La Lista de ganadores y perdedores de la pandemia
Foto: Canva

Toda crisis tiene dos caras: una en la que no hay dinero, se pierden empleos y se cierran negocios; y la otra, en la que hay una bonanza repentina, las cuentas van viento en popa y las expectativas lucen por su positividad. Unos ven y viven el lado A, mientras que los otros disfrutan el lado. Y la situación actual generada por la pandemia es así.

Hay industrias, sectores y negocios “ganadores” y “perdedores”. Si bien la economía global sufriría un golpe de -4.4% en 2020, según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), algunos irán contracorriente mostrando cifras incluso mejor a las esperadas antes de que apareciera la pandemia; y habrá otras “contagiadas” del virus y que hoy se enfrentan a situaciones de vida o muerte.

Ganadores

Tecnología

Netflix: Tan sólo en el primer trimestre de 2020, ya con el confinamiento en marcha en algunos países) tuvo un crecimiento de 16 millones de usuarios que pagan por su contenido, “el mayor aumento en un trimestre desde sus 13 años de historia”, como señaló la propia plataforma de streaming en su reporte financiero; y sus beneficios en este periodo ascendieron a 709 millones de dólares, duplicando los conseguidos en el mismo período del año previo. A pesar de que su impulso perdió fuerza conforme se relajó la cuarentena y aumentaron los competidores, en el segundo trimestre del año pasado, cuando el Covid mantenía a millones en sus casas, sumó 10 millones más de abonados, así como 2.2 millones más en los tres meses que le siguieron. En sólo nueve meses consiguió los 28 millones que había logrado en todo 2019.

Amazon: La estadounidense fundada por Jeff Bezos emergió como una de las grandes ganadoras de esta crisis, y en unos de los puntos altos del confinamiento, hacia mediados de abril se difundió que sus ventas en promedioeran de 11,000 dólares por segundo a través de su plataforma web.

Las cifras en su reporte del primer trimestre del año marcaban ingresos por 75,450 millones de dólares, lo que signidicó un crecimiento interanual del 26%. Y para el tercer trimestre su ganancia neta ascendía a 6,331 mdd, un alza de 196% respecto a 2019.

Te puede interesar: Menos ventas y más e-commerce: las subastas de arte en tiempos de pandemia

Zoom: La paltaforma de servicios de videocomunicación fue una de las grandes ganadoras de la crisis casi de manera inmediata, pues con la cuarentena y el home office como el nuevo esquema de cajón, tuvo ingresos en el primer trimestre por 328 millones de dólares, nada más que 169% más que un año antes; además de que registró 265,400 clientes, un 354% más respecto del año pasado.

Para el tercer trimestre sus ingresos se elevaron a cerca de 794 mdd, lo que representó un crecimiento del 367% frente a lo informado en el mismo trimestre de 2019. No obstante, llamó la atención que sus márgenes ya comienzan a reducirse.

Videojuegos: De acuerdo con la edición mexicana del Media and Entertainment Outlook 2020-2024 , elaborado por PwC, la coyuntura dio fuerza a los videojuegos y los eSports, pues la expectativa en cuanto a los ingresos para este año es de 881 millones de dólares y de 988 mdd, respectivamente, un 12% más de lo obtenido en 2019. El reporte también estima que los videojuegos crecerán 26% al cierre de 2020 y eSports un 12%.

Farmacéuticas

Los laboratorios que lideran la creacion de la vacuna contra el Covid-19 ha visto crecer con fuerza su valor, como es el caso de CanSino y Sinovac Biotech, así como Pfizer, AstraZeneca y Moderna, entre otras. En los primeros nueve meses del año pasado, el valor de capitalización bursátil de 20 farmacéuticas creció 194,360 millones de dólares.

Por ejemplo, hacia finales de septiembre, el valor de los títulos de Moderna habían ganado 243.35% en la bolsa de Nueva York, mientras que las de BioNTech y Jonhson & Jonhson, también en Wall Street, subieron 88.40 y 103%, respectivamente; y AstraZeneca registraba un alza de 19.18% en la bolsa de Londres.

Lee también: Cines en México: de la bonanza a la mayor crisis en su historia

Perdedores

Entretenimiento

Cine: Durante 2019 el cine tuvo su mejor año con una taquilla de 18,186 millones de pesos, la de mayor registro en la hsitoria reciente; sin embargo, del 1 de enero al 13 de diciembre sólo logró recaudar 3,584 mdp, alrededor de 80% menos, de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine). La pandemia resultó en 275 millones de boletos no vendidos, que en taquilla equivalen a 15,049 mdp.

Eventos: Representantes de asociaciones de la industria de organización de eventos calcularon que la paralización de los salones de fiestas y jardines en el Valle de México provocó pérdidas de ingresos cercanas a 1,500 millones de pesos, desapareciendo cerca del 30% de los trabajos que generan.

Turismo

El Barómetro de la Organización Mundial del Turismo (UNWTO) apunta que la crisis por la pandemia podría causar un desplome del sector entre el 60% y el 80% en 2020, respecto al año previo; y en el caso de México, el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) pronostica que la caída será de alrededor de 45%, llevando a la industria a su peor crisis en la historia. Hay confianza en que habrá una recuperación, pero más de 50% de los empresarios del sector prevén que ésta no sucederá sino hasta 2023, de acuerdo con un estudio que realizó esa institución.

Las pérdidas tan solo en los meses de marzo a mayo rondarían los 500,000 millones de pesos para sectores de esta industria como hoteles, restaurantes, agencias de viajes, entre otros. Por ejemplo, en la hotelería, de los 23,000 hoteles ubicados en todas las categorías, 92% detuvieron sus operaciones y el resto se mantiene con ocupaciones de hasta 10%, según las primeras cifras de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) para medir el impacto de la pandemia.

Interjet y Aeroméxico: El freno a la movilidad y al turismo derivado del Covid provocó una crisis inédita en las aerolíneas comerciales, que según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), esquivale a pérdidas de ingresos en el primer trimestre por 252,000 millones de dólares, una caída del 44% respecto del año pasado. En abril, por ejemplo, los vuelos cayeron un 80% a nivel global.

En el caso de México, la aviación comercial acumula una caída de casi 54%, así como una pérdida de 50.9% en pasajeros nacionales y de 59.4% en internacionales, según un reporte de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) con datos hasta septiembre. Y las situaciones de Interjet y Aeroméxico son reflejo de ello, al ser las dos con el peor tropiezo: 69.1%, y 57.8%, respectivamente.

Aeroméxico reportó pérdidas acumuladas al tercer trimestre por 32,812 millones de pesos, y sus ingresos fueron de 4,670 millones de pesos frente a los 18,347 mdp un año antes, apenas una cuarta parte de los reportados en julioo-septiembre de 2019.

Lee: Negocios familiares, en la mira de la 4T

Airbnb: La inercia de la empresa auguraba pronósticos positivos para la plataforma, con grandes proyectos, convirtiéndose en la nueva envidia en Sillicon Valley… pero la llegada de la pandemia la ha puesto en la lona. El primer y segundo trimestre de 2020 casi la dejan en la ruina, y en el tercer periodo logró mantenerse gracias a las reservas.

Mientras que en los primeros nueves meses de 2019 sus ingresos fueron de 3,696 mdd, para 2020 en el mismo plazo estos fueron de 2,518 millones (casi lo mismo que logró en todo 2017); aunque el dato que refleja su situación es el de las pérdidas netas, que registraron casi 697,000 dólares, más de 20,000 dólares que en todo el año previo; y aún no se contabilizan las correspondientes al último trimestre.

Automotriz

Esta industria en general se vio afectada por una marcada caída de las ventas y el paro de actividades en pleno período de confinamiento, y como explica un informe de la consultora KPMG, más del 80% de la cadena de suministros del sector está conectada a China, y que la provincia Hubei, epicentro de la pandemia, es una de las cuatro bases principales de producción automotriz del país.

La industria automotriz en México es una de las más dinámicas, que aporta cerca del 4% al PIB nacional y poco más del 20% al PIB manufacturero, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); pero también fue una de las más afectadas por la pandemia, al grado de casi parar por completo sus ventas.

Los primeros golpes se mostraron en marzo, mes en el que inicio el confinamiento de gran parte de la población, y que implicó un cierre parcial de plantas ensambladoras y productoras de partes, que retomaron actividades, casi en su totalidad, a principios de junio. Para el tercer mes del año, se manufacturaron 261,805 vehículos, esto es 85,586 vehículos menos que en marzo de 2019 lo que representó una caída de 24.6%.

Sin embargo fue en abril y mayo cuando la producción tuvo la caída más importante; en esos dos meses apenas se ensamblaron 25,841 vehículos, lo que representó caídas de 64.5% y 59% respectivamente, con relación a los mismos meses del año anterior; mientras que las ventas en esos meses decrecieron 98.8 y 93.7%, de acuerdo con datos de la AMIA. Y si bien junio y julio mostraron una mejora, los datos en su mayoría siguen en terreno negativo.