¿Qué es un Ciudadano Político?
Ciudadano Político

Provocador de ciudadanos, creador de espacios de encuentro y conocimiento. Exservidor público con ganas de regresar un día más preparado. Abogado y politólogo con aspiraciones de chef. Crítico de los malos gobiernos y buscador de alternativas democráticas. Twitter: @MaxKaiser75

¿Qué es un Ciudadano Político?


It has been said that democracy is the worst form of government, except all others that have been tried
W. Churchill


Cuando vives en una Democracia hay dos alternativas: haces política o te la hacen a ti. Es decir, te involucras en los asuntos públicos de alguna manera, para ser tomado en cuenta e influir en las decisiones, o alguien más decidirá por ti. Es así de fácil.

En la versión romántica que algunos tienen de la democracia, quienes ejercen el poder como representantes lo hacen velando por tus intereses, de manera automática, y dejando a un lado los propios. Esta idea de la democracia tiene varios problemas. El primero es creer que los representantes electos, y los gobiernos que ellos forman, conocen en realidad tus problemas, tus necesidades e intereses. El segundo problema es creer que de manera automática se verán motivados a velar por ellos, sólo porque fueron electos por ti. El tercero es pensar que pueden resolver tus problemas sólo porque obtuvieron el puesto. Es decir, que tienen la experiencia y la capacidad para hacerlo, por haber ganado. El cuarto problema es imaginar que su motivación para trabajar a tu favor se sostiene, incluso sin que les exijas cuentas.

Los políticos y los demás servidores públicos, de los diferentes partidos, gobiernos y órganos del Estado, son personas como cualquiera, con intereses propios, carencias y limitaciones. De manera temporal les prestamos el poder para que lo ejerzan a favor de las mejores causas, los intereses de sus representados y el bien del país. Pero, si los dejamos solos, si no los vigilamos, si no colaboramos con ellos, si no estamos atentos al cauce que le dan al poder, pronto lo convierten en una herramienta de beneficio personal, que les sirve a pocos y deteriora las condiciones del país.

La Democracia Liberal es el modelo de ejercicio del poder en el que un grupo de personas escogidas por todos lo ejercen de manera temporal y limitada, con base en la Constitución, las Leyes y planes concretos ofrecidos en campaña, para beneficio de todos, sin afectar derechos individuales de las personas. En una Democracia Liberal exitosa existen servidores públicos y ciudadanos activos que mantienen una relación respetuosa, informada, permanente y productiva. El que tiene algo que decir tiene canales para ser escuchado, y los servidores públicos siempre se sienten vigilados.

México es sólo una Democracia Liberal desde el plano constitucional y legal. Hicimos el trabajo de modificar las reglas del ejercicio del poder, pero no hemos dado el paso final: convertirnos en demócratas convencidos que ejercen el poder, dentro y fuera del Estado, con responsabilidad y respeto a las reglas. Los políticos electos creen que el cargo es una extensión de su patrimonio personal, porque ganaron una elección, y las personas creen que no tienen herramientas para evitarlo.

La intención de esta columna es dotar de herramientas a todos los ciudadanos que quieren retomar el control del destino del país. Se llama Ciudadano Político porque eso es lo que necesita nuestra democracia: personas que conocen los problemas de su país, entienden el funcionamiento y las capacidades del Estado, se involucran en las discusiones importantes, influyen en ellas, vigilan el actuar de sus representantes, exigen cuentas y responsabilidades, votan de manera inteligente e informada, conocen y respetan las leyes y, sobre todo, quieren un mejor país. De eso vamos a platicar cada semana, aquí los espero.

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores que La-Lista no necesariamente comparte.