La-Lista de declaraciones más polémicas de Sheinbaum en su entrevista con <em>El País</em>
El País Semanal dio su portada a Claudia Sheinbaum. Foto: Especial

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, apareció en la primera plana de la última edición de El País Semanal, por una entrevista que concedió al medio español con el que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido crítico por la cobertura que ha dado a su gobierno.

Claudia Sheinbaum, quien en días pasados también dio una entrevista con la BBC, toca en la conversación con el periodista Javier Lafuente su manera de trabajo, su relación y desacuerdos con el presidente, sus críticas a las protestas feministas y su aspiración a ser la primera presidenta de México.

Aquí La-Lista de los puntos más importantes de la entrevista concedida a El País, la cual tituló ‘Claudia Sheinbaum y el futuro de México’.

6

‘Soy exigente’

“Yo soy muy exigente. La frase que más escuchan de mí es que aquí no hay autocomplacencias. Claro que nos alegramos de los triunfos y los disfrutamos juntos, pero me refiero a la cotidianeidad, cuando alguien pretende justificarse por algo que no ha hecho y me dice: ‘No, es que la culpa la tiene el otro, porque yo…’. No, a mí eso no me vale”, dijo Claudia Sheinbaum sobre su manera de trabajo que, de acuerdo con el medio, provocó “una risa floja entre los miembros de su equipo”.   

5

Diferencias con AMLO

Interrogada sobre si en algún punto de su relación con López Obrador, con quien lleva más de 20 años trabajando codo a codo, ha habido desencuentros, Claudia Sheinbaum no respondió de manera directa.

“Pensar que tenemos diferencias en lo sustantivo cuando venimos del mismo movimiento sería absurdo, ¿no? Ahora, él estudió Ciencias Políticas y yo Física; yo soy mujer, él hombre; él es de Tepetitán, en Tabasco, yo soy chilanga [de Ciudad de México]. Claro que hay maneras distintas de entender el mundo sencillamente por dónde vienes, pero hay una coincidencia muy grande en las transformaciones que requiere el país”, atajó la doctora en la entrevista.

4

Violencia en marchas feministas es fascismo

Sobre sus críticas contra las marchas feministas que derivan en violencia y por las que la Fiscalía de la CDMX ha abierto investigaciones contra manifestantes, Claudia Sheinbaum reiteró que las manifestaciones deben ser pacíficas y que ella es feminista.

“Yo no entiendo esta idea de destrucción asociada al movimiento feminista. No estoy de acuerdo con quien dice que, como las mujeres hemos sufrido violencia, tenemos derecho a violentar. Hubo manifestaciones feministas que quemaron librerías, para mí eso es fascismo. No tiene nada que ver con el feminismo. Entiendo que hay un hartazgo vinculado a la violencia contra las mujeres y que particularmente se manifiesta en las jóvenes, pero esta otra parte de la violencia… Hay mujeres feministas que están en contra de las mujeres transgénero porque no nacieron mujeres. O esta cosa de que, como eres hombre, te voy a quemar cuando pasas por la manifestación. Yo creo que las manifestaciones deben ser pacíficas, convences a más gente cuando eres pacífico que con estos actos violentos. Como jefa de gobierno me corresponde también proteger los monumentos históricos, contener si van a violentar a una persona que va pasando por la calle; y también tengo que evitar que quemen una librería. Y por eso no deja una de ser feminista”, sostuvo.

3

AMLO, ‘profundamente feminista’

Sobre las críticas de López Obrador en el mismo sentido, de las cuales no se ha deslindado, la exdelegada de Tlalpan reiteró que el presidente es feminista.

“Yo pienso que es un hombre profundamente feminista. Si no, la mitad de su Gabinete no serían mujeres desde que fue jefe de gobierno. Nosotros luchamos por un proyecto de nación. Si tú aíslas el movimiento feminista, el ambientalista, el movimiento animalista, todos estos movimientos de la transformación profunda de nuestro país, tienes a lo mejor triunfos parciales, pero no estás combatiendo la pobreza, ni la desigualdad, ni la corrupción ni el régimen de privilegios que hizo que este país se convirtiera en uno de los más desiguales. Esa es la parte donde yo entiendo al presidente, cuando dice: ‘Nosotros estamos luchando por un gran movimiento de transformación en México’, y yo digo que en ese movimiento, si no están incluidas las mujeres, no es movimiento de transformación. Pero no al revés. O sea, yo no me voy a agarrar de las manos de cualquier mujer, de cualquier partido político, independientemente de lo que piense del país, solamente porque sea una mujer. El movimiento feminista tiene que ser parte de eso, porque, si no, se aísla y se convierte en algo que no tiene que ver con la gran transformación de la vida pública de México”, dijo Claudia Sheinbaum en la entrevista con El País que se convirtió en trending topic este domingo.

2

Me preocupa el trabajo, no la imagen

Interrogada sobre la imagen que se difunde de ella de frialdad en medio de casos como la pandemia de Covid-19 y el colapso del tramo elevado de la Línea 12 del Metro en el que fallecieron 26 personas y decenas más resultaron lesionadas, a la par de que ha tomado medidas que no han sido difundidas ampliamente como atender de manera personal a quienes esperaban una ambulancia ante la saturación de enfermos de Covid-19 en hospitales, así como la asignación y seguimiento diario a cada uno de los afectados por el desplome del Sistema de Transporte Colectivo, Claudia Sheinbaum sostuvo:

“Me preocupa el trabajo, no la imagen. Yo sé que hice lo que tenía que hacer”

1

Sus intenciones presidenciales

Cuestionada sobre si hay marcha atrás a su intención de llegar a la presidencia en 2024, la mandataria capitalina expuso que eso lo definirá su partido.

“No se trata de que yo quiera ser presidenta. Se tendrá que decidir en su momento, por una encuesta, como está establecido en los estatutos del partido. Mi papel en este momento es seguir haciendo bien mi trabajo y que el pueblo de México y de la Ciudad de México se sienta orgulloso de mí”, dijo Claudia Sheinbaum en la parte final de la entrevista concedida a El País.