La jornada electoral inicia en

Aviones, con origen o destino a Europa, afectados por presunta interferencia rusa
easyJet y Ryanair figuran entre las compañías aéreas que han notificado incidentes de interferencias del GPS, según un informe. Foto: Neil Hall/EPA

Los aviones con origen o destino en Gran Bretaña se cuentan entre los miles que se han visto afectados por la presunta interferencia rusas en los sistemas GPS.

Más de 2 mil 300 vuelos de Ryanair han notificado incidentes de interferencias en el GPS desde el pasado agosto, según un informe, así como casi mil 400 de Wizz Air, 82 de British Airways y cuatro de easyJet.

Alrededor de 46 mil aviones en total han registrado problemas con el GPS sobre el mar Báltico en el mismo periodo de tiempo, informó The Sun, basándose en el análisis de los registros de vuelo con el sitio web GPSJAM.org. La mayoría de los problemas de GPS notificados en el sitio web se han producido en Europa oriental, fronteriza con Rusia.

El GPS por satélite forma parte del sistema de navegación de los aviones, y las interferencias pueden suponer un riesgo para la seguridad.

No te pierdas: OMS: preocupante el riesgo de que la gripe aviar se propague a los humanos

El gobierno británico confirmó en marzo que un avión de la RAF en el que viajaba el Secretario de Defensa, Grant Shapps, vio interferida su señal GPS cuando volaba cerca del enclave báltico ruso de Kaliningrado, mientras regresaba al Reino Unido desde Polonia.

Aunque Downing Street afirmó que la medida no ponía en peligro la seguridad del avión, una fuente de Defensa la calificó de “salvajemente irresponsable”.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) celebraron una cumbre en enero para debatir la interferencia de GPS y el “spoofing”, o envío de señales falsas, y la EASA informó de un fuerte aumento del número de ataques.

Mientras que la EASA declaró que contrarrestar la amenaza era una prioridad, la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido restó importancia al riesgo y afirmó que las interferencias solían asociarse a actividades militares, pero no significaban que los aviones comerciales fueran blanco directo de los ataques.

Glenn Bradley, responsable de operaciones de vuelo de la CAA, declaró: “La aviación es una de las formas más seguras de transporte aéreo y existen varios protocolos de seguridad para proteger los sistemas de navegación de los aviones comerciales”.

“La interferencia del GPS no afecta directamente a la navegación de un avión y, aunque se trata de un problema conocido, no significa que se haya interferido deliberadamente”.

Un portavoz de Ryanair dijo: “En los últimos años se ha producido un aumento de las interferencias intermitentes del GPS que ha afectado a todas las aerolíneas. Los aviones de Ryanair disponen de múltiples sistemas para identificar la ubicación de la aeronave, incluido el GPS. Si alguno de los sistemas de localización, como el GPS, no funciona, la tripulación, como parte de los procedimientos operativos estándar, cambia a uno de los sistemas alternativos”.

Un portavoz de easyJet declaró que había “múltiples sistemas de navegación a bordo de los aviones comerciales, así como procedimientos que mitigan los problemas con el GPS que pueden producirse por diversas razones”.

Se solicitó la opinión de BA.

Traducción: Ligia M. Oliver

No te pierdas: Lo que sabemos hasta ahora del ataque de Israel contra Irán

Síguenos en

Google News
Flipboard