Familias de víctimas y colectivos feministas toman sede de la CNDH
Toma de la CDNH, en medio de gases. Foto: Alexa Herrera/La-Lista

En medio de lanzamientos de gas, familiares de víctimas y colectivos feministas tomaron la parte baja de sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ubicada en la alcaldía de Tlalpan de la Ciudad de México.

Los manifestantes acusan que no se han cumplido las recomendaciones que ha emitido la CNDH, que no se les ha dado seguimiento y están mal integradas, entre otras irregularidades, por lo que exigen que sea la propia titular del organismo Rosario Ibarra Piedra, quien exigen se presente a entablar diálogo y a escuchar su pliego petitorio.

“Nosotras estamos aquí porque estamos siendo violentadas de nuestros derechos por la propia CNDH (…) porque no han dado vista, de verdad, a nuestras quejas, a nuestras recomendaciones, nosotras fuimos reprimidas, estábamos en paz”, dijo Carmen Zamora, de la Colectiva Feminista Ehécatl.

Las familias arribaron alrededor de las 15 horas de este miércoles al edificio ubicado en la carretera Picacho-Ajusco, donde realizaron la protesta.

“Justicia para las víctimas de la CNDH” y “renuncia Rosario Piedra”, se puede leer en pintas realizadas en las paredes de las instalaciones.

“No están atacando, no es justo, la marcha fue pacífica, en ningún momento se hizo daño y los policías nos atacaron de manera bestial”, reclamó unas de las manifestantes luego de que se les aventara gas al interior de una de las oficinas.

Hasta la noche, solo familiares de víctimas se mantenían al interior del edificio tras la retirada de las integrantes del bloque negro para evitar el uso de la fuerza para un desalojo.

La toma de esta sede se da a solo unos días de que se cumpliera un año de la representación de la CNDH en el Centro Histórico, también como exigencia a que se dé celeridad a los casos de víctimas.

Las tomas y protestas feministas han derivado en investigaciones en contra de las manifestantes ante las autoridades capitalinas, según han denunciado en diversas ocasiones, a la par que han servido para dar celeridad y visibilizar sus casos, como es el caso de Karla.

Con información de Alexa Herrera