Irse de fiesta: ¡qué desperdicio!
Hat-Trick
Irse de fiesta: ¡qué desperdicio!
Foto: Pixabay

¿Qué tienen en la cabeza jugadores como Jonathan Rodríguez, delantero del Cruz Azul? ¿Qué ideas les llegan que son capaces de sabotear sus carreras con indisciplinas, además de manchar a las instituciones que les pagan (y muy bien)?

Nadie pide que sean santos, pero hay límites: ¡no te puedes ir de juerga con el uniforme de tu equipo como el ‘Cabecita’! Un video difundido en redes sociales durante el fin de semana, así, lo exhibió.


Hace algunos meses, Efraín Flores (formador de jugadores), Daniel Ipata (preparador físico) y Martha Heredia (psicóloga) coincidían en que la carrera de un profesional se acorta con malos hábitos como el consumo de alcohol, desvelo y demás requisitos que pide la renuncia al profesionalismo deportivo.

“Claro, hay cada vez hay más (jugadores indisciplinados), echan a perder su carrera, si yo soy dueño de un club, y veo eso en un jugador, lo voy a pensar mucho para contratarlo, porque puede ser un problema a futuro. Lo que pudo ser una gran carrera, empieza a bajarse y bajarse, porque ya nadie los quiere, cuando pudieron ser figuras del futbol”, relataba Flores, quien llegó a ser técnico de la Selección Nacional

Es increíble que el jugador no acepte o minimice el daño a sí mismo. ¿Cuánto trabajo les costó llegar a ser trabajadores de la cancha como para que en fiestas se les vaya la trayectoria? Seguramente hasta sudaron sangre para llegar a Primera División. Cumplieron el sueño de todo niño que gusta del deporte y lo echan a perder. En fin.

Pero lo de Rodríguez no es único o una excepción. Ahí están los casos recientes de Javier ‘Chofis’ López, Joao Maleck, Dieter Villalpando, Alexis Vega que han pagado o siguen pagando por sus aventuras nocturnas y etílicas. Parece que eso de ser indisciplinados es más una tendencia.

El dinero, la diversión, las mujeres…¿son más que la gloria deportiva que se puede alcanzar con buena disciplina? Todo indica que sí, al menos para este tipo de futbolistas juerguistas.

Cruz Azul debería pensar en buscar otro delantero, porque se nota que su atacante estrella ni siquiera tiene intención de resarcir la humillación histórica del equipo, que sufrió hace apenas unas semanas ante Pumas.

La Máquina debe dejar ir a ‘Cabecita’ Rodríguez. Hoy, más que nunca necesita jugadores comprometidos con su profesión y no que anden en ropa de concentración combinada con bebidas alcohólicas. De esos últimos, sobran.