Ámsterdam moverá el lugar de las trabajadoras sexuales en un ‘nuevo inicio’ del turismo
Red Light District en Ámsterdam. Foto: LeDeuxAlpe/Wikicommons

Las ventanas de los burdeles del distrito rojo de Ámsterdam se cerrarán y un “centro erótico” se pondrá fuera del centro de la ciudad, aceptaron los concejales. 

La propuesta de la alcaldesa, Femke Halsema, de cerrar un gran número de las ventanas en los callejones estrechos y por los embarcaderos fue apoyada por un amplio grupo de partidos políticos. 

Las trabajadoras sexuales en el distrito rojo De Wallen serán invitadas a mudarse a un centro para ese propósito en otro lugar en Ámsterdam, todavía falta por determinar su ubicación. 

También lee: En los ‘coffee shops’ de Ámsterdam dicen: la cannabis es sólo para los holandeses

La CDA y ChristenUnie piden el cierre de las ventanas desde hace tiempo, y ahora los apoya el VVD, el partido del primer ministro holandés, Mark Rutte, así como el partido laborista y los Greens. 

“Esto es para un nuevo inicio de Ámsterdam como ciudad para visitantes”, dijo Dennis Boutkan, del partido laborista holandés. Diederik Boomsma de la Llamada Demócrata Cristiana (CDA) dijo: “Los turistas son bienvenidos a disfrutar la belleza y la libertad de la ciudad, pero no a cualquier costo. Tenemos que intervenir firmemente”. 

Halsema argumentó que las ventanas de los burdeles deben de cerrarse porque las mujeres que trabajan en el área se convirtieron en una atracción turística, y atraen morbo y abuso

Cuando la idea se propuso por primera vez, un nuevo grupo llamado Red Light United alegó que 90% de las 170 trabajadoras sexuales que encuestaron querían trabajar en las ventanas de los callejones estrechos y las calles junto a los canales de Singel y de De Wallen. 

Una integrante del grupo, que usa el seudónimo Foxxy, le dijo al periódico Het Parool en esa ocasión: “Reubicar esos lugares de trabajo no es una opción porque entonces los clientes no sabrán donde encontrar a las trabajadoras sexuales. ¿Halsema organizará paseos en autobús para ellos a Westelijk Havengebied (un distrito al norte del centro de la ciudad)?

Sin embargo, la mayoría de los concejales estuvieron de acuerdo con que la reubicación es necesaria para cambiar el tipo de turistas que atrae Ámsterdam. 

Una segunda propuesta de prohibir que los turistas compren cannabis en las coffee shops de la ciudad batalla por conseguir apoyo por el temor de que lleve el mercado a los vendedores en las calles. 

Te puede interesar: ‘Al ver la precaria situación de las trabajadoras sexuales he entendido que todos la estamos pasando mal’

Los partidos de la coalición gobernante, el partido liberal D66, los Greens, el partido laborista y el socialista, expresaron sus dudas serias sobre los planes de la alcaldesa, según Het Parool. 

“Temo un crecimiento del uso dañino de drogas entre los visitantes y el impacto del mercado callejero en nuestros jóvenes”, dijo Alexander Hammelburg del D66.