¿Qué es el Pato pekinés o pato a la Pekín?
Foto: Creative Commons/Peking Vitquaytothi

Las fotos que se dieron a conocer de Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Pemex en el restaurante Hunan, en el poniente de la Ciudad de México no sólo causó indignación sino también curiosidad.

¿Dónde está el restaurante Hunan? y ¿cuánto cuesta comer en el Hunan? fueron de las preguntas más frecuentes al dar la referencia de que ahí había cenado el exfuncionario implicado en casos de corrupción que incluían millones de dólares.

El restaurante donde se encontraba cenando Lozoya Austin con otras personas ofrece recetas clásicas y “novedosas” de la comida china. En su menú también se encuentra el Pato a la Pekín, un platillo de comida china que también es conocido como pato laqueado o pato pekinés.

La receta incluye la preparación de una mezcla de hinojo, jengibre, chile, vino, salsa de soya, salsa hoisin y miel para hacer un barnizante para el pato y se cocina al horno. En el restaurante Hunan, se sirve con crepas, cebollín, pepino y salsa de ciruela.

¿Cómo es el pato Pekín?

Es un platillo de la comida china y  se remonta a la Dinastía Yuan, entre los siglos XII y XIV, según el sitio Expo Gourmet Magazine. Se le conoce como pato laqueado a la pekinesa o simplemente pato pekinés

Según el sitio de gastronomía, el animal adecuado para obtener este menú, es uno especialmente cebado y que alcanza un peso promedio de 3 kilos de peso cuando está vivo y tiene una edad de 11 semanas para su comercialización.

Volviendo al caso Lozoya

La periodista Lourdes Mendoza publicó en su cuenta de Twitter imágenes de Lozoya con otras personas cenaba un pato pekinés la tarde del 9 de octubre.

La indignación de la periodista es que Lozoya la había difamado por señalar que había recibido un bolso muy caro como soborno del exsecretario de Hacienda Luis Videgaray. Ella lo demandó por difamación y Lozoya no se presentó al citatorio argumentando que se encontraba en arresto domiciliario. Sin embargo, al saber que estaba fuera de su casa, cenando, cuestionó su status legal.

La Fiscalía General de la República tuvo que aclarar este lunes que Lozoya Austin sólo tiene un brazalete para conocer su ubicación y que tiene como plazo el 3 de noviembre para presentar pruebas que ayuden a iniciar procesos en contra de los miembros de la trama de corrupción entre los que hay expresidentes, y exsecretarios de estado de los dos últimos sexenios.

“Lozoya estaba en la grande, en una mesa con cinco personas degustando en uno de los mejores restaurantes un pato peking, muy feliz”, dijo Loudes Mendoza en Aristegui Noticias.