Muere Felipe Cazals, director de ‘Las Poquianchis’ y ‘El Apando’
Felipe Cazals, director de "Las Poquianchis" y "El Apando", era una de las figuras clave del cine mexicano. Foto: AMACC

El cine mexicano se quedó sin una de sus grandes luces. Las salas perdieron un contador de historias de esas que nos dejaron marcados por las injusticias y el salvajismo humano. El séptimo arte se quedó sin Felipe Cazals, quien nos maravilló con la crudeza de cintas como El Apando, Las Poquianchis y Canoa.

La noticia comenzó a circular alrededor de las 22:40 horas cuando un amigo del cineasta dio a conocer la información que cerca de una hora después confirmó la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), de la que era miembro emérito.

El Canal 22, espacio que tiene un ciclo dedicado al director de cine mexicano, también dedicó unas palabras al realizador, recordando que fue una de las figuras clave de la industria en nuestro país. A estas voces se sumaron festivales internacionales de cine como los de Guadalajara, Guanajuato y Morelia.

El pesar por la muerte del director la replicaron amigos y figuras de la actuación como Dolores Heredia, quien agregó que el director era un grande del cine.

A la cadena de mensajes de luto por la muerte del también director de El año de la peste, se sumó Televisa, a quien calificó como “uno de los más reconocidos cineastas mexicanos de las últimas décadas”, pues cabe recordar que el cineasta fue reconocido con más de 20 premios en toda su carrera.

¿Quién fue el director de cine Felipe Cazals?

Felipe Cazals Siena nació el 28 de julio de 1937 en Guéthary, Pyrénées-Atlantiques, Francia, y según la UNAM llegó a nuestro país en marzo de 1949, por lo que toda su obra cinematográfica la desarrolló en nuestro país, siendo la primera de ellas Emiliano Zapata, de 1970.

Previo a su ópera prima hubo otras producciones, tales como los documentales Leonora Carrington o el sortilegio irónico (1965) y Que se callen… (1965).

Fue a mediados de la década de los 70 cuando realizó las películas que más sorprendieron en la pantalla grande por la crudeza y brutalidad de sus imágenes Canoa, El Apando (1975) y Las Poquianchis (1976).

Fue su estilo y dominio del lenguaje cinematográfico  lo que permitió mostrar con intensidad la crueldad y la compasión humanas a través de las historias en las que se hacían constantes críticas tanto a la sociedad como al sistema.

La adaptación del libro de José Revueltas (El Apando) lo que le merecieron aplausos de la crítica nacional, lo cual poco después lo llevó a volverse una figura representativa de nuestro país en los festivales internacionales de cine.

En su filmografía destacan otras películas como El año de la peste (1978), Bajo la metralla (1982), Los motivos de Luz (1985), Burbujas de amor (1990), Kino (1992), Su Alteza Serenísima (2000) y Las vueltas del Citrillo (2005). Su último filme fue Ciudadano Buelna (2012).

“La obra de Felipe Cazals es de la mayor trascendencia para el cine mexicano”, afirmó el Instituto Mexicano de Cinematografía respecto al legado que deja Felipe Cazals para la cultura de nuestro país.

En 1966, por Que se callen, recibió el Premio al Mejor Cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata de Argentina; por Emiliano Zapata obtuvo la Diosa de Plata a mejor ópera prima; Canoa fue reconocida con el Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Berlín; por El año de la peste le dieron el Ariel a Mejor Película y Mejor Director.

Otros reconocimientos dignos de destacar del cineasta es que El Apando logró 95 semanas de exhibición continua desde su estreno, el 5 de agosto de 1976; además Las Poquianchis estuvo en cartelera 50 semanas consecutivas.