Síguenos

 

Entrevista

En Morena estamos construyendo un gobierno muy autoritario: Muñoz Ledo

El veterano legislador acusa que en la vida interna del partido se privilegia la disciplina y eso está construyendo las bases autoritarias del gobierno: “como en el peor PRI”.

Porfirio Muñoz Ledo. Fotografía: DF Vive, Wikimedia Commons

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

De cara al proceso electoral 2021, el veterano legislador Porfirio Muñoz Ledo se encuentra decepcionado y preocupado por el rumbo que está tomando su partido: Morena. Días después de publicar una severa carta en que arremetió contra la dirigencia nacional, encabezada por Mario Delgado, donde expuso que durante el proceso de selección de candidatos violó y ultrajó los principios de legalidad que goza la militancia, hoy se dice listo para el combate, que dice será el último.

Excluido de la toma de decisiones, de una candidatura plurinominal y de cualquier órgano para la toma de decisión, adelanta que continuará luchando en la batalla de ideas y buscará fortalecer la vida partidista con la militancia de base. “Yo voy a seguir batallando porque yo lo he hecho toda la vida, en el plano de mis ideas. Se vale, creo que al menos todavía. La prueba es que en estos momentos lo estoy haciendo. Yo me despediría así”, dice en entrevista con La-Lista.

El político de 87 años, sostiene que el instituto político al que vio nacer optó por la “línea dura” que le recuerda a las peores prácticas del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Una tendencia que sería apoyada por Delgado Carrillo, al que acusa de fomentar el autoritarismo por falta de legitimidad: “Por desgracia estamos construyendo un gobierno muy autoritario, muy militarizado, y esto se refleja también dentro del partido que no permite el debate”, lamenta.

Dentro del partido, el disenso se ha hecho público en los últimos días, a punto de arrancar el proceso electoral. Actores políticos que fundaron Morena, como Gibrán Ramírez, así como los integrantes de la Comisión Nacional de Honestidad de y Justicia de Morena, Vladimir Ríos y Zazil Carreras, han mostrado su incomodidad respecto contra las decisiones tomadas por el dirigente de su partido. Ríos acusó: “el problema de la judicialización en el proceso de elección de la presidencia del partido es que no tenemos una dirección legitima”.

Al respecto, Muñoz Ledo confirma que dentro del partido está al borde del cisma y que su sentir es compartido por muchos viejos militantes. Cuestiona que durante proceso de toma de decisiones, repartición de candidaturas fue ausente la democracia interna y se excluyó a los fundadores del partido.

También lee: El tribunal electoral prohíbe a AMLO difundir sus acciones de gobierno en las mañaneras

“Entonces la pregunta ya no es, ¿dónde va Morena? Sino, la pregunta, ¿a dónde va el gobierno? Y por consecuencia, ¿hacia dónde va el país? ¿Para qué va a ganar las elecciones? Es un desastre”, vuelve a lamentar. Peor: dice que Morena hoy se está construyendo  con cuadros y espacios de poder de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de Acción Nacional (PAN), y en cambio se le presenta a él como “un opositor”.

La-Lista: ¿Qué es lo que está sucediendo en Morena?

Hubo una serie de abusos muy grandes de parte del entonces candidato a presidente Morena a la presidencia del partido, eso se sabe. Lo dirigió en contra de mi persona y contra nuestro proyecto, particularmente en contra de mi persona, mi experiencia, mi historia política, el conocimiento que puedo tener del país y mi dignidad. Mi prestigio está cuestionado por los ataques de un grupo político, con la deriva del gobierno y el partido.

Ahora lo que estamos viendo es que se construyó todo lo contrario; es un partido en el que permea el encono. Un partido que debe obedecer al presidente. En el existe línea. Llegamos a un partido que está en contra de la democracia, la libertad, y muy distinto a lo que propuse en mi plataforma. Yo me opuse a esa política, y eso lo sabe el presidente.

En el partido están tomando decisiones muy arriesgadas con las candidaturas. Por otra parte, están saliendo las cuentas y la dirigencia de Mario Delgado se construyó en un proceso muy cuestionado. Son cosas que están expuestas de manera pública, del dinero público que tomó o gastó cuando aún era parlamentario, esto con el objeto de construir su candidatura. Y resulta que el gobierno y el partido que usa el combate a la corrupción, se basa en ella, alejándose los principios que se basa la Cuarta Transformación.

Ahora estamos ante un partido que usa de por medio la descalificación, las transas, las argucias legales, y las trampas para llegar al poder.

¿Por qué se dice que la presidencia de Mario Delgado no es legítima?

La presidencia de Mario Delgado no es legítima. No. Todavía hay varios recursos por instancias judiciales que no se han fallado. Yo te puedo decir que Delgado no sólo carece de legitimidad, carece de honor, y acción tras acción se comporta como un delincuente. Es un delincuente serial. Como un asesino serial actúa con el mismo cinismo que asaltó el partido, ha estado imponiendo esta idea de una aplanadora política. Peor: está actuando como la misma actitud del PRIAN, lo peor del PRI.

En el PRI de antes había habían grupos, desde luego tenían contradicciones absolutas, confrontaciones, pero al menos se discutía los asuntos públicos. Había debates. Decía un gobernador, no había enemigos sino adversarios. Y en muchas ocasiones estas confrontaciones se trasladaban entre el presidente de la República y los gobernadores. Ahora no.

“La pregunta ya no es, ¿dónde va Morena? Sino, la pregunta, ¿a dónde va el gobierno? Y por consecuencia, ¿hacia dónde va el país? ¿Para qué va a ganar las elecciones? Es un desastre”

Estamos por desgracia construyendo un gobierno muy autoritario, muy militarizado también dentro del partido. Esa es la información que yo tengo. En las bases lo están aceptando por conveniencia o complacencia, puede ser. Algunos candidatos son gente muy mala, y lo aceptan. Están aplanando la discusión pública en el país. Están castigando a los que tienen ideas propias. Están dando una estructura muy vertical en la que se privilegia la disciplina. Quien no esté de acuerdo con lo que dice el gobierno está mal.

Recientemente tuve una gira por los estados y creo que por todo lo que vi, que los sectores leales a la dirigencia se van en contra de la gente que sea capaz de tener una opinión propia. Eso no se puede. No puede ser.

¿Cómo cree que llegará Morena al proceso electoral?

“Bueno esa es una cosa bullosa y parece contradictoria, no sólo están verticalizando las decisiones, están sustituyendo a la militancia con candidatos del PRI y del PAN. ¿Por qué? Es muy sencillo: los físicos dicen que todo tiene un lugar en el espacio. Sí: el PRI y el PAN tienen cuadros y tienen sus propios espacios políticos. Pero también se sabe que tienen cuadros que están insertando en el partido. En Morena.

Todo esto está produciendo un cambio sustantivo en el proyecto que presentan al país. La gente que ha trabajado de verdad en Morena tiene la esperanza de un cambio, y de repente, los cambian por un cuadro del PRI o por un cuadro del PAN. Esto está ocurriendo en todo el país. Por desgracia yo no veo que estos vicios de los que hablo, vayan a cambiar en corto plazo. Eso es lo grave. Entonces la pregunta ya no es, ¿dónde va Morena? Sino, la pregunta, ¿a dónde va el gobierno? Y por consecuencia, ¿hacia dónde va el país? ¿Para qué va a ganar las elecciones? Es un desastre.

¿Qué está fallando?

Si la pregunta es, a dónde vamos, es que los métodos deben para la conquista del poder deben ser consensuados, los fines deben de ser discutidos. De todas maneras, Morena va a ganar posiciones pero sin cuestionarse como fortalecer la democracia interna. Esa es mi duda sobre la conquista de posiciones. Pero ellos insisten en que deben ganar el Congreso, quizá lo logren, pero no existen objetivos claro para qué.

Quieren ganar más con menos: es el control. Es como el PRI. Se lanzan a la conquista del poder sin un objetivo específico. Deberían bajar la discusión con la gente, con las bases. Pero ellos no quieren hacerlo, quieren un voto duro  y que las decisiones se impongan con la mano dura, de arriba abajo. De todas maneras íbamos a ganar. Yo pienso que en la discusión debió de haberse es la forma de cómo hacerlo y la honestidad. En cambio se optó por la mano dura y la perversidad de Mario Delgado. Yo creo que a la larga van a ver rebasados.

¿Qué viene para usted don Porfirio?

Yo voy a seguir batallando porque yo lo he hecho toda la vida, en el plano de mis ideas. Se vale, creo que al menos todavía. La prueba es que en estos momentos lo estoy haciendo. Yo me despediría así.

También puedes leer

2021

El INE estableció que los partidos y coaliciones tienen que postular al menos 15 fórmulas con personas de estos grupos discriminados históricamente.

2021

La morenista Marina del Pilar todavía lidera las encuestas a poco menos de un mes de la elección, pero Lupita Jones se mantiene cerca...

2021

Ante los señalamientos de AMLO, el INE descartó cancelar candidaturas a unos días de las elecciones. La fiscalización de las campañas ocurrirá a más...

México

"Estamos luchando por la democracia, queremos la transformación del país y estamos en contra de la corrupción. Puede venir cualquier organización, tiene las puertas...

Publicidad