El foco rojo de Morena por la estola amarilla de Clara Luz Flores en Nuevo León
Clara Luz Flores Canales en 2011, cuando era la alcaldesa priísta de Escobedo, Nuevo León. Foto: EFE

Dentro de la jerarquía de NXIVM, la estola amarilla era un símbolo de distinción. El grupo creado por Keith Raniere otorgaba estolas de colores a sus coaches dentro del sistema racional que él creó. El amarillo se destinaba a los VIP que habían recorrido la cadena de ser estudiantes del modelo ESP y se consideraban coaches de los nuevos estudiantes.

Hasta ahí llegó Clara Luz Flores Canales, quien, en sus tiempos de presidenta municipal de Escobedo, Nuevo León, escaló lo suficiente dentro del culto creado por Raniere para ser considerada coach.

¿Qué significaba tener una estola amarilla dentro de NXIVM?

También lee: La-Lista de las sectas más peligrosas del mundo

De acuerdo con Frank Parlato, un periodista que ha seguido el ascenso y caída de Raniere, un yellow sash en “esa secta” significaba que el portador había “aceptado y abrazado” los valores de la secta que, entre otras prácticas, ordenaba marcar en la región púbica a determinadas mujeres para someterlas a los designios sexuales del fundador.

En 2017, Parlato reveló en su sitio que la entonces alcaldesa de Escobedo, un municipio que forma parte de la zona metropolitana de Monterrey, era “orgullosa poseedora” de una estola amarilla.

Foto: FrankReport.com

“Con su estatus de estola amarilla”, dice Parlato, “Flores alcanzó el estatus suficiente para ser coach de estudiantes del sistema ESP”. El ESP es el modelo “racional” que creó Raniere para que sus estudiantes pudieran aspirar a controlar mejor sus vidas, ascender en los escalones corporativos… y ser parte de una especie de secta en la que el control de las mujeres era fundamental, sobre todo por la vía sexual.

Las revelaciones de los acercamientos con NXIVM de Clara Luz, candidata de Morena al gobierno de Nuevo León, han sido devastadores para sus aspiraciones, sobre todo si se considera el hecho de que esa entidad fue, junto con Albany, Nueva York, el epicentro de la secta de Raniere.

Cabe recordar que, en días pasados, Flores Canales llegó a negar con todas sus letras que ella tuviera algo que ver con Raniere, ESP y NXIVM. Haciendo juego con la pronunciación de la secta, la política que militó por décadas en el PRI se limitó a decir que de “Nexium” sólo sabía que eran unas pastillas en una caja morada para la gastritis.

También lee: ‘Mi error fue participar en un curso de superación personal’: Clara Luz Flores

Fue ante Julio Hernández López, o Julio Astillero, que Flores Canales negó haber conocido a Raniere y tener que ver con su secta.

Sin embargo, en cuestión de horas se reveló que la enrolada de Morena para contender por Nuevo León no sólo había visitado a Raniere en su central de Albany, sino que había escalado lo suficiente para ganarse su estola amarilla como coach de ESP en la secta.

De acuerdo con Raymundo Riva Palacio, el affaire Raniere-ESP-NXIVM, podría costarle a Clara Luz Flores Canales la elección en Nuevo León, entidad en la que Morena la prefirió como candidata sacrificando a Tatiana Clouthier, la actual secretaria de Economía.

El problema de Flores Canales, refieren observadores, no fue haber sido parte del culto de Raniere, sino haber mentido al respecto.