La jornada electoral inicia en

Las personas con problemas de sueño corren un mayor riesgo de sufrir una apoplejía, sugiere un estudio
El equipo de investigadores indicó que sus hallazgos sugerían que la mejora de la calidad del sueño mediante terapias podría ayudar a reducir el riesgo. Foto: PhotoAlto/Frederic Cirou/Getty Images

Científicos de Estados Unidos descubrieron que las personas que reportan tener uno o más síntomas de insomnio tienen un 16% más de riesgo de sufrir esta grave enfermedad en comparación con las que no presentan síntomas.

Los investigadores indicaron que la relación era mayor entre los participantes menores de 50 años, ya que las personas que presentaban entre cinco y ocho síntomas tenían un riesgo casi cuatro veces mayor de sufrir una apoplejía.

El equipo señaló que sus hallazgos, publicados en la revista Neurology, sugerían que la mejora de la calidad del sueño mediante terapias podría ayudar a reducir este riesgo.

El autor del estudio, el Dr. Wendemi Sawadogo, de la Virginia Commonwealth University en Richmond y miembro de la Academia Estadounidense de Neurología, comentó: “Existen muchas terapias que pueden ayudar a las personas a mejorar la calidad de su sueño, por lo que la identificación de los problemas de sueño que conducen a un mayor riesgo de apoplejía puede permitir la administración de tratamientos más tempranos o terapias conductuales para las personas que tienen problemas para dormir y, posiblemente, reducir su riesgo de sufrir una apoplejía más adelante en la vida”.

En la investigación participaron más de 31 mil personas, con una edad promedio de 61 años, que no tenían antecedentes de apoplejía al inicio del estudio y que fueron objeto de un seguimiento durante un promedio de nueve años.

A los participantes se les preguntó con qué frecuencia les resultaba difícil conciliar el sueño, si se despertaban durante la noche con regularidad, si tenían problemas por despertarse demasiado pronto y no poder volver a dormirse, y con qué frecuencia se sentían descansados en las mañanas.

Las puntuaciones variaban entre cero y ocho, donde una puntuación más alta significaba síntomas más graves.

Los investigadores indicaron que ajustaron los factores que podían afectar al riesgo de padecer una apoplejía, como el consumo de alcohol, el tabaquismo y el nivel de actividad física.

En el transcurso de casi una década, se registraron 2 mil 101 casos de apoplejía: mil 300 casos que presentaron entre uno y cuatro síntomas, 436 casos que presentaron entre cinco y ocho síntomas y 365 casos que no presentaron ningún síntoma.

Las personas que presentaron entre cinco y ocho síntomas de insomnio tenían un riesgo un 51% mayor de sufrir una apoplejía, señalaron los investigadores.

Los participantes menores de 50 años que experimentaban entre cinco y ocho síntomas tenían casi cuatro veces más riesgo de sufrir una apoplejía en comparación con las personas que no presentaban síntomas, añadieron.

Por su parte, se descubrió que las personas de 50 años o más que presentaban el mismo número de síntomas tenían un riesgo de sufrir una apoplejía un 38% mayor en comparación con las que no presentaban síntomas.

Esta relación era incluso mayor en las personas que padecían diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón y depresión, indicó el equipo.

Sawadogo comentó: “Esta diferencia de riesgo entre estos dos grupos de edad puede deberse a la mayor incidencia de apoplejía a una edad más avanzada”.

“La lista de factores de riesgo de apoplejía, como la hipertensión y la diabetes, puede aumentar con la edad, lo que convierte a los síntomas de insomnio en uno de los muchos factores posibles”.

“Esta sorprendente diferencia sugiere que el tratamiento de los síntomas de insomnio a una edad más temprana puede ser una estrategia eficaz para la prevención de la apoplejía”.

“Las investigaciones futuras deberían explorar la reducción del riesgo de sufrir una apoplejía mediante el tratamiento de los problemas del sueño”.

Síguenos en

Google News
Flipboard