que vivan con menos de 2.15 dólares al día en África disminuirán del 29% al 7%. Foto: Fredrik Lerneryd/AFP/Getty Images

El fin de la pobreza extrema se podría alcanzar por fin en 2050, impulsado por el crecimiento económico en los países de bajos ingresos, según indica una nueva predicción económica.

Aunque la pandemia de Covid-19 comenzó a revertir los avances logrados en la erradicación de la pobreza extrema, y a pesar de que surgirán nuevos retos, es posible que los daños tengan un impacto muy limitado en la trayectoria general del crecimiento económico, según indica un informe del Centro para el Desarrollo Global (CGD).

“Sabemos que el mundo tendrá un aspecto muy diferente en 2050, y el cambio climático es una enorme preocupación para el futuro”, señaló Charles Kenny, investigador principal del CGD y uno de los autores del informe. “Pero no podemos dejar que eclipse el hecho de que el crecimiento económico continuo no debería dejar a casi nadie en la pobreza más desesperada que fue el destino de la inmensa mayoría de la humanidad durante la mayor parte de la historia, aunque sea décadas después de que se pudiera haber erradicado”.

Kenny señaló que es probable que persista la desigualdad y que seguirá existiendo la pobreza, pero que el mayor crecimiento debería significar que la mayoría de las personas tengan un empleo y unos ingresos estables, en lugar de depender del trabajo informal precario o de la agricultura de subsistencia. Añadió que, para el año 2050, ningún país estará clasificado como de bajos ingresos, concepto que actualmente se define como aquel cuyo INB per cápita es igual o inferior a mil 85 dólares (unos 20 mil pesos).

Kenny, autor del libro Getting Better: Why Global Development is Succeeding, señaló que él y Zack Gehan, que trabajó con él en el informe, utilizaron datos históricos sobre ingresos, cambios demográficos, educación y temperatura para pronosticar la futura estructura de la economía mundial.

Según las predicciones, la pobreza extrema –es decir, vivir con menos de 2.15 dólares (unos 40 pesos) al día– caería por debajo del 2% a nivel mundial antes del año 2050, desde aproximadamente el 8% registrado en 2022. En África, donde se registra el porcentaje más alto, disminuiría del 29% al 7%.

Más de dos tercios de la población mundial podrían vivir con más de 10 dólares (unos 180 pesos) al día antes del año 2050, en comparación con el 42% actual.

Los autores predijeron un crecimiento mucho más lento en los países de altos ingresos durante las dos próximas décadas, con un aumento del PIB per cápita de solo aproximadamente el 20% a partir de 2019, mientras que se duplicaría en los países de bajos y medianos ingresos.

Rathin Roy, director ejecutivo del centro de estudios sobre asuntos mundiales ODI, anteriormente Instituto de Desarrollo de Ultramar, comentó que las predicciones de Kenny eran posibles “si todos hacen lo correcto”.

“Algo que se ha visto durante los últimos 100 años ha sido que las personas no han hecho lo correcto”, señaló. “Durante la mayor parte de mi vida adulta disminuyó la pobreza mundial, hasta que hace tres años comenzó a aumentar debido a diversos factores, entre los que destacan de forma importante la pandemia de Covid-19, pero también otras cosas. Y está resultando muy difícil conseguir que vuelva a disminuir”.

Roy comentó que era importante que los países atendieran a los menos afortunados. El hecho de que la pobreza todavía persista en países como el Reino Unido y Estados Unidos demuestra que se necesitará algo más que crecimiento económico.

“No basta con alcanzar altos niveles de ingresos. Si lo fuera, los niños no asistirían hambrientos a la escuela. Las personas no estarían sufriendo por la falta de atención médica y la pérdida de empleos. Y no existiría el tipo de indigencia y de personas sin hogar y el tipo de bancos de alimentos que se ven en un país que tiene unos ingresos per cápita de 44 mil dólares (unos 750 mil pesos”, comentó.

Pobreza extrema mundial podría ser erradicada en 2050, informe - 5472-3
Mineros artesanales de oro en Senegal. El mayor crecimiento para el año 2050 debería significar que la mayoría de las personas tengan un empleo estable en lugar de depender de medios de subsistencia precarios. Foto Andy Hall/The Observer

Kenny comentó que la predicción del futuro de las economías mundiales era útil porque ayuda a pensar en cómo podrían ser en el futuro cuestiones como la pobreza o el gasto militar y a adaptar los debates políticos en torno a ellas.

Expresó su preocupación por el hecho de que sus predicciones muestren un escaso crecimiento en los países ricos –el envejecimiento de la población puede llevarlos a adoptar políticas aislacionistas y autoritarias en respuesta a las recesiones–, pero en general expresó que se sentía optimista.

“Si nos fijamos en cuáles son las tendencias demográficas, todo parece bastante positivo para los países de bajos y medianos ingresos en conjunto. Por ello, me siento más optimista con respecto a ellos, con la advertencia de que parte de esto depende de qué hagan los países ricos y la advertencia de que existan simples aspectos desconocidos”, señaló.

Síguenos en

Google News
Flipboard