El presupuesto de la Guardia Nacional crecerá más de 70%, y para derechos humanos, alza mínima
Foto: Alexa Herrera / La-Lista

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2022, elaborado por la Secretaría de Hacienda y que fue entregado este miércoles a la Cámara de Diputados, ha favorecido a la Guardia Nacional y al mismo tiempo ha dejado rezagadas a instituciones encargadas de proteger los derechos humanos de distintos sectores de la población.

La Guardia Nacional, institución creada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, podría disponer el siguiente año de 62,825 millones 379,774 pesos, lo que representaría un incremento de 76% respecto al presupuesto que tuvo este 2021, mientras instituciones dedicadas a la protección de derechos humanos de mujeres, menores de edad, personas desaparecidas y víctimas del delito tendrían un incremento de entre el 1% y 13% para el 2022.

El PPEF es uno de los documentos más importantes de nuestro país, ya que ahí se muestra una proyección de cómo se podrían distribuir los recursos económicos de México para el siguiente año entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, organismos autónomos y las transferencias monetarias a los gobiernos estatales y municipales.

En ese sentido, el PPEF 2022 revela que la Guardia Nacional tendría más de 62,825 millones de pesos divididos en tres partidas distintas: función pública y buen gobierno, servicios de apoyo administrativo y prevención del delito con perspectiva nacional.

En una carta del presidente López Obrador, enviada a la Cámara de Diputados junto con todo su Paquete Económico, el mandatario explicó que la Guardia Nacional utilizará su presupuesto para la adquisición de infraestructura de inteligencia, vehicular y equipo táctico, así como el reclutamiento de más personal.

La dependencia de seguridad estará acompañada por las secretarías de Defensa Nacional y Marina en estas actividades, por lo que con el apoyo de estas dependencias en conjunto la Guardia Nacional podría llegar a tener hasta 88,150 millones de pesos.

“El Gobierno de México avanza en la construcción de la paz con la visión integral de erradicar la violencia y regenerar el tejido social para regresar la tranquilidad y el orden a la población”, señaló López Obrador en su misiva.

El PPEF es el punto de partida que la Cámara de Diputados tomará para discutir el el presupuesto que cada institución tendrá el siguiente año. Los legisladores tienen hasta el 15 de noviembre para aprobar o modificar la propuesta del gobierno federal y publicar a fin de año el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La Guardia Nacional es una institución creada en el 2019. Un año después dispuso para su operación de 3,842 millones de pesos, en 2021 sus recursos incrementaron a 35,671 millones de pesos y, en estas condiciones, para el 2022 volvería a aumentar su presupuesto.

Según la última información proporcionada por el general Luis Rodríguez Bucio, titular de la Guardia Nacional, esa institución de seguridad ya cuenta con más de 99,000 elementos desplegados en 214 coordinaciones regionales.

Por otra parte, en esta ocasión el PPEF 2022 reduce el presupuesto del Ejército en un 8% y el de la Marina tiene un leve incremento del 6%.

Derechos humanos, rezagados

A diferencia del incremento que la Guardia Nacional podría tener para su presupuesto en 2022, instituciones dedicadas a la protección de derechos humanos tendrían un aumento mínimo en sus recursos, salvo la instancia especializada en la defensa de activistas y periodistas.

La Dirección General para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas sería la instancia más beneficiada en materia de derechos humanos, pues pasaría de tener 241 millones de pesos en 2021 a 388 millones de pesos en 2022, un crecimiento de casi el 61%.

Al mes de abril de este año, el mecanismo de protección tenía a 467 periodistas y 988 defensores de derechos humanos beneficiarios. Asimismo, la Secretaría de Gobernación (Segob) informó que de diciembre del 2018 a julio del 2021 iban 43 periodistas y 68 activistas asesinados.

La oficina encargada de la defensa de perioditas y activistas estuvo en medio de la polémica el año pasado, luego de que el Congreso de la Unión decretara la desaparición del fideicomiso con el cual operaba. La Segob asumió el manejo de los recursos de esta instancia y hasta ahora ha seguido operando.

En sentido contrario al mecanismo de protección de periodistas y activistas, el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) sería el que reciba menos recursos económicos para la defensa de los derechos humanos el siguiente año. Este sistema, que está conformado por varias dependencias de los tres niveles de gobierno, pasaría de tener 68 millones a 69 millones de pesos, un incremento del 1%.

El SIPINNA comenzó a operar en 2015 y es la instancia encargada de promover la implementación de políticas públicas a favor de los derechos de la niñez y vigila las actividades que se realizan en los estados en esta materia.

Apenas este año el SIPINNA sufrió la renuncia de Ricardo Bucio Mújica, quien por cinco años coordinó las acciones de esta instancia con el visto bueno de organizaciones sociales especializadas en los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Además del mecanismo de protección a periodistas y el SIPINNA, otras instituciones que podrían tener un aumento en sus recursos para el siguiente año son la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), con 13% más dinero; el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), con 5%; la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) con 3%.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) también tendría un aumento del 2% en su presupuesto, al pasar de 1,679 millones de pesos en 2021 a 1,722 millones de pesos en 2022.