Una ofrenda mexica de sobrevivientes de la Conquista es descubierta en Garibaldi
Cerca de Plaza Garibaldi se encontró una ofrenda mexica depositada tras la Conquista; había una olla con restos óseos y 13 sahumadores. Foto: Cortesía del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En un predio ubicado en Eje Central, junto a la Plaza Garibaldi, un equipo de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrió una ofrenda hecha entre los años 1521 y 1610 d.C.

Los especialistas informaron a través de un comunicado que en dicha ofrenda había una olla con restos óseos y 13 sahumadores polícromos de casi un metro de longitud, usados para quemar la resina.

La coordinadora de salvamento arqueológico Mara Abigail Becerra Amezcua fue quien estuvo a cargo de este trabajo de rescate que se hicieron a poco más de cuatro metros de profundidad, en un área que estaba recubierta con varias capas de adobes.

Una ofrenda mexica de sobrevivientes de la Conquista es descubierta en Garibaldi - ofrenda_mexica_conquista_mexico_garibaldi_2
En el precio encontraron evidencias materiales como omichichahuaztlis, flautas y ocarinas. Foto: Cortesía INAH

En el predio, Mara Becerra y Ximena Andrea Castro Rivera investigaron las capas del sitio hasta llegar a los arranques de muros de esa primera casa que perteneció a Tezcatzonco, un barrio menor de Cuepopan-Tlaquechiuhca, una de las cuatro parcialidades que integraban Tenochtitlan.

La excavación reveló que el espacio de aquella vivienda estuvo conformado por un patio interior, una estancia y un corredor que conecta a cinco habitaciones que aún mantienen parte de sus estucos originales en pisos y en muros (de grosores que van de los 30 a los 50 cm).

Sus cuartos, uno de los cuales fue cocina, como se dedujo por el registro de un tlecuilli o fogón, alcanzaron medidas de 4m x 3m, pero sus dimensiones totales se desconocen porque continúan bajo los predios aledaños.

Una ofrenda mexica de sobrevivientes de la Conquista es descubierta en Garibaldi - ofrenda_mexica_conquista_mexico_garibaldi_3
El predio revisado cerca de Plaza Garibaldi perteneció a un barrio menor de Cuepopan-Tlaquechiuhca, una de las cuatro parcialidades que integraban Tenochtitlan. Foto: Cortesía INAH.

Y aunque su intención principal fueron las actividades domésticas, evidencias materiales como omichichahuaztlis (instrumentos musicales de hueso trabajado), flautas y ocarinas, señalan que ahí tuvieron lugar varios rituales en sus dos etapas: el posclásico tardío y el de la ocupación española.

Los especialistas señalaron que el descubrimiento de la ofrenda confirmaba el carácter sagrado de Cuepopan-Tlaqueciuhca, frontera con Tlatelolco, y eso quedó demostrado con la disposición, cantidad y calidad de sus materiales: 13 sahumadores, una copa pulquera de base trípode, cinco cajetes, un plato y una olla de cuerpo globular sobre la que colocaron cuatro vasijas a modo de tapa.

Al interior de la olla de cuerpo globular se detectaron restos óseos cremados que de momento se cree pertenecieron a un infante, aunque para comprobarse esta idea deberá realizarse una microexcavación.

Una ofrenda mexica de sobrevivientes de la Conquista es descubierta en Garibaldi - ofrenda_mexica_conquista_mexico_garibaldi_1
Al interior de una olla de cuerpo globular se detectaron óseos cremados; creen pertenecen a un infante. Foto: Cortesía INAH

“El conjunto de 13 sahumadores expresa un simbolismo particular, ya que fueron dispuestos en dos niveles y en dos orientaciones distintas: unos en sentido este-oeste, y otros en dirección norte-sur, como una evocación de las 20 trecenas que conformaban el tonalpohualli, el calendario ritual mexica de 260 días; asimismo, cabe mencionar que el número 13 aludía a los niveles del cielo”, comentó Mara Becerra Amezcua.

El equipo de investigación comenzó su trabajo desde septiembre y a lo largo de tres meses realizaron las excavaciones arqueológicas en la parte media del terreno.