Síguenos

 

The Guardian

El Megxit le cayó bien a la pareja real… bueno, a la otra pareja real

Barbara Ellen

Los Cambridge son expertos en su propio marketing. Lo siento, Harry.

Los Cambridge, en una fotografía publicada para celebrar su décimo aniversario de bodas la semana pasada. Fotografía: Chris Floyd / AP

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

¿Cuándo aceptarán William y Kate que todo este asunto de Harry y Megan les ha caído muy bien? Siguen saliendo las tormentas de polvo de la entrevista con Oprah Winfrey, y aparentemente, los Sussex están en donde quieren estar: generando acuerdos de muchos dólares con Netflix, Spotify y “wellness”, desde su propiedad de 15 millones de dólares en Montecito, Santa Bárbara. Sin embargo, ¿no ha sido todo esto bastante bueno para los Cambridge? Al parecer dejaron de ser esa pareja aburrida, pretenciosa y prematuramente envejecida  para convertirse en un ejemplo de decoro real y de decencia clasemediera. Existe una sensación palpable de que el público, los medios, y el público y los medios interesados en la realeza, están detrás de ellos como nunca antes, aplaudiendo cada una de sus acciones. Obviamente siempre ha sido así, pero después de Oprah, se ha visto un gran esfuerzo para impulsar la imagen de los Cambridge. Hay que llamarlo por su nombre: un contraataque. 

Por ejemplo, está el video de la semana celebrando su décimo aniversario. Cualquier otra pareja que obligue a otros a celebrar su década de amor nos haría ir corriendo por una cubeta para vomitar. El temperamento británico siendo como es hace preguntar cosas como “¿Por qué tantas demostraciones de amor en público? ¿Ya se van a divorciar?” Pero estas no fueron demostraciones de amor en público. Se le dice marketing y los Cambridge se están volviendo muy buenos para eso. Tal vez mejores que ya saben quién.

Sonrisas de devoción. Niños jugando por allí con botas para la lluvia. Malvaviscos en la fogata. De una forma o de otra, resultó un cuento para niños muy raro de Shirley Hughes: “Papi está muy enojado hoy porque el tío Harry se ha portado mal”. Y en otro caso, un anuncio de John Lewis vendiendo nada, aunque, la verdad es que los Cambridge se estaban vendiendo a sí mismos.

Lee: En el funeral de Felipe, todos los ojos estarán sobre Guillermo, Harry y la Reina

¿Y por qué no? Este año ha sido difícil. William habló para negar las acusaciones de racismo de la entrevista de Oprah, pero los Cambridge sufrieron en silencio otras acusaciones indignas: la historia de Catherine haciendo llorar a Megan por los vestidos de damas, la resurrección de “Waity Katie”. Incluso en una ocasión tan sombría como el funeral del Príncipe Felipe, una foto de Catherine asomándose por encima de su mascarilla, provocó algo de emoción por “nuestra futura reina”, mientras que una breve charla con Harry desató muchos comentarios sobre el refinamiento innato de los Cambridge.

Así es que aunque sea grosero, ¿les ha ido bien a los Cambridge con el Megxit? El tema recurrente después de Oprah es la adoración más que de costumbre por los Cambridge, “el futuro de la monarquía”. Su popularidad ya es nuclear y binaria: escoge un partido, echa porras a tu pareja favorita, como si fueran un equipo de futbol. Nada de esos cuentos de asientos baratos sobre el hecho de que Harry habría sido un rey “más” divertido. Por su parte, los Cambridge parecen estar coludidos y se ofrecen como la alternativa fragante y hecha en casa a los Sussex. ¿Ese video se habría dado en tiempos normales o podría ser un dedo real que apunta hacia Harry y Megan?

Así es que tal vez Megxit les hizo un favor. Fue la tormenta que los despertó. Las marcas fuertes necesitan un rival y los Cambridge ya encontraron el suyo.

Tony, ¿no has oído que ya abrieron las peluquerías?

Terminamos, Tony, tal vez sea necesario un corte de pelo. Fotografía: ITV News

¿Existe algo parecido a un mal día para el pelo en escala sociohistórica? No estoy en posición de burlarme del exprimer ministro Tony Blair por su larga cabellera gris cuando apareció en ITV News. Llevo toda la pandemia pareciéndome a Alice Cooper con un secado de pelo barato. Pero, ¡Dios! ¿Qué es eso? Un rockero envejecido es un look clásico y Blair tuvo su época en la universidad, con Ugly Rumours, pero no puedes rockear con lustrosas trenzas de plata. Hay que agarrar una pose, tener un estilo. O ¿me equivoco? ¿Jimmy Page? ¿Lucius Malfoy?

Un guiño a Game of Thrones o al Señor de los Anillos está muy bien, pero ¿está bien que Blair haga una apuesta por el género de fantasía, la poco conocida ‘libra de Frodo’ durante esta etapa de postpolítica de su carrera? ¿Había fuerzas oscuras en juego? Su esposa Cherie, como se ve en sus memorias innecesariamente cándidas, era una mujer de sangre caliente y apasionada. ¿Promovió ella esta atrocidad en el pelo: “Tony, necesito que seas un poco más Fabio” para ahuyentar a otras mujeres?

Veredicto: el cabello largo hace que Blair se parezca a algo que aparece en un espejo encantado o en un tren de fantasmas. Su pelo es tan feo que pudo haber cambiado la historia. Hay que verlo así, si Blair hubiera tenido ese pelo en 1997, pudo haber perdido las elecciones.

Nunca olviden a la madre inocente que se encuentra en la cárcel en Irán

EFE/ Facundo Arrizabalaga/Archivo

¿Cuándo va a regresar a casa Nazanin Zaghari-Ratcliffe? Lleva ya cinco años en la cárcel acusada de espionaje, lo cual siempre ha negado ella. La ciudadana con doble nacionalidad británica-iraní, fue encontrada culpable por difundir propaganda en una manifestación en la embajada iraní en 2009, por hablar con un periodista persa de la BBC. La sentenciaron a un año de cárcel y le van a prohibir dejar Irán un año después de que la liberen.

Zaghari – Ratcliffe ha estado viviendo una amenaza desde 2016. Es esposa de Richard Ratcliffe, quien no deja de hacer campaña para su liberación, y es madre de Gabriella, de seis años ahora, y se cree que, como lo explica la miembro del parlamento, Tulip Siddiq, una “moneda de intercambio” en la disputa de Irán con Reino Unido porque no se entregaron los tanques en 1979. En 2017, el entonces secretario del exterior, Boris Johnson, empeoró la situación diciendo que  ella “simplemente estaba enseñando periodismo a la gente”. Existen algunas disputas sobre la política exterior entre el ministro del exterior de Irán  y la Guardia Revolucionaria Islámica. Existen reportes de que las negociaciones sobre asuntos nucleares que se reanudarán en Viena hicieron que la Oficina del Exterior se negara a incluir asuntos de derechos humanos como el retrato de tortura y crueldad mental de Zaghari – Ratcliffe.

Ella busca una apelación. Dominic Raab dijo que el trato que le dan es “inhumano” y Johnson dijo que el gobierno “redoblará sus esfuerzos” para conseguir su liberación. Tienen que seguir trabajando en esto. Por como van las cosas, ¿quién podría pensar que en dos años se acabará esto?

Te recomendamos: Una de cada cinco periodistas amenazadas en internet son atacadas en la vida real, denuncia la Unesco

Zaghari – Ratcliffe se ha convertido en un poderoso símbolo en Gran Bretaña: una madre inocente, cruelmente separada de su pequeña hija. Desafortunadamente, parece que se convirtió en un chivo expiatorio de Irán y todo parece indicar que no la van a liberar sino hasta que Irán consiga lo que quiere. En ocasiones  parece que Zaghari – Ratcliffe nunca va a regresar a casa pero tiene que hacerlo. No la olviden.

También puedes leer

Realeza

Harry dijo al presentador del podcast "Armchair Expert", Dax Shephard, que aunque no culpaba a su padre, había decidido evitar cometer los mismos errores...

Realeza

El exsecretario de comunicaciones de Harry y Meghan alega que la duquesa de Sussex expulsó a dos miembros del personal, algo que ella negó.

Realeza

La confianza pública en la monarquía da legitimidad a la institución. ¿Podrá mantenerla el Príncipe de Gales cuando ascienda al trono?

Realeza

La dolorosa visión de la Reina viuda presentó al mundo la imagen de una era que no sólo está terminando y de que es...

Publicidad