Alejandra Ambrosi: Necesitamos papeles que nos hagan reflexionar de nuestros roles
Alejandra Ambrosi interpreta a Karla Villegas en la última temporada de "Luis Miguel, la serie". Foto: Instagram

El destino de Alejandra Ambrosi era aparecer en Luis Miguel, la serie. Si bien lo intentó hace años haciendo un casting para estar en la primera temporada, en su segundo intento llegó a la producción de Netflix en su última parte, interpretando a la abogada Karla Villegas.

La actriz mexicana de 33 años es conocida por producciones como Soy tu fan, XY, y El club de los insomnes, entre otros trabajos desde 2005, por lo que su carrera toma un nuevo paso en la serie biográfica de El Sol, algo que ella reconoce como un honor a su trabajo.

Luis Miguel, la Serie narra la vida del cantante. Su infancia y la violencia que ejercía su padre sobre él y si familia son parte de la trama en la primera temporada. En la siguiente secuela, nos dejó ver parte de lo ocurrido con la desaparición de su madre y su etapa como cantante alejado de su padre, Luisito Rey, al que dio vida el sólido Óscar Jaenada.

Alejandra Ambrosi interpreta desde el tercer capítulo de la temporada final a la abogada Karla Villegas, experta en derechos de autor. Su personaje es quien queda a cargo de cerrar varios acuerdos y contratos que afectarán la vida de Luis Miguel en esta serie.

En entrevista para La-Lista, la actriz aseguró que está contenta de formar parte de Luis Miguel, la serie y que le gustó ponerse en los zapatos de una mujer tan empoderada, aunque el gran pero es que se trata de una persona sin escrúpulos.

La-Lista (L-L): ¿Qué representa para ti participar en la temporada final de Luis Miguel, la serie?

Alejandra Ambrosi (AA): Es como honrar mi trabajo y trayectoria, pero también agradecerme a mí porque soy la primera que me critico porque soy muy exigente conmigo misma. Pasé por un proceso de selección para formar parte de este proyecto y la gente valoró y vio mi trabajo.

Eso es lo importante, es una carrera de mucho esfuerzo y de volverte a levantar. He aprendido con los años a no tomármelo personal y decir “este proyecto no era para mí” y vamos para adelante. Cuando llegan estos pequeños caramelos de la vida se agradecen.

L-L: ¿Cómo te acercaste al casting que tuviste qué hacer?

AA: Lo hice en plena pandemia, aunque ya había hecho algunos para la primera temporada de Luis Miguel, la serie, pero no me había quedado con ningún personaje.

Ahora me pidieron hacer una improvisación sobre una abogada que está defendiendo los derechos de autor del cantante. Todo esto coincidió con que unos días antes había ido a cenar con una amiga, quien llevó a una invitada que era una abogada con especialidad en derechos de autor. Me estuvo contando y diciendo qué era lo importante, qué debía considerar, cuál era el lenguaje y la actitud y forma de pensar de un abogado, entonces todo eso lo estuve trabajando y lo hice en improvisación.

Si no hubiera ido a esa cena a lo mejor no me hubiera quedado. Son coincidencias de la vida, porque no hubiera tenido las herramientas para hacerlo bien o que fuera creíble.

L-L: ¿En quién te inspiraste para interpretar a Karla Villegas aparte de esta abogada?

AA: En primera instancia sí fue esta mujer que conocí, así entendí el mundo de los abogados que se dedican a derechos autor, pero lo demás vino hablando con el productor Pablo Cruz y el director Humberto Hinojosa. Empezamos a profundizar en la época y me dieron varias referencias de películas que querían que viera, entre ellas St. Elmo’s Fire, una cinta muy conocida con Demi Moore, Emilio Estevez y los jóvenes reconocidos de esa época.

En esta cinta Demi Moore hace un personaje muy interesante, no es que ella haya sido como tal mi inspiración, pero sí esa energía desenfrenada y sin escrúpulos para ser alguien en esta vida.

L-L: Karla Villegas tiene muchos claroscuros que hacen amar u odiar al personaje, ¿pero cuál es la diferencia con otros personajes que has interpretado en series como Soy tu fan o El octavo mandamiento?

Me encantó trabajar con Humberto Hinojosa, fue un reto para mí trabajar con él porque me parece increíble su trabajo y rompió el esquema de la idea que traía de Karla Villegas. Fuimos desarrollándola para hacer sus claroscuros porque sí es alegre y buena onda, pero no piensa en los demás ni tiene escrúpulos y al mismo tiempo es una chava que quiere vivir su vida y ser exitosa.

No es nada más la chica desconsiderada, sino la intención fue hacerla lo más real posible. Me encantó que el director y el productor tenían en cuenta que es un personaje importante, porque gracias a ella Patricio Robles acaba cumpliendo sus cometidos en esta tercera temporada. De alguna manera es un parteaguas en la decadencia del cantante, como se plantea en esta última parte.

Pablo Cruz-Guerrero interpreta a Patricio Robles, mientras Alejandra Ambrosi da vida a Karla Villegas en “Luis Miguel, la serie”. Foto: Instagram

L-L: ¿Cómo ves el empoderamiento femenino en tu personaje de Luis Miguel, la serie?

AA: Esa es la única justificación que tiene Karla Villegas de lo que hace. Para nada la acabo justificando porque mi máxima en la vida es “No hacerle a los demás lo que no quieras que te hagan a ti”, pero sí creo que en los 90, si actualmente seguimos con la búsqueda de la igualdad y el empoderamiento femenino, estaba mucho más marcada esa diferencia.

En especial en una clase social como la de ella, una media alta, en la que probablemente su mamá no estudió una carrera y se dedica a poner floreros bonitos en su casa. Karla tiene este lado de “no quiero ser lo que es mi mamá, yo sí quiero tener una carrera y ser exitosa”, por ese lado me parece honorable, aunque no se justifican sus acciones.

Creo que hay en ella esto de ser una mujer determinada, segura de sí misma y como está escrito en el guion, es como Robles en mujer. Ella trae esta idea de “A mí ningún hombre me va a venir a decir qué no puedo llegar a tener”. Por ese lado, me gustó ponerme en los zapatos de esta mujer tan empoderada, pero en lo de no tener escrúpulos no coincido tanto como Alejandra Ambrosi.

Me parece que tenemos un largo camino que andar sobre la igualdad y cómo cerrar la brecha de género. El entretenimiento da ciertas opciones porque vemos más personajes de mujeres que toman roles más allá de ser amas de casa o lo convencional que vimos en la historia de los espectáculos en América Latina.

Como mujer me siento muy identificada, no con Karla, sino cómo le hacemos para contar historias que nos pongan a reflexionar sobre nuestro rol; no solo las mujeres, sino los hombres, cómo nos resignificamos y nos podemos parar en este mundo desde otro lugar.

La brecha laboral sigue siendo enorme. De las mujeres que egresan de las universidades, un porcentaje mucho menor que el de los hombres consigue trabajo, además que pocas alcanzan puestos directivos, y ni hablar de la brecha salarial. Aún hay mucho camino por avanzar, pero personajes que hablen de esto me parece interesante, que haya cada vez más la búsqueda y lanzar preguntas de nuestros roles.

L-L: Con el estreno de la temporada final de Luis Miguel, la serie, y al ser tu gran crítica, ¿cómo te quedas con tu actuación?

AA: Aún no la termino porque voy en el tercer capítulo, pero me gusta. Sí me cuesta, no creas que me veo y digo “¡Ay, qué padre!”. Disfruto no solo mi trabajo, sino la temporada en general. Me está gustando lo que veo, el contraste del Luis Miguel joven con el que es mucho más actual, como en decadencia. Estos momentos de vida que quisieron juntar fue muy interesante.

Creo que estoy logrando lo de honrar mi trabajo en vez de solo criticarlo, pese a que por momentos me cuestiono lo que pude haber hecho. Todos tenemos nuestro diablito y el mío lo estoy dominando. Me siento contenta de que estoy menos en la autoexigencia y más en el disfrutar que estoy en Luis Miguel, la serie.