Los bancos, esos financiadores del desastre climático
Ángel Guardián
Los bancos, esos financiadores del desastre climático
Foto: Patrick Henry/Unsplash.com

De acuerdo con un reciente reporte, los 60 mayores bancos del mundo han inyectado 3.8 billones de dólares para financiar las operaciones de las empresas de hidrocarburos convencionales en los últimos cinco años.

Es decir, a partir de que inició el Acuerdo de París por el Cambio Climático, los bancos, muchos de los cuales han firmado protocolos y acuerdos para apoyar iniciativas verdes, han prestado una enorme cantidad de recursos a las empresas responsables en gran medida del desastre climático.

Ese es uno de los puntos más polémicos del reporte Banking on Climate Chaos, el cual analiza el estado de las finanzas de las empresas dedicadas a la exploración y producción de combustibles fósiles.

El estudio, patrocinado por una coalición global de organizaciones ambientalistas y defensoras de las energías renovables, refiere que, en general, los recursos para financiar los proyectos de la industria energética tradicional “siguen yendo en la dirección errónea”.

Asimismo, indican que, aunque hubo una disminución de 9% de los recursos de financiamiento en 2020 para la industria (esto debido sobre todo a la pandemia), se canalizó más dinero que en 2016 y 2017, un detalle que los autores del reporte califican de “escandaloso”.

JP Morgan Chase es el “peor” banco de proyectos fósiles en el periodo de referencia, dice el reporte, si bien el financiamiento de esta institución declinó de manera significativa el año pasado. Citi es el segundo en este ranking, seguido de Wells Fargo, Bank of America, RBC y MUFG. En Europa, el peor banco es Barclays y en Asia es el Bank of China.

Los autores del reporte refieren que el petróleo, el gas y el carbón seguirán siendo consumidos en muchos años por venir, sobre todo debido a la base instalada. Asimismo, advierten que los grandes yacimientos y reservas que se encuentran todavía bajo tierra deben permanecer así si se quiere alcanzar el objetivo de que el clima global no suba 2 grados centígrados, como se estipula en el Acuerdo de París.

Cabe destacar que casi una tercera parte de los bancos en este reporte se habían comprometido a ser neutrales en carbono para 2050. “Son promesas peligrosamente débiles, ambiguas y vagas”, dicen los autores, que llaman a actuar ya, sin esperar.

El reporte hace referencia a créditos que ha recibido Pemex de bancos como BNP Paribas, que en 2020 sumaron 500 millones de dólares.