Síguenos

 

Mundo

La enfermera que cuidó a Boris Johnson renunció por ‘falta de respeto’ a los trabajadores del sector salud

Jenny McGee, quien veló junto a la cama del primer ministro cuando estuvo enfermo de Covid, critica el manejo del gobierno de la pandemia.

Una imagen publicada por el número 10 de Downing Street muestra a Boris Johnson y Jenny McGee en los jardines del número 10 de Downing Street en julio de 2020. Foto: Andrew Parsons / 10 Downing Street / AFP / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Una enfermera que cuidó de Boris Johnson cuando estaba gravemente enfermo de Covid-19 dice que presentó su renuncia, por su desilusión ante la “falta de respeto” que el gobierno mostró hacia la agencia de salubridad británica (NHS) y los trabajadores de la salud.

Jenny McGee, quien se mantuvo en vigilia junto a la cama del primer ministro durante dos días cuando estuvo en cuidados intensivos, también reveló que el equipo de Johnson había intentado más tarde cooptarla con una foto de oportunidad de “aplausos para el NHS” con él durante lo que ella pensó que sería una discreta visita de agradecimiento a Downing Street (la sede de la oficina del primer ministro).

No estamos recibiendo el respeto ni el pago que nos merecemos. Estoy harta de eso. Así que presenté mi renuncia”, dijo McGee, refiriéndose al aumento salarial del 1% propuesto por el gobierno para el personal del NHS, que los sindicatos han descrito como una “patada en los dientes”.

También lee: Investigan a Boris Johnson por viaje a isla caribeña tras victoria electoral en 2019

También criticó el manejo del gobierno de la crisis de Covid, y agregó: “Muchas enfermeras sintieron que el gobierno no había liderado de manera muy efectiva: la indecisión, tantos mensajes contradictorios. Fue muy perturbador “.

McGee hizo los comentarios en un documental de Channel 4 que se transmitirá el 24 de mayo sobre los 15 meses del Covid en Gran Bretaña.

Coincide con el primer aniversario de cuando The Guardian y Daily Mirror revelaron el incumplimiento de las reglas del confinamiento por parte del exasesor de Johnson, Dominic Cummings. El documental señala la revelación como un punto de inflexión para cuando la determinación y el sentido de unión que se había manifestado en Reino Unido durante el primer encierro comenzaron a deshilacharse.

McGee, enfermera principal de cuidados intensivos en el hospital St Thomas en Londres, describió cómo encontró al primer ministro cuando llegó al trabajo: “A su alrededor había montones y montones de pacientes enfermos, algunos de los cuales estaban muriendo. Recuerdo haberlo visto y pensar que se veía muy, muy enfermo. Realmente era de un color diferente”.

Pero en el documental The Year Britain Stopped, ella contó cómo se sintió tan decepcionada por el trato del gobierno a los trabajadores de la salud, particularmente por el salario de las enfermeras.

Te puede interesar: Boris Johnson asegura se hará todo lo posible para bloquear a la Superliga europea

Johnson nombró a McGee y a otro enfermero, Luis Pitarma, el día que salió del hospital, y dijo a los medios de comunicación del mundo: “La razón por la que al final mi cuerpo comenzó a recibir suficiente oxígeno fue porque durante cada segundo de la noche, ellos estaban vigilando”.

Las fotografías de Johnson recibiendo a ambos en el jardín de Downing Street en julio fueron publicadas posteriormente por su oficina cuando el NHS cumplió 72 años.

McGee, originaria de Invercargill en Nueva Zelanda, dijo que se negó a participar a la solicitud de un “aplauso para los cuidadores” en el evento.

Habría sido una muy buena oportunidad para tomar fotografías. Ya sabes, algo así como Boris y sus amigos del NHS, pero quería quedarme al margen. Muchas enfermeras sintieron que el gobierno no había manejado esto con mucha eficacia, la indecisión, tantos mensajes contradictorios… Fue muy perturbador”, declaró.

“Sí, nos hemos arriesgado y hemos trabajado increíblemente duro, y se habla mucho de que todos somos héroes y todo ese tipo de cosas. Pero al mismo tiempo, no estoy segura de poder hacerlo más. No sé cuánto más tengo para dar al NHS”.

McGee recordó la situación previa a la Navidad del año pasado, un periodo en el que el gobierno fue objeto de fuertes críticas por no actuar antes para imponer nuevas restricciones, ya que los datos sugirieron que las medidas en ese momento no limitaban el relacionamiento del público tanto como durante el confinamiento de marzo.

Ella describió lo que se formó en su hospital como “una letrina de Covid”.

No te pierdas: La ‘codicia’ y el capitalismo, parte del éxito de las vacunas: Boris Johnson al Parlamento

“Esta vez hubo más que durante la primera ola. A los enfermeros se les estira aún más. Es un absoluto espectáculo de mierda para ser honestos. En ese momento, no sé cómo describir lo horrendo de lo que estábamos pasando. Estábamos desesperados“.

La investigación llevada a cabo el año pasado por el Real Colegio de Enfermería (RCN, por sus siglas en inglés) mostró un fuerte aumento en la proporción de personal de enfermería que considera dejar la profesión, impulsado principalmente por las preocupaciones sobre sus salarios.

Casi tres cuartas partes (73%) de los 42,000 miembros que respondieron a la encuesta en todo el Reino Unido dijeron que un salario más alto los haría sentir más valorados.

En el NHS y los sectores independientes, el porcentaje que piensa en dejar la profesión aumentó al 36%, o más de un tercio, desde el 27% a fines de 2019. De los que piensan en irse, el 61% citó el salario como un factor. Otros factores citados incluyen la forma en que se trató al personal de enfermería durante la pandemia (44%), los bajos niveles de personal (43%) y la falta de apoyo administrativo (42%).

Pat Cullen, secretaria general interina y directora ejecutiva del RCN, dijo: “El personal de enfermería está exhausto después de un año agotador de abordar la pandemia de Covid-19″.

Te puede interesar: Boris Johnson, ‘preocupado’ por la princesa de Dubai desaparecida

“Escuchar el aumento salarial del 1% propuesto por el gobierno es un insulto y muestra lo poco que el gobierno escucha y respeta al personal de enfermería que ha estado arriesgando sus vidas”.

Al mismo tiempo, continúa un aumento constante en el número de personas dentro de Reino Unido que se postula para convertirse en enfermeras, acompañado por un crecimiento continuo en el número de nuevos reclutas provenientes de otras partes del mundo, como India y Filipinas. Pero enfermeras establecidas de la Unión Europea se han marchado de Reino Unido.

Desde el referéndum de 2016 sobre la membresía del Reino Unido en la Unión Europea, hubo una fuerte disminución (89%) en el número de enfermeras del Espacio Económico Europeo (EEE) que ingresaron al registro de la práctica, y una caída del 91% en los solicitantes de la UE y el EEE para incorporarse al Registro de Enfermería y Partería.

El líder laborista Keir Starmer dijo en Twitter que los comentarios de McGee fueron: “Una acusación devastadora al enfoque de Boris Johnson hacia las personas que arriesgaron sus vidas por él y nuestro país”.

En un comunicado emitido el martes a través de un fideicomiso de la fundación del NHS (Guy & St Thomas), McGee afirmó: “Después del año más difícil de mi carrera de enfermería, me retiro por ahora del NHS, pero espero volver en el futuro. Estoy emocionada de comenzar un contrato de enfermería en el Caribe, antes de unas vacaciones de regreso a casa en Nueva Zelanda.

“Estoy muy orgullosa de haber trabajado en el hospital de St Thomas y de haber sido parte de un equipo tan fantástico”.

Un portavoz de Downing Street señaló: “Nuestro personal del NHS ha ido más allá durante el año pasado y este gobierno hará todo lo que esté a nuestro alcance para apoyarlos. Estamos muy agradecidos por la atención que el personal del NHS ha brindado durante la pandemia en particular.

Lee también: Boris Johnson y Ursula von der Leyen se hacen cargo directo de las pláticas por Brexit

“Es por eso que se les ha eximido del congelamiento salarial generalizado del sector público implementado como resultado de la difícil situación económica creada por la pandemia.

“Al mismo tiempo, hemos invertido 30 millones de libras para apoyar la salud mental del personal y estamos ampliando el número de plazas disponibles para estudiantes nacionales en las facultades de medicina de Inglaterra para seguir ampliando nuestra fuerza laboral”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Salud

La Encuesta Nacional de Salud arrojó que alrededor de 31 millones de mexicanos han estado en contacto con el Covid-19 y generaron anticuerpos.

Salud

El comité de seguridad de la EMA concluyó que las personas que hayan tenido extravasación capilar no deben vacunarse con el preparado de AstraZeneca.

México

La última conferencia de esta etapa de la pandemia será este viernes, ante la baja de contagios. Pero ello no significa el fin del...

Mundo

Joe Biden quiere una alternativa al cinturón chino y una oferta de caminos mientras que los intereses del PM de Japón son más internos

Publicidad