La fiscalía exhibe pruebas contra Jesús Hernández; él niega haber disparado a Yrma Lydya
La detención de Jesús Hernández Alcocer. Foto: Alcaldía Benito Juárez.

La defensa de Jesús Hernández Alcocer, acusado del feminicidio de su esposa, Yrma Lydya Gamboa Jiménez, de 21 años, intentó argumentar, en la audiencia de vinculación a proceso, realizada este jueves, que su cliente no fue quien le disparó a la cantante.

Frente al juez de control, Juventino González Ocote, la defensa del abogado Hernández Alcocer dijo que los hechos la noche del 23 de junio, en el restaurante Suntory, no ocurrieron como la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJCDMX) sostuvo en la audiencia de vinculación a proceso.

De acuerdo con fuentes de la FGJCDMX, durante la audiencia del 30 de junio en el Reclusorio Oriente, los abogados del imputado solicitaron la reproducción de los videos que autoridades incorporaron a la carpeta de investigación para demostrar que lo que sucedió esa noche, no coincidía con el reporte presentado ante el juez.

Por esta razón, el juez Juventino González dio tres recesos para que los abogados del acusado proyectaran los videos, sin embargo, se comprobó que era la misma narrativa que presentó previamente la fiscalía, por lo que no hubo debate.

El acceso a medios no fue posible debido a las restricciones por la pandemia que aún mantiene el Poder judicial de la Ciudad de México, por lo que la información disponible es la que puedan dar a conocer las autoridades de la fiscalía y la defensa de los imputados.

Dichos videos, exponen que Jesús Hernández llegó alrededor de las 14:00 horas al restaurante de la colonia del Valle. En el privado, se reunió con un hombre y una mujer, quienes se retiraron del lugar antes de las 18:00 horas y posteriormente llegó Yrma Lydya al lugar. Según los comensales y empleados, ambos discutieron, sin embargo, no se sabe sobre qué.

Minutos antes de que la cantante fuera asesinada, Benjamín, el escolta de Jesús, ingresó al restaurante, salió de nuevo y comenzó a platicar con Máximo, el otro escolta del abogado. Enseguida, Máximo entra al lugar con una mariconera -pequeña maleta-, en donde se presume que estaba el arma de fuego y vuelve a salir del restaurante.

Tras los disparos, ambos escoltas ingresan corriendo al establecimiento. La versión de la fiscalía es que Benjamín entra para ayudar a que Jesús escape y Máximo acude para recuperar la pistola, corre a la salida, se sube a una camioneta y huye del lugar. Pero Benjamín y Jesús alcanzan a ser detenidos dentro del restaurante.

La camioneta en la que escapó Máximo fue estacionada en el domicilio del abogado, en la colonia Jardines del Pedregal, y dentro se encontró la pistola y la FGJCDMX busca al segundo escolta.

El arma con la que se llevó a cabo el crimen está registrada ante la Secretaría de Defensa Nacional, como propiedad de Jesús Hernández y la fiscalía cuenta con un dictamen en balística que establece coincidencias entre los casquillos hallados en el lugar y la pistola hallada dentro de la camioneta abandonada, de acuerdo con las pruebas que se presentaron en audiencia.

La audiencia de vinculación a proceso duró poco más de seis horas y tras la presentación de los argumentos de la fiscalía y la defensa del acusado, el juez de control vinculó a proceso a Jesús Hernández por el delito de feminicidio y a su escolta, Benjamín, considerado coautor del crimen.

Aunque los abogados de Hernández Alcocer, de 79 años, solicitaron la prisión domiciliaria, como beneficio para su cliente, por ser mayor de 60 años, el juez se las negó y decidió que ambos imputados se quedarían en prisión preventiva oficiosa en el Reclusorio Norte, a donde fueron trasladados al terminar la audiencia.

El juez estableció cuatro meses para la investigación complementaria, por lo que la siguiente audiencia será hasta septiembre de este año. 

Said Hernández, uno de los abogados de Jesús Hernández y Benjamín, aseguró que la defensa sostendrá la teoría de que su cliente no disparó el arma y que presentarán elementos para probar su supuesta inocencia.

“Seguiremos presentando datos de prueba contundentes para lograr la inocencia de mi defendido”, declaró Said Hernández a su salida de la audiencia en el Reclusorio Oriente. 

Yrma Lydya era una joven cantante de música regional mexicana. En diciembre de 2021, denunció a su esposo ante el Ministerio Público de la alcaldía Álvaro Obregón por encañonarla con un arma, golpearla e intentar ahogarla. Pero al día siguiente le otorgó el perdón y la carpeta por violencia familiar se cerró.

Sin embargo, los agentes del Ministerio Público debieron continuar con las investigaciones, ya que de acuerdo al Código Penal local, cuando se usa un arma de fuego para cometer este delito, la indagatoria debe seguirse de oficio, lo cual no sucedió.

Esta denuncia ya se incorporó a la actual carpeta de investigación, como antecedente del feminicidio de Yrma Lydya, de acuerdo con fuentes de la FGJCDMX.