Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre pidió careo con víctimas; este martes se define situación jurídica
Foto: EFE

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre solicitó un careo con las víctimas que lo denuncian por tráfico de personas con fines de explotación sexual durante la declaración preparatoria del 30 de diciembre. Sin embargo, esto no ocurrió en la audiencia de este lunes 3 de enero, en la que el juez décimo séptimo penal de la Ciudad de México decidió extender al máximo el plazo, para definir la situación jurídica del llamado “rey de la basura”.

Antes de las 22:00 horas de este martes, el juez deberá decidir si confirma o no la prisión preventiva en contra de Gutiérrez de la Torre, quien fue exhibido en 2014 por contratar a secretarias y edecanes con recursos del PRI con la condición de que le prestaran servicios sexuales.

El abogado de tres de las víctimas, Héctor Alberto Pérez Rojas, declaró a Milenio que la legislación en materia de trata de personas permite que las víctimas no tengan la obligación de presentarse a careos.

“Aparentemente él está pidiendo poder presentar pruebas y aparentemente las pruebas que quiere son los careos con las víctimas, en todo caso nosotros no vamos a presentar a las víctimas porque la legislación que existe en materia de protección a las víctimas de trata de
personas permite que ellas no se careen con sus agresores”, dijo Pérez Rojas a Milenio previo a las audiencia de este lunes.

Este 3 de enero, la defensa de Gutiérrez de la Torre, a cargo del expriista Alberto López Rosas, se presentó ante la jueza del Reclusorio Oriente y aseguró que existe dolo en el proceso contra su cliente, pues las víctimas no han comparecido.

El 10 de marzo de 2021, el juez décimo sexto penal de la CDMX, giró una orden de aprehensión contra Gutiérrez de la Torre y cuatro de sus excolaboradores y la Interpol emitió una ficha de búsqueda contra el exlíder priista por 195 países.

Ese mismo mes, el priista promovió el amparo 73/2021-IV — consultado por La-Lista — y en octubre le fue otorgado por el juez federal décimo cuarto en materia penal, Erik Zabalgoitia Novales, lo que suspendió las acciones de la orden de aprehensión, supuestamente por falta de fundamentos. Dicho juez, ya ha sido cuestionado por otorgar amparos contra órdenes de aprehensión a Carlos Romero Deschamps, exlíder del sindicato de Pemex, Karime Macías, exesposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte y hasta a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex.

Sin embargo, el Ministerio Público interpuso un recurso de revisión ante un juez colegiado y mientras éste se resolvía, el amparo de Gutiérrez quedó sin efectos, razón por la que la FGJCDMX logró su aprehensión.

El exdirigente del PRI en la capital del país es acusado de formar una red de prostitución financiada con recursos del partido, a la cual sumaban a mujeres a través de anuncios engañosos para contratar supuestamente edecanes y secretarias para una oficinas gubernamental.

Una investigación del equipo de periodistas de Carmen Aristegui en MVS Noticias documentó cómo las mujeres eran reclutadas y se les informaba que parte de sus actividades incluían dar servicios sexuales a Gutiérrez de la Torre.

A pesar del escándalo, el PRI decidió conservar al llamado “Rey de la basura” y sus aliados en las filas del partido y la Procuraduría General de Justicia de la capital, durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera, dio carpetazo al caso sin promover acciones judiciales. Tras siete años de lucha de las víctimas, la ahora Fiscalía reabrió las investigaciones por orden de un Tribunal.

Al siguiente día de la detención del exdirigente, la fiscal, Ernestina Godoy, hizo un llamado a las víctimas a que se sumen a la denuncia. “Hago una llamado a otras posibles víctimas, les reitero, téngannos confianza, denuncien, estamos preparadas para protegerles, para investigar y para abrirles la puerta de la justicia”, dijo en conferencia de prensa.

Además de Gutiérrez de la Torre, han sido detenidas Adriana Rodríguez y Claudia Priscila Martínez, acusadas de publicar ofertas de trabajo engañosas. Sandra Esther Vaca, exdiputada priista en el Congreso local y Roberto Zamorano, exsecretario de finanzas del PRI en 2014, se encuentran prófugos, pues tienen una orden de aprehensión por los delitos de trata de personas y asociación delictuosa.

La Fiscalía de Justicia local lleva el proceso de este caso en el sistema de justicia tradicional, pues la investigación se abrió antes de que iniciara la operación del sistema de juicio oral.