El investigador de la UNAM y promotor de la Convención Nacional Morenista, John Ackerman, criticó las elecciones internas realizadas por la dirigencia de su partido, adelantó que serán impugnadas con el fin de que estas se repitan, y consideró que los “mapaches” que antes combatían, ahora están en Morena.

“Esos mismos mapaches que combatíamos en los ochenta, en los noventas, ahora están dentro de Morena, o están asaltando a Morena. No es que Morena se haya corrompido (…) Morena no se ha echado a perder. Lo que ha pasado es que Mario Delgado ha invitado a personeros y a representantes del viejo régimen y lo que estamos viendo el fin de semana es el asalto a Morena por esos actores externos”, sostuvo en entrevista para La-Lista.

Paradójicamente, Ackerman llamó a “cazar mapaches” en las elecciones internas de ese partido, cuando antes combatían estas prácticas en otros partidos.

El investigador afirmó que “hubo pactos, pactos mafiosos, en este distrito yo pongo estos y estos, y en estos me mandas votos, sería como en el viejo sistema, yo creo que hubo pocas sorpresas para ellos (la dirigencia) de quiénes quedaron como consejeros. Todo estaba bastante planchado y pactado antes”.

Ackerman reveló detalles de las elecciones internas, como que se supo apenas un día antes dónde iban a estar los centros de votación y no se supo a dónde fueron todas las papeletas y las urnas, por ejemplo por si alguien pedía un recuento.

“Es la hora que no tenemos resultados”, dijo el investigador, en la entrevista realizada el lunes por la tarde.

Precisó que lo que se eligió son cargos honoríficos, pues no cobran un sueldo, pero su importancia radica en que estos cerca de 3 mil consejeros será el “cuerpo que va a decidir cómo, dónde y quiénes van a ser eventualmente los candidatos del partido en el 2024″.

Ackerman adelantó que impugnará la elección de consejeros ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) con el fin de que se repita.

Puntualizó que será en dos vertientes la impugnación: que no se cumplió con lo ordenado por el TEPJF para la realización de esta elección, respecto a las personas que podrán votar en los congresos distritales, con el fin de que sean únicamente quienes se encuentren afiliadas o bien las que realicen su proceso en los centros de votación. De esto, John dijo que no se hicieron las afiliaciones de forma correcta.

En tanto, todas las denuncias ciudadanas que ha recibido, además de ser integradas en la impugnación, serán exhibidas en la página https://morenademocracia.mx/denuncias/. A esto le llamará “expofraude”.

En su propia cuenta de Twitter, Ackerman ya ha subido varias de las irregularidades que pudieron documentarse el fin de semana:

El morenista reconoció que con lo visto el fin de semana, “es difícil decir que estamos poniendo el ejemplo”, pues desde Morena en estos momentos se impulsa una reforma electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Podríamos poner el ejemplo anulando nuestras asambleas. Esta es facultad de la misma Comisión Nacional de Honestidad y Justicia y reponiendo el procedimiento sería un ejercicio de autocrítica y de renacimiento democrático”, opinó.

Este lunes, Mario Delgado minimizó lo ocurrido e indicó que sólo hubo incidencias en 19 de 553 centros de votación instalados este fin de semana para la elección de consejos distritales, como parte de la renovación interna que lleva a cabo el partido.

Para Ackerman, no hubo certeza desde que se cayó la página de Morena y aparecieron diferentes listas de quienes fueron validados como consejeros elegibles.

“Esto no cumple con estándares básicos”, se quejó. El partido ahora tendrá que responder al Tribunal ante todas las “pruebas de irregularidades”.

No obstante, aclaró que no está buscando romper con el partido de AMLO, sino que está “defendiendo la casa” y rechazó que se comparen sus críticas con las que hace a Morena el senador Ricardo Monreal, a quien calificó como un “traidor“.

El fin de semana, el productor Epigmenio Ibarra acusó a Ackerman de estar “más cerca” de Monreal y de Reforma, que de AMLO, de lo cual se desmarcó el conductor.

“No me comparen, no somos iguales”, refirió.

Ackerman agregó que “no podemos permitir que Morena se eche a perder” y que “estos pactos cupulares” acaben con la esperanza.

Y señaló que es “bastante grotesco” que no se renovara la dirigencia de Mario Delgado y la secretaría general con Citlalli Hernández.

“Morena se ha desviado a partir de la llegada de Mario Delgado a la dirigencia”, anotó John Ackerman, al decir que éste recibe con “brazos abiertos” a miembros de otros partidos, pero no solo eso, sino que les ofrecen candidaturas, en lugar de darle esos espacios a las bases.

“Ya ganamos desde 2018, ya tenemos cuadros nuevo, no necesitamos estar pidiendo prestados candidatos de otros lados, es hora de confiar en nosotros mismos”, abundó el investigador, quien convocó a los miembros del partido guinda a congregarse el próximo domingo 21 de agosto en la segunda Convención Nacional Morenista, donde deliberarán sobre lo acontecido en las pasadas elecciones internas.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales