La ONU-DH pide a AMLO a mantener la ‘naturaleza civil’ de la Guardia Nacional
En 2019, cuando se creó la Guardia Nacional, el gobierno prometió que el cuerpo de seguridad mantendría una naturaleza civil. Foto: EFE

La Oficina en México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) exhortó al presidente Andrés Manuel López Obrador a que mantenga la “neutralidad civil” de la Guardia Nacional.

Michel Bachelet, alta comisionada de la ONU, y diversos mecanismos insisten en el fortalecimiento de las instituciones civiles en México y que el uso de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública sea solamente excepcional.

“La alta comisionada ha reiterado en relación con varios contextos que la creciente militarización de funciones civiles básicas supone un debilitamiento de la institucionalidad democrática”, señaló la ONU-DH en un comunicado sobre la Guardia Nacional.

Además, exhortó a que la naturaleza civil de la Guardia Nacional y de seguridad pública continúe vigente.

Finalmente la ONU-DH reiteró su disposición de proporcionar asistencia técnica al Estado mexicano para fortalecer las instituciones civiles, así como la transparencia y la rendición de cuentas en materia de seguridad de autoridades civiles y militares.

Amnistía Internacional condena traslado de la Guardia Nacional

Amnistía Internacional (AI) lamentó el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien informó que emitirá un acuerdo para que la Guardia Nacional, que nació en 2019 como un cuerpo civil de seguridad, pase a control del Ejército.

“Lamentamos la declaración hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el acuerdo para que la Guardia Nacional dependa de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) atentando contra las facultades constitucionales del Poder Legislativo y perpetuando el enfoque de militarizar la seguridad pública”, manifestó AI en Twitter.

La ONU-DH pide a AMLO a mantener la 'naturaleza civil' de la Guardia Nacional - ONU-Guardia-Nacional-efe-1
La Guardia Nacional cuenta ahora con 110 mil elementos operativos y 260 cuarteles. Foto: EFE

El pasado 8 de agosto, el presidente reveló que “ya, por acuerdo de la presidencia, pasa la seguridad que tiene que ver con la Guardia Nacional, completa, ya pasa a la Secretaría de la Defensa, ya la cuestión operativa está a cargo de la Secretaría de la Defensa”..

Esto a pesar de que en 2019, cuando creó la Guardia Nacional, el gobierno prometió que el cuerpo de seguridad mantendría una naturaleza civil, ante las críticas de organizaciones de defensa de derechos humanos.

Sin embargo, a lo largo del tiempo, López Obrador cambió su postura e incluso pretende una reforma constitucional para que formalmente las Fuerzas Armadas tomen el control de la Guardia Nacional, que hasta ahora depende de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

“Vamos a buscar la forma de que lo podamos hacer en lo administrativo, por si no pasa (la reforma) de todas maneras va a quedar así”, admitió.

La Guardia Nacional cuenta ahora con 110 mil elementos operativos y 260 cuarteles, presumió López Obrador, quien los comparó con los 40 mil elementos que él dice que tuvo la extinta Policía Federal entre el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000) y Felipe Calderón (2006-2012).

El presidente justificó su intención de militarizar la Guardia Nacional con el argumento de evitar la corrupción, impedir el manejo político del cuerpo de seguridad y garantizar su permanencia.

Aunque aún intentará reformar la Constitución, la oposición en el Congreso anunció una “moratoria constitucional” para bloquear las iniciativas del presidente López Obrador en lo que resta de su sexenio, hasta 2024.

Con los cambios, la Secretaría de Seguridad se enfocará en prevenir, administrar los reclusorios, dar indultos y ejecutar la Ley de Amnistía.

Este cuerpo de seguridad es una de las principales acciones del presidente para frenar la violencia en México, que registró 33 mil 315 homicidios en 2021 después de los dos años más violentos de su historia, bajo el mandato de López Obrador, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34 mil 554 en 2020. 

-Con información de EFE.