Este año SÍ cumplo mis resoluciones
Regresando al amor

Psicoterapeuta familiar sistémica, escritora, meditadora y activista por la equidad de genero. Su práctica está encaminada al reconocimiento de la herida emocional infantil para el desarrollo integral del adulto consciente. Instagram @rominalcantar

Este año SÍ cumplo mis resoluciones
Foto: Pixabay

Cada inicio de año tenemos en el inconsciente colectivo que es una nueva oportunidad para iniciar con cambios. En ocasiones, un poco irrealista, pensamos que solo por agregarle un numero al calendario se nos dará la fuerza de voluntad para empezar esos nuevos hábitos que llevamos tiempo retrasando o aplazando.

La realidad es que nuevos comienzos significa una nueva posibilidad, y cuando tenemos una intención clara cualquier posibilidad en la que nos enfocamos y ponemos nuestra atención es posible. 

¿Qué es una intención?

Una intención es un estado mental o una actividad que representa un compromiso de hacer cierta acción o acciones en el futuro. Una intención involucra una reflexión y una planeación mental.

Ahora que sabemos que para cumplir nuestros objetivos tenemos que seguir una intención clara y consciente, ¿qué es una intención consciente?

Es un objetivo o propósito que fue explícitamente elegido a alcanzar. Esta intención, estado mental o actividad involucra buscar estar consciente y dándome cuenta de mis actos a seguir. En esta intención jugamos un papel clave, permitiéndonos ser nuestros propios creadores de las experiencias que tendremos cada día. 

¿Cómo logro realizar una intención consciente?

1. Tomate un tiempo para conscientemente moverte a una experiencia diferente y en pequeños pasos. Toma en cuenta que esto es algo nuevo y que lo nuevo causa resistencia, empezar con pequeños casos nos ayuda a no sentirnos fracasados la primera vez que dejamos de cumplir nuestras resoluciones o metas. Estos pequeños pasos pueden iniciar con levantarte y darte cinco minutos para no tomar tu celular, en vez de que tu objetivo sea levantarte y meditar 30 minutos.

2. Busca un tiempo para planear estos pequeños pasos y, de forma consciente, escribe como lo vas a lograr.  Por ejemplo:

Hoy me voy a enfocar y en cambiar mis patrones de mantenerme inconsciente durante el día.

Mi pequeño paso del día será poner una alarma dos veces al día y dar un minuto para respirar y sentir mi cuerpo.

Estoy agradecida de que ese cambio me ayudará con mis metas.

3. Apóyate entrando a cada nuevo segmento de tu día de forma consciente. Los segmentos son los pequeños nuevos comienzos que tenemos y que realizamos de forma consciente o inconsciente. Por ejemplo:

-En el momento que nos levantamos.

-El momento que iniciamos una nueva tarea (como hablarle a un amigo).

-Entrar a un nuevo cuarto de tu casa.

-Cuando tomamos el teléfono para entrar a las redes sociales.

Cualquiera de estos segmentos es una oportunidad para tomar consciencia, darte un respiro y recordar esa intención.

Tener claramente presentes tus intenciones te ayudara a dar pasos sólidos y seguirlos manteniendo.

Te dejo esta herramienta para que ahora sí cumplas tus resoluciones. Recuerda que todo trabajo requiere práctica y que el camino de autoconocimiento y la sanación es un compromiso contigo mismo y demanda empezar las veces que sea necesario. Sé paciente y empático contigo.