La Cumbre de Líderes de América del Norte valida la política migratoria impuesta por EU
Fotografía: La-Lista/ Samantha

La visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, a México vuelve a traer a la mesa de debate la urgencia de atender la crisis migratoria que atraviesa la región, especialmente, desde el impacto de la pandemia de Covid-19.

Previo a la Cumbre de líderes de América del Norte, el gobierno estadounidense anunció una serie de nuevas políticas migratorias, las cuales incrementan el número de visas que otorgarán a ciudadanos cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos que intenten migrar por vías legales, pero también acelerará las deportaciones bajo el Título 42 de aquellos que no cumplan con los requisitos.

Para la directora de la organización enfocada en migración Continente Móvil, Lorena Mena Iturralde, la reunión trilateral ha servido para “dar el último visto bueno” a las medidas que aprobó el gobierno estadounidense el jueves pasado.

La medida consiste, principalmente, en tener la posibilidad de obtener una visa si se cuenta con un patrocinador con residencia legal en Estados Unidos.

Los primeros ciudadanos en los que se puso en marcha fue con los originarios Venezuela desde octubre de 2022 y ahora deben hacer su solicitud a través de internet.

Es posible que esto contribuya a disminuir los encuentros de ciudadanos de estos países con autoridades migratorias en la frontera entre México y Estados Unidos, pero no deja de preocupar a numerosas organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

La especialista en temas migratorios adviertió0 que esta política no disminuyó considerablemente los encuentros de ciudadanos venezolanos con las autoridades estadounidenses en la frontera entre México y Estados Unidos.

“No se ha eliminado por completo la situación, las personas venezolanas siguen llegando a la frontera norte, quizás en menor número, pero no se ha detenido”, explicó a La-Lista Mena Iturralde en una entrevista telefónica.

La Cumbre de Líderes de América del Norte valida la política migratoria impuesta por EU - gobierno-estados-unidos-deportacion-migrantes-mexico
Migrantes venezolanos intentan cruzar el Río Bravo. Fotografía: EFE/ Luis Torres.

La directora de Continente Móvil consideró que esta misma situación se pueda repetir con estas nuevas nacionalidades que están siendo incluidas en esta norma, ya que la gran mayoría no tiene un conocido con residencia legal en estados Unidos

Van a continuar llegando más flujos de migrantes por la misma situación de que no todos podrán aplicar a esta medida (…). A final de cuentas, analizan (las personas migrantes) que no tienen la posibilidad de tener un patrocinador, ni de tener todos los requisitos, por lo que se arriesgan por la otra vía”, apuntó.

Los encuentros entre la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos con migrantes que intenta cruzar la frontera han incrementado exponencialmente en los últimos cinco años.

De acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) durante el último año fiscal -de octubre de 2021 a septiembre de 2022- se registraron dos millones 766 mil 582 encuentros en la frontera, un incremento del 41% con respecto a los que hubo en el año fiscal de 2021, pero cuatro veces más que lo registrado en 2017 cuando fue tan solo medio millón de personas.

Este incremento también puede explicarse a partir de la entrada en vigor del Título 42 en marzo de 2020, cuando apenas iniciaba la pandemia y el confinamiento, y permite a las autoridades migratorias estadounidenses expulsar a cualquier migrante que “represente un peligro para la salud” del país norteamericano.

En ese sentido, al menos en el 45% de los encuentros de autoridades migratorias con personas migrantes en la frontera registrados en el año fiscal 2022 terminaron en expulsiones bajo el Título 42.

Preocupa el rol de México quienes sean rechazados

Otro de los puntos que incluyen los cambios en la política migratoria de Estados Unidos, es que México deberá aceptar cada mes a un máximo de 30 mil migrantes que sean rechazados por el gobierno del país vecino.

Lo que no se ha especificado, explicó la especialista, es cuál será la función de México al recibir a estos migrantes, ni qué tipo de atención se les dará en nuestro país.

“No se sabe a ciencia cierta cuál será la función de México allí, o sea, ¿a cambio de esto qué es lo que México va a recibir en términos de apoyo? y ¿qué va a ocurrir con esas personas?”, cuestionó Lorena Mena.

“También hay que tomarlo en esta asimetría de poder que existe. En la mesa de negociación, México frente a Estados Unidos y Canadá no tiene mucho que pelear y termina de aceptar este tipo de acuerdos sin ningún tipo de garantías”, agregó.

La Cumbre de Líderes de América del Norte valida la política migratoria impuesta por EU - cumbre-lideres-norteamerica-reunion-trilateral-amlo-mexico-eu-canada
10 de enero de 2023. Cumbre de líderes de América del Norte. Los tres jefes de Estado dieron un mensaje en Palacio Nacional. Foto: Gobierno federal.

Sin justicia para migrantes

Los últimos 15 años han estado marcados por varias tragedias que han cobrado la vida de cientos de migrantes que buscan desesperadamente llegar a Estados Unidos, país que históricamente ha puesto numerosas trabas para impedir el paso de estos.

La muerte de 53 migrantes que se encontraban hacinados en un tráiler en San Antonio, Texas, en junio pasado fue un recordatorio de la crudeza que significa migrar para mexicanos, centroamericanos y sudamericanos.

La impunidad es lo que prevalece en este tipo de casos en el que decenas de migrantes pierden la vida mientras intentan cruzar la frontera, ya que ninguno de los países involucrados (México y Estados Unidos) se responsabilizó del hecho por sus políticas migratorias.

“El tema de acceso a justicia para las personas migrantes no se suele aplicar, primero porque las propias personas migrantes no se asumen como sujetos de derechos”, dijo la experta. “Incluso, a pesar de todas las violencias que sufren y durante todo el trayecto migratorio, pasando de distintas fronteras, llegan a interiorizarse de que no son sujetos de derechos”, añadió.

Lorena Mena explicó que esta situación se debe, principalmente, a que las personas migrantes piensan que, al estar en movilidad bajo cierta ilegalidad, no les da derecho a exigir justicia.

“También es un tema de mucha desinformación, la información que consumen muchos migrantes lamentablemente proceden de los traficantes de personas”, mencionó.

“Los traficantes generan expectativas del trayecto migratorio y de que los van a ayudar a cruzar, que en algunos casos sí logran que las personas migrantes cruces y estas a su vez transmiten a otros que sí es posible hacerlo por esta vía irregular”, profundizó.

En la última década hemos tenido casos como el tráiler que se volcó en Chiapas provocando la muerte de 57 migrantes en diciembre de 2021; la masacre de San Fernando, Tamaulipas, en 2010, cuando egrupos de la delincuencia organizada asesinaron a 72 migrantes que intentaban llegar a Estados Unidos.

La Cumbre de Líderes de América del Norte valida la política migratoria impuesta por EU - accidente.en-chiapas-hoy-migrantes-ok
Los migrantes viajaban en un tráiler que se volcó. Foto: EFE

La constante en muchos actos de violencia en contra de los migrantes es la impunidad, al no haber seguimiento en las acciones de justicia, lo que lleva a a revictimizar a las personas migrantes que optan por las rutas de mayor riesgo para cruzar fronteras.

“Es una cadena de desinformación y de prácticas que hacen que las personas migrantes sigan optando por las vías irregulares y que, en el caso de sufrir una violación de derechos humanos, ellos piensen que no tienen derecho al acceso de justicia y que se respete su integridad”, apuntó Mena.

La especialista en migración explicó que este tipo de situaciones pueden seguir ocurriendo mientras los gobiernos involucrados no ataquen las causas que motivan la migración y no se transparente las acciones que se toman en contra de las personas que ofrecen este tipo de traslados irregulares.

El pasado año fiscal (de octubre de 2021 a septiembre de 2022) murieron 853 migrantes en su intento por cruzar la frontera, la cifra más alta de la que se tenga registro desde 1998 que se contabiliza, según datos de la CBP.

La cifra anterior es incluso mayor a la registrada en los años fiscales 2021 y 2020 juntos (804). La principal causa de muerte de personas migrantes es ahogamiento, particularmente en el Río Bravo.