El ‘Joker de Tokio’ buscaba ser sentenciado a la pena de muerte
El atacante fue detenido sin resistencia. Foto: Kazuhiro Nogi/AFP

El hombre disfrazado del “Joker” que hirió a 17 personas al acuchillar a varias de ellas y prender fuego dentro de un tren en Tokio, Japón, declaró que buscaba asesinar a alguien para ser sentenciado a pena de muerte, de acuerdo con medios locales que este lunes difunden detalles del caso.

Kyota Hattori, de 24 años, fue detenido tras el suceso, ocurrido sobre las 20:00 horas de este domingo en un tren de la línea Keio con destino a la estación de Shinjuku, una de las más transitadas del mundo, en el día de Halloween y jornada electoral nacional.

Según testigos presenciales, Hattori se subió al tren blandiendo un cuchillo en una mano y una botella de plástico en la otra, y caminó por el vagón sin levantar sospechas porque iba disfrazado del “Joker”, uno de los villanos de la franquicia Batman. Los pasajeros pensaron que el arma era parte de la caracterización.

Hattori dijo a los investigadores que siente admiración por el antagonista de la serie de cómics y películas, según dijeron fuentes policiales a la agencia de noticias Kyodo.

Varias grabaciones filmadas por testigos que se encontraban a bordo y que fueron subidas a redes sociales mostraron escenas de pánico mientras huían del humo y las llamas, e incluso se oye una explosión mientras varias personas sollozan o gritan: “huyan”.

El tren efectuó una parada de emergencia en la estación más cercana y las llamas fueron extinguidas una media hora después.

La evacuación de los pasajeros tuvo que efectuarse en un primer momento por las ventanas, dado que las puertas del tren y el andén no se abrieron inmediatamente tras detenerse el vehículo.

El detenido esperó a los agentes de policía sentado, fumándose un cigarro mientras sostenía el cuchillo en la otra mano, y no opuso resistencia a la detención.

Una persona que rebasa los 70 años se encuentra en estado crítico tras ser apuñalado en el pecho, mientras que las otras 16 víctimas sufrieron heridas leves por arma blanca e inhalación de humo, según medios locales.

Tras atacar con el cuchillo, el hombre se desplazó a otro vagón, roció los asientos con líquido inflamable y les prendió fuego.

En sus primeras declaraciones a la policía, Hattori habría hecho referencia a un incidente ocurrido en la línea ferroviaria Odakyu de la capital japonesa a principios de agosto, en el que un hombre hirió a diez personas en otro ataque con cuchillo.

Más recientemente, dos varones fueron apuñalados en la estación de Ueno a mediados de octubre, en un aparente ataque aleatorio, y otras dos personas resultaron heridas después de que un hombre rociara con ácido la cara de un antiguo conocido, también en la capital.

Con información de EFE