¿Qué bancos participan en el Black Friday 2021 en México?
Foto: Karolina Grabowska/ Pexels

La época de descuentos por el Black Friday llega a partir de este 25 de noviembre. Distintas tiendas como Amazon y Mercado Libre ya ofrecen descuentos en artículos selecciones y compras a meses sin intereses ¿pero qué bancos participan? A continuación, hacemos un recuento.

Santander participa con meses sin intereses en tiendas seleccionadas como Mercado Libre en la que los pagos de los productos adquiridos pueden irse hasta 36 meses sin intereses.

Hasta el momento HSBC no ha promocionado algún beneficio específico al Black Friday, en cambio tiene la campaña Happy Weekend en la que incluye compras a meses sin intereses en marcas como ATT, Bestday y Chedraui, así como bonificaciones entre el 15% y 20% y meses sin intereses en compras en Amazon y mediante Paypal

BBVA y Citibanamex tienen meses sin intereses en Amazon, hasta 15 meses el primero y hasta 24 meses el segundo. No obstante, ninguno de los dos bancos ha anunciado promociones específicas para el Black Friday. Tampoco Banorte, American Express (México) y Scotiabank han realizado alguna publicación al respecto.  

Medidas de seguridad para las compras

BBVA publicó una serie de medidas de seguridad para evitar robo de información de las tarjetas con las que se hacen las compras. Te compartimos algunos como:

  • No entrar directamente a promociones vía SMS o correo electrónico: El banco recomienda teclear la dirección web del comercio en el navegador o en el buscador en lugar dar clic en un enlace de correos que lleguen vía SMS o e-mail pues esta es una de las formas más acostumbradas de los ciberdelincuentes de realizar phishing.
  • Revisar páginas seguras para comprar: Debemos revisar que las páginas donde hagamos compras tengan el símbolo del candadito cerrado que aparece en la parte superior izquierda en la barra de navegación. Ese candado significa que la página cuenta con un certificado digital de seguridad.
  • Usar tarjetas virtuales: Son tarjetas que no existen físicamente y sirven únicamente para pagar online. Si no se dispone de una tarjeta virtual también se puede usar una tarjeta tradicional dedicada exclusivamente a compras ‘online’. De esta forma se evita introducir información del resto de tarjetas en la red para mantenerlas a salvo de los riesgos de internet.
  • Limitar el saldo de las tarjetas: Es recomendable utilizar las tarjetas para comprar ‘online’ en modo prepago, cargando solo el importe que se necesite en el momento en que se vaya a comprar, o mantenerla siempre con poco saldo, en lugar de vincularla a la cuenta principal. Así puede prevenirse que, en el peor de los casos, si la información ha llegado a manos de los delincuentes, no puedan llevarse grandes cantidades de dinero.