Morritas Seguras: la mexicana que creó llaveros de protección personal
Foto: @morritasseguras / Instagram

Desyreé Medina es una joven mexicana con un emprendimiento peculiar: a través de redes sociales vende llaveros de protección personal que funcionan como una herramienta para las mujeres, ante la inseguridad de la que pueden ser víctimas todos los días en el país.

“¿Estás en la calle? Siempre debes de estar protegida”, se puede leer en una publicación en Instagram de Morritas Seguras, el emprendimiento de Medina, quien tiene 28 años y vive en Culiacán, Sinaloa

Los llaveros que vende incluyen distintos elementos que pueden servir a una persona para defenderse en caso de que sea agredida, explica la emprendedora en entrevista con La-Lista

Los llaveros, que llaman la atención por sus colores y por un pompón que tienen colgando, también incluyen una navaja de 12 centímetros que se disimula por una llave falsa, un teaser, una alarma para avisar a quien esté a tu alrededor que estás en peligro, un kubotan con el que se puede golpear al agresor, así como un rompe vidrios y un gas pimienta de 24 gramos. 

“Llegan chicas contándome que viven violencia en su misma casa, con sus padrastros, tienen miedo y el hecho de tener estas herramientas para mí y para muchas chicas que me lo han dicho, nos hace sentir mucho más seguras”, cuenta Medina. 

Comenzó a vender ese tipo de llaveros después de que una de sus primas fue asaltada múltiples veces en la ciudad en la que reside, y tras conocer el caso de la influencer Nath Campos, quien denunció penal y públicamente al youtuber Rix de haberla agredido sexualmente.

Entonces ideó el proyecto Morritas Seguras: “Fue cuando dije esto puede ayudar a una chica”.

Al principio a todo el mundo le parecía que está cool o bonito, relata.

“Pero no me interesa que sea algo bonito o cool porque eso es la segunda parte, lo principal es que sea algo que realmente te sirva y te puedas proteger en una situación en riesgo”, explica la joven sinaloense. 

Indica que, “tristemente”, la cuenta en la que vende los llaveros ha crecido mucho desde su creación. Actualmente, Morritas Seguras tiene más de 67 mil seguidores en Instagram y envíos a toda la República.

Los llaveros, que pueden personalizarse según las herramientas que el cliente quiere que incluyan, no se venden a menores de edad, y también pueden obtenerse con kits previamente armados. Sus precios van de los 550 a los 850 pesos. 

“Empecé a vender en Culiacán y Sinaloa era donde más vendía, pero el proyecto ha crecido y donde más vendo ahora es en Monterrey, San Luis Potosí, Guadalajara y Ciudad de México”, detalla Medina. 

¿Son legales?

La abogada Marcela Torres, quien da asesoría legal en casos de violencia de género a través de sus redes sociales, explica que cada estado decide qué armas son permitidas para uso de defensa personal, siempre y cuando la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, no indique que son de uso exclusivo del Ejército. 

“Ninguna de estas armas de autodefensa intentan privar de la vida a nadie, sólo podernos poner a salvo, es decir, hacer uso de la legítima defensa”, dice la abogada sobre herramientas como el teaser y el gas pimienta. 

En este sentido, explica que para saber si las herramientas de protección personal son legales o no, es necesario revisar los códigos penales de cada lugar donde puedan ser utlizados. 

Además, para usarlas se debe garantizar que se hizo por legítima defensa. “Tenemos que estar sufriendo una agresión ilegal, que sea una repulsa real y que sea proporcional (la agresión y la defensa)”. 

De acuerdo con la abogada, la legítima defensa puede acreditarse a través de testimonios, o videos que muestren lo sucedido. 

Si no se puede demostrar que hubo legítima defensa, las repercusiones legales dependen del daño que se causó, incluso se puede tratar de un homicidio. 

“Si se llegara a provocar una lesión, por ejemplo, si hay alguien que está mal del corazón y tú le das con el teaser y fallece, tú tendrías que acreditar que fue en legítima defensa y si no acreditas, se te puede castigar por homicidio”, explica la experta. 

En la capital del país, se le impondrá prisión de tres meses a tres años o de 90 a 360 días de multa a quien porte, fabrique, importe o acopie sin un fin lícito instrumentos que puedan ser utilizados para agredir y que no tengan aplicación en actividades laborales o recreativa, según el artículo 251 del Código Penal de la CDMX.

Morritas Seguras: la mexicana que creó llaveros de protección personal - qatar-2022