Detienen a un atleta de Georgia en Tokio por agredir a un guardia de un hotel
oshiro Muto, CEO de Tokio 2020, habla durante una conferencia de prensa después de asistir a una reunión cuatripartita en Tokio el 16 de agosto de 2021. Foto: Rodrigo Reyes Marin / POOL / AFP.

EFE.- Un atleta de Georgia fue detenido en Tokio tras presuntamente agredir a un guardia de seguridad de un hotel de la ciudad la semana pasada, según confirmó este lunes el director ejecutivo de Tokio 2020, Toshiro Muto.

El atleta involucrado en el altercado, en el que el guardia de seguridad “sufrió heridas graves”, “ha sido arrestado y la policía está investigando los hechos”, señaló Muto, que dijo que la organización espera a tener más detalles sobre el caso para tomar una decisión sobre cómo proceder con la acreditación del deportista.

El atleta, que según detalles recogidos por los medios locales es un judoka, está acusado de romperle una costilla a un guarda de seguridad sexagenario al empujarlo en el altercado el pasado jueves.

El deportista estaba en cuarentena en el hotel junto a otros compañeros después de que un miembro de su equipo diera positivo en Covid-19, según la agencia de noticias japonesa Kyodo.

El guardia de seguridad fue herido tras llamar la atención del atleta y otros compañeros georgianos por el ruido que estaban haciendo mientras bebían esa mañana, según fuentes con conocimiento de la investigación.

“Comportamientos de este tipo por parte de atletas son lamentables”, dijo Muto, que afirmó que la organización está haciendo lo posible por gestionar el caso y hacer seguimiento de las personas que permanecen aisladas en el hotel, mientras esperan más detalles sobre la investigación policial para actuar al respecto.

Esta previsto que unos 4,400 atletas participen en los Juegos Paralímpicos de Tokio, que se desarrollarán entre el 24 de agosto y el 5 de septiembre en el país asiático.

Muto se refirió al caso del atleta georgiano al ser preguntado en una rueda de prensa tras una reunión entre el comité organizador, el Comité Paralímpico Internacional (PCI) y representantes de los Gobiernos central y local de la capital en la que se decidió que en principio no habrá espectadores en ninguna de las competiciones.