¡Populista! Reseña: Chávez, Castro y los líderes de la ‘ola rosa’ de América Latina
Dos chicas pasan en moto frente a una pared con un mural de Hugo Chávez. Foto: Yuri Cortéz/AFP via Getty Images

Me tocó la forma más surrealista de viajar a Cuba. Coincidió con la noticia de la muerte de Fidel Castro. Así me desperté el 26 de noviembre de 2016, unas horas antes de que mi marido y yo voláramos a Cuba. Un día después estábamos bajo el ardiente sol de otoño en una fila interminable para entrar al funeral de Castro en el monumento de José Martí en la Plaza de la Revolución. 

El corresponsal para América Latina de la BBC también estaba allí. Acaba de publicarse su excelente libro en el que escribe sobre el extraño pero muy adecuado fin de Fidel. Observa que fue “un momento de auténtico duelo popular combinado con el culto al personaje más grande de la isla”. A pocas horas del anuncio del deceso, la gente podía despedirse en el monumento, pero no de los restos de Castro. Sus cenizas se encontraban en un lugar seguro. “En lugar de eso inclinaban la cabeza para presentar sus respetos a una imagen de gran tamaño en blanco y negro de un Fidel joven”.

Mientras esperábamos turno, escuchábamos hablar a dos mujeres detrás de nosotros. Una se limpiaba las lágrimas en silencio. Más tarde vimos por televisión, con unos amigos que no eran leales a Fidel, la procesión fúnebre que cruzaría todo el país. Nadie podía retirar los ojos de esta marcha final hacia Santiago de Cuba.

También lee: Los meses perdidos | Así es como la lupa de la pandemia de Covid reveló cómo somos

El fantasma de Castro acecha el libro de Grant, y el del expresidente venezolano Hugo Chávez también.  Los dos hombres están presentes siempre en ¡Populista!, un intento ambicioso de seguir la pista a la “ola rosa” de los líderes populistas de izquierda en América Latina desde 1999 hasta 2016. Grant dedica un capítulo a cada uno: Luiz Inácio ‘Lula’ da SIlva de Brasil, Evo Morales de Bolivia, Rafael Correa de Ecuador y Daniel Ortega de Nicaragua. El libro termina con capítulos sobre Chávez y Castro, aunque su influencia permea a los demás.

Los medios de habla inglesa suelen recurrir a generalizaciones perezosas sobre estos líderes, y Grant va más allá gracias a su trabajo de más de una década de reportajes sobre América Latina en su labor para  dejar claras las diferencias entre las ecologías políticas y cómo cada uno de estos personajes era producto de su propia sociedad. También realiza una discusión balanceada de sus orígenes y de las maquinaciones que los llevaron al poder dentro de  un contexto crucial histórico.

Por ejemplo, no puede entenderse el ascenso de Chávez sin un conocimiento del periodo de desestabilización de la inflación en Venezuela en la década de los 80, cuando de un día para otro los precios se duplicaron y provocaron disturbios que fueron suprimidos de forma brutal y que se conocen como el Caracazo. Antes de eso, el hundimiento del USS Maine en Cuba en 1898 y la intervención de EU en las décadas que siguieron sin duda forjaron la visión de Castro sobre su vecino entrometido. De hecho, EU aparece en cada capítulo y nunca sale bien parado: la CIA en Bolivia, la crisis de los misiles cubanos, la ocupación de Nicaragua de 1912 a 1933 y después Irán-Contra en la década de los 80, la Operación Cóndor, la guerra contra el narcotráfico. La lista es larga y las repercusiones demasiado reales.

¡Populista! es un libro de acción con un gran reparto de personajes reales, y el estilo vivaz de Grant nunca se pierde bajo el peso de los detalles que logra empacar en el libro. No hay momentos aburridos con tantas puñaladas traperas, conspiraciones, escándalos de corrupción, escuadrones de la muerte, constituciones destrozadas y regresos triunfantes.

Cada ascenso de cada personaje es espectacular en sí mismo pero las caídas son apasionantes. La parca ya se llevó a Chávez y a Castro pero el drama continúa y Lula terminó en la cárcel, en donde Grant lo entrevistó. Ya salió de allí pero la sucesora que él designó, Dilma Rousseff fue destituida por cargos de corrupción.

Morales se equivocó cuando quiso cambiar la constitución de Bolivia y cuando se quedó sin el apoyo de sus seguidores a causa de su plan para construir una carretera que atravesaba por tierras indígenas. Tuvo que irse al exilio, por poco tiempo, pero de forma dramática.

También lee: AMLO ofrece asilo político a Julian Assange en México

Rafael Correa aceptó que su tiempo se había acabado, pero la disputa con su exvicepresidente Lenin Moreno, quien ahora es presidente, terminó en una acusación por un supuesto secuestro y soborno. Lo juzgaron y condenaron durante su exilio en Bélgica. Si regresa a Ecuador lo arrestan.

Lo que es fácil de olvidar entre tantas conspiraciones, más enredadas que una telenovela, es que en todos estos países, en algún momento, se tenían intenciones serias de luchar contra la desigualdad y mejorar las vidas de millones, lo cual generó mucha lealtad. Muchos de los seguidores apasionados de estos hombres, dentro y fuera del país, siguen hablando de esas intenciones, muchas ya enterradas,  y hacen a un lado, con mucho cuidado,  los delitos que dejaron en el camino y que van desde la corrupción hasta la violencia sexual. 

El intento de Grant para reconciliar lo malo con lo bueno podría no gustar a todos, sobre todo lo de Castro, quien es todavía un símbolo de resistencia antiimperialista, y tal vez lo de Chávez. Pero este es el primer bosquejo de su historia. El huracán político que desataron estos líderes continúa azotando a estos países, y la extensión del daño no está todavía clara.

Aunque estos seis hombres y las naciones que dirigen siguen diferentes trayectorias, un factor en común los une, observa Grant: “También son lecciones sobre los peligros de un gobierno, en realidad, de un movimiento político entero que se construye sobre los hombros de una sola persona”. Las vidas de estos personajes complejos y shakesperianos pueden ser un buen material de lectura, pero en el transcurso de estas historias emocionantes y casi demasiado reales, su populismo no llevó a un buen gobierno, independientemente de sus intenciones.

Todos ellos terminaron siendo víctimas del destino de una manera u otra, pero al final, fue la gente la que pagó el precio más alto.

¡Populista! se publicó en EU en Head of Zeus. El libro más reciente de Carrie Gibson es El Norte: The Epic and Forgotten Story of Hispanic America.