La jornada electoral inicia en

Crean vacuna con potencial para proteger contra futuros coronavirus
La nueva vacuna marca un cambio de estrategia hacia la “vacunología proactiva”. Foto: Anton Vaganov/Reuters

Investigadores afirman que la inyección experimental es un paso hacia el objetivo de crear la vacuna antes de que inicie otra pandemia por coronavirus.

Los científicos han creado una vacuna que tiene el potencial de proteger contra una amplia gama de coronavirus, incluidas variedades de las que aún no se tiene constancia.

La vacuna experimental contra el coronavirus, que se ha probado en ratones, marca un cambio de estrategia hacia la “vacunología proactiva”, en la que las vacunas se diseñan y preparan para su fabricación antes de que surja un virus potencialmente pandémico.

La vacuna contra el coronavirus se fabrica uniendo proteínas inocuas de distintos coronavirus a minúsculas nanopartículas que se inyectan para preparar las defensas del organismo para combatir los virus en caso de que lleguen a invadirlo.

Dado que entrena al sistema inmunitario para que se dirija a proteínas que comparten muchos tipos diferentes de coronavirus, la protección que induce es extremadamente amplia, lo que la hace eficaz contra virus conocidos y desconocidos de la misma familia.

“Hemos demostrado que una vacuna relativamente sencilla puede proporcionar una respuesta generalizada frente a una serie de virus diferentes”, afirma Rory Hills, investigador de la Universidad de Cambridge y primer autor del informe. “Nos hace avanzar un paso más hacia nuestro objetivo de crear vacunas antes incluso de que se inicie una pandemia”.

No te pierdas: Zhang Yongzhen, el primer científico que publicó la secuencia del Covid-19, protesta por desalojo de su laboratorio

Las pruebas realizadas en ratones demostraron que la vacuna contra el coronavirus inducía una amplia respuesta inmunitaria contra los coronavirus, incluido el Sars-Cov-1, el patógeno causante del brote de Sars de 2003, a pesar de que no se añadieron proteínas de ese virus a las nanopartículas de la vacuna. Los detalles del trabajo, una colaboración entre las universidades de Cambridge y Oxford y el Instituto Tecnológico de California, se publican en Nature Nanotechnology.

Según Hills, la vacuna universal puede fabricarse en instalaciones de fermentación microbiana ya existentes, y añade que los investigadores están trabajando con socios de la industria para ampliar el proceso. Las nanopartículas y las proteínas víricas pueden fabricarse en distintos momentos y lugares y mezclarse para producir la vacuna.

Los reguladores médicos no disponen de procedimientos para la vacunología proactiva (como los experimentos de vacuna contra el coronavirus) y los investigadores afirman que habría que trabajar en ellos con los organismos pertinentes. Si la vacuna resultara segura y eficaz en humanos, una opción sería utilizarla como refuerzo de la vacuna Covid, con la ventaja añadida de que protegería contra otros coronavirus.

Lo más probable es que los países almacenen reservas de la vacuna contra el coronavirus, y de otras diseñadas para otros patógenos, una vez fabricadas y aprobadas. “En caso de que un coronavirus u otro patógeno se cruce, se podrían tener reservas de vacunas preexistentes y un plan claro para aumentar rápidamente la producción si fuera necesario”, explica Hills.

Por su parte, el profesor Mark Howarth, autor principal del estudio, afirmó: “Los científicos hicieron un gran trabajo al producir rápidamente una vacuna contra el coronavirus extremadamente eficaz durante la última pandemia, pero aun así el mundo sufrió una crisis masiva con un enorme número de muertes. Tenemos que averiguar cómo podemos hacerlo aún mejor en el futuro, y un poderoso componente de ello es empezar a fabricar las vacunas con antelación”.

Traducción: Ligia M. Oliver

No te pierdas: La UE dispuesta a iniciar guerra comercial contra China por importaciones baratas

Síguenos en

Google News
Flipboard