¿Cuáles serían los cambios si la Guardia Nacional queda bajo el control de la Sedena?
Elementos que forman parte de la Guardia Nacional. Foto: Twitter.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) podrá quedarse con el control de la Guardia Nacional si las reformas que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso de la Unión se aprueban.

La Guardia Nacional fue creada en 2019 por el presidente Andrés Manuel López Obrador, con el objetivo de ser una corporación de seguridad de la Federación de corte civil y no militar, encargada de realizar funciones de seguridad pública, por lo que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) es la dependencia que la organiza, dirige y supervisa, según el artículo 13 de Ley de la Guardia Nacional.

Esto también quedó estipulado en el artículo 21 de la Constitución, reformado en 2019, para determinar que la Guardia Nacional sería una corporación de seguridad con un mando civil. Sin embargo, la Sedena es la dependencia que se encarga de manejar a los elementos de la Guardia Nacional, de acuerdo con el artículo 29 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

En mayo de 2022, la Guardia Nacional llegó a los 118 mil elementos, de los cuales 105 mil pertenecen a la fuerza de seguridad, pero el comandante, Luis Rodríguez Bucio, espera que para finales de 2022 los elementos alcancen un total de 128 mil.

Sin embargo, la Ley de la Guardia Nacional fue impugnada ese mismo año ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por supuestas violaciones a derechos humanos al estar facultada para realizar labores que propician la desaparición forzada o la torura. Esta impugnación fue turnada al ministro Javier Laynez Potisek, sin embargo, aún no hay proyecto para discutir en el Pleno.

La reciente iniciativa de reformas y adiciones a diversos ordenamientos que envió el presidente de la República elimina el control de la SSPC para darle a la Sedena el completo manejo del “activo del Ejército y la Fuerza Aérea, y ejercer el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional, conforme a la Estrategia Nacional de Seguridad Pública que defina la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana”, de acuerdo con la modificación al artículo 29 que propone la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Este no es el único cambio que propone Andrés Manuel López Obrador. Estos son los puntos centrales de la reforma que pretende incorporar la Guardia Nacional a la Sedena.

Las atribuciones que la Sedena podría tener:

  • Las atribuciones que tenía la SSPC para la Guardia Nacional se trasladan a la Sedena, por lo que el titular de la dependencia podría intervenir en la Estrategia Nacional de Seguridad Pública para la Guardia Nacional, aunque ésta continúa como adscrita a la SSPC.
  • El titular de la Sedena podrá nombrar al personal administrativo de la Guardia Nacional y proponer al titular de la Comandancia, para que sea nombrado por el presidente de la República.
  • La Sedena podrá formular políticas, programas y acciones, acordes a la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, para la Guardia Nacional.
  • La Sedena podrá distribuir a la Guardia Nacional en el territorio mexicano y proponer cambios a la estructura orgánica de la Guardia Nacional
  • El titular de la Sedena tendrá a su cargo la expedición de los manuales de organización, de procedimientos y de servicio al público de la Guardia Nacional.
  • También estará al frente de los programas operativos y estrategias, así como los programas para el ingreso, formación, capacitación, especialización y profesionalización del personal de la Guardia Nacional.

Militares en instituciones de seguridad pública

Una de las normas que podrían ser reformadas es la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos. 

La propuesta del presidente es adicionar un artículo 2 Bis para que el personal militar pueda operar como apoyo a las instituciones de seguridad pública, así como incorporar a militares, personal naval o de la Policía Militar a la Guardia Nacional, si así lo desean.

“El personal militar podrá efectuar operaciones de apoyo a las instituciones de seguridad pública en los términos que señale el marco Jurídico aplicable”, señala.

Una Guardia Nacional de ‘naturaleza no bélica’

Según la iniciativa, la Guardia Nacional seguirá adscrita a la SSPC, con la función de contribuir a la seguridad, por lo que “desarrollará sus actividades con capacitación y
adiestramiento policiales, de naturaleza no bélica”.

La propuesta mantiene a la SSPC como la dependencia encargada de formular la Estrategia Nacional de
Seguridad Pública y el Programa Nacional de Seguridad Pública, y de organizar y supervisar los cuerpos de seguridad bajo su adscripción, como la Guardia Nacional, en coordinación con las dependencias competentes.

La SSPC sería la instancia coordinadora del gabinete de seguridad y también la institución que reciba las solicitudes de indulto y amnistía formuladas en el ámbito de competencia del Ejecutivo Federal, así como para promover el recurso de reconocimiento de inocencia o anulación de sentencia,

¿Cuáles serían los cambios si la Guardia Nacional queda bajo el control de la Sedena? - qatar-2022