Gallery Weekend. Espacios jóvenes dan nuevas propuestas de la mano de expertos
Can Can Projects es uno de los participantes en el Gallery Weekend 2021. Foto: Instagram

Nuevas galerías surgen en la CDMX dando nuevas propuestas y apuestas en el arte contemporáneo. No lo hacen a la deriva, sino con las voces de la experiencia de creadores y conocedores del mercado y que es algo de lo que se verá en Gallery Weekend 2021.

Luego de casi 11 años de trabajar en otras galerías Proyectos Monclova, LABOR y José García, para Mauricio Cadena llegó el momento de crear su propio espacio. El impulso fue el cierre de Parque Galería a inicios de 2020, por lo que en medio de la pandemia surgió Llano.

Este espacio, en el complejo La Laguna, ubicada en la colonia Doctores, a una cuadra de avenida Cuauhtémoc, surge como un espacio para entablar una conversación sobre lo que crean jóvenes creadores a través de investigaciones de largo aliento.

Como una analogía al campo, en el que la tierra se podía quemar y quitar cosas para poder volver a sembrar, es como surge la esta galería que va trazando su línea, misma que lleva creciendo aproximadamente en su primer año, el cual se cumple el próximo 2 de noviembre.

“En mi caso era de ‘ok me toca’ y porque había una fuerza por los artistas con los que trabajo. Siempre es un riesgo, pero también una apuesta y pensaba que podíamos lograrlo. Hubo mucho apoyo y aliades como coleccionistas y artistas”, comentó el galerista en entrevista para La-Lista.

Para el conocedor del mercado del arte, formar parte del Gallery Weekend 2021 es algo interesante para que nuevas personas conozcan el proyecto de Llano, pues al final del día eso es lo más interesante para que más gente pueda conocer más espacios.

Algo similar ocurre con Gabino Azuela, quien considera que este fin de semana dedicado al arte contemporáneo es importante para que el circuito de espacios conozca a Can Can Projects, plataforma hermana de Can Can Press, sello editorial enfocado a la publicación de arte contemporáneo y emergente.

“A principios de este año iniciamos justo con la idea de explorar un poco hacia el espacio de galería y este empieza como a incubarse con una exposición en otro espacio y se prestó para explorar la curación de arte, por lo que fue hasta junio cuando tuvimos un espacio físico”, recordó el también artista.

En tenor parecido se encuentra Galería Silicon, un espacio joven que es dirigido por Romeo Gómez, Olga Rodríguez y Laos Salazar, quienes a través de su proyecto tienen una evolución constante que se nutre de sus experiencias y los giros que se van dando con sus exposiciones.

Rodríguez recuerda que todo surgió cuando Romeo los reunió a los tres y vieron que tienen un mismo sentido del gusto y del humor, por lo que lanzaron este espacio que hoy es reconocido por sus apuestas de artistas jóvenes, sobre todo de la comunidad queer.

“Es algo que no esperábamos. Al principio no llegamos con la bandera de hacer un espacio LGBT o queer, pero siempre hubo una intención porque las exposiciones individuales fueran de mujeres, que haya más chicas exponiendo; se hizo trans y eventualmente se fue cosiendo este proyecto más relacionado con lo queer”, recordó Salazar a La-Lista a propósito del Gallery Weekend.

Y es que para Olga Rodríguez era importante tener esta visión de género debido a la falta de representación que tienen las mujeres dentro del arte, siendo así una de las misiones de la galería ubicada en la Escandón dar más espacios a las creadores.

“Si estás viendo que un poquito porcentaje de las exposiciones y ventas son de mujeres, si no haces por lo menos la mitad de ellas, eres parte del problema. Al inicio fue eso, no ser parte de esos (que no dan espacios a las mujeres) y tener una programación más enfocada en lo que el circuito no estaba viendo”, comentó.

Otro punto en que coinciden estos espacios jóvenes es que dan espacio a creadores que van iniciando sus carreras, pero que cuentan con talento y dan unas propuestas interesantes.

Para Can Can Projects, el trabajo con artistas emergentes es clave para poder tender puentes de comunicación con otros creadores así como espacios con la intención de que todos crezcan entre sí al mismo tiempo.

“Nuestra visión es enfocarnos en artistas emergentes y apoyarnos para crecer como un proyecto de gente joven”, comentó.

Gabino Azuela añadió que lo que buscan es generar una especie de cruce entre la galería tradicional y un espacio de consumo a través de proyectos que aborden la cultura pop desde la perspectiva emergente para ofrecer nuevas propuestas a los coleccionistas.

Es de esa manera como hasta el momento trabajan de la mano con artistas como Diego Gamaliel, Viktor y Fabiana Martínez Peláez, teniendo en puerta una nueva exposición.

En el caso de Salón Silicón, Laos comentó que hay muchos artistes jóvenes que van empezando y que encuentran en esta galería el primer lugar de exposición, pero también hay quienes cuentan con más experiencia como Kristin Reger, que es la muestra con que inaugurarán su participación en Gallery Weekend.

“Lo padre de Silicón es que Romeo, Olga y yo tenemos una sensibilidad un poco parecida, entonces tenemos cosas que nos llaman la atención como temáticas. Siempre estamos hablando de que esto no nos parece, cómo vemos algo, tenemos una visión un poco parecida, tenemos preocupación alrededor de lo queer, leemos muchos teóricos; estamos muy empapados por esa parte de leer”, ahondó.

No te pierdas: Arte sin censura

En este mismo tenor, Mauricio Cadena consideró que por primera vez en mucho tiempo es que se está volteando a ver a las nuevas generaciones desde museos, galerías y por ende el mercado.

“Creo que se verá más el año que viene, con que espacios jóvenes estaremos en (la feria de arte) Material y que así se logrará un estado de solidez por parte de un mercado joven. Estaremos representando artistas de una misma generación”, comentó.

El director de galería Llano además consideró que un elemento importante en toda esta transición e interés surge a partir de las inquietudes de los coleccionistas, quienes se están arriesgando a comprar arte de una generación mucho más joven, algo que en su opinión no ocurría desde los grandes grupos expositivos en Kurimanzutto.

“El hecho de habernos puesto en una pausa, nos dio la oportunidad de que el coleccionista también quiere ver la obra y de qué está hecha”, añadió.

Galerías jóvenes en medio de la pandemia

Fueron cerca de 10 meses los que Salón Silicón tuvo su cortinilla cerrada, aunque al reabrir luego de todo ese tiempo, hubo toda una posibilidad de reconectar con los públicos.

Momentos de reflexión es lo que coinciden los galeristas lo que dejó la pandemia, pero también para buscar nuevas formas y experiencias.

En el caso de la galería dirigida por Olga Rodríguez, Laos Salazar y Romeo Gómez López, comentaron que estuvieron al borde del cierre definitivo, pero a través de una invitación fue que tuvieron un respiro y poder continuar ofreciendo su propuesta curatorial.

“No podíamos abrir el espacio y con la pandemia estábamos pensando de que esto llegue hasta donde llegue. Entonces Kurimanzutto nos invitó a Siembra y eso nos activó bastante el año”, comentó Olga Rodríguez.

Posteriormente en diciembre, cuando las condiciones de la pandemia lo permitieron, pudieron colocarle las puertas a la galería para que funcionara más como un escaparate. Esos 10 meses de cierre fueron de preocupación, pero la oportunidad que tuvieron fue una esperanza en medio de la rara y cambiante situación por la pandemia.

Para Can Can Projects la situación fue diferente ya que fue el ambiente en el que crecieron, reanudando sus actividades igual a mediados de año, cuando la emergencia sanitaria lo permitió.

Al respecto consideraron que comprender la nueva normalidad es un juego raro por la forma como está funcionando el mercado, a la vez que experimentan con un espacio físico. No obstante, a pesar de los pronósticos fatalistas, Gabino Azuela comentó que ha sido todo lo contrario. “Hemos tenido buena aceptación y el espacio ahí está, funcionando bastante bien. Estamos contentos porque es muy distinto a lo que esperábamos antes de iniciar este proyecto”.

“Creo que es una cuestión de hacer y aventarte. Al final hay dos caminos, siendo una empezar a generar trayectoria de otras maneras y una vez aventarte a abrir una galería. Creo que lo hicimos de la forma contraria, pues como artistas siempre hemos autogestionado nuestro trabajo y con el tema editorial empezamos a hacer el ejercicio de trabajar con creadores y hacer trabajos editoriales. Ya es buen momento de abordar estos proyectos con la obra original y entrar al mercado del arte a vender las piezas”, comentó.

Mauricio Cadena vio nacer a Llano en medio de la emergencia sanitaria, pero lo que él destacó es que por primera vez en mucho tiempo pudimos conectar uno a uno, de detenerte y contar con nuevas experiencias para reconectarse.

“Tampoco es sorpresa que hayamos sobrevivido porque actualmente se da algo interesante porque se está volteando a las jóvenes generaciones”, aseguró.

Y a pesar del riesgo que representaba abrir su galería, aseguró que lo esencial fue creer en su programa y lo que tenía en mente, así como las y los artistas, pues son sus voces las que tienen algo que decir y que se tienen que escuchar.

“La CDMX sigue siendo muy humilde con los creativos para tener espacios como este. Creo que todo es un ecosistema creativo en el que justo todos ponemos esta semilla. Creo en estos proyectos en que todos se apoyen, tanto mercado, instituciones, proyectos y los artistas. Poco a poco estamos en cambio para que nazcan proyectos y siempre sea fresco”.