La vida entre telones
Archipiélago Reportera cultural egresada de la ENEP Aragón. Colaboradora en Canal Once desde 2001, así como de Horizonte 107.9, revista Mujeres/Publimetro, México.com, Ibero 90.9 y Cinegarage, entre otros. Durante este tiempo se ha dedicado a contar esas historias que encuentra a su andar. Twitter: @campechita
La vida entre telones
Foto: Pixabay

“El teatro es un crisol de civilizaciones”.

Víctor Hugo

En 1985, un grupo de estudiantes y creadores independientes idearon un encuentro teatral todo terreno bajo el nombre de Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro. La historia arrancó con un viaje en autobús entre periodistas, compañías teatrales y uno que otro personaje surreal, juntos empezaron una odisea al estilo del teatro de carpa.

Es un evento cargado de mística que habitualmente tiene su tercera llamada con la partida de una rosca de reyes, día en el que su fundadora Isabel Quintanar toma el micrófono para dar pormenores de la edición en curso, compartir anécdotas y entre líneas soltar unos cuantos reveses a las autoridades culturales por no cobijar a uno de sus mayores tesoros: la creación escénica.

El llamado no carece de verdad, como parte de su tradición los participantes deben cubrir todos sus gastos una vez que son seleccionados, es decir, ellos mismos pagan sus viáticos para poder presentar sus obras. Esta situación suele poner en aprietos a algunos aspirantes y, a la par, los prepara para idear proyectos de producción acordes a las circunstancias.

Para su edición 34, el encuentro contará con propuestas de compañías de Aguascalientes, Coahuila, Ciudad de México, Guanajuato, Estado de México, Nayarit, Tabasco y Tamaulipas. La sede habitual de los amantes del teatro era el escenario del Jiménez Rueda, recinto ubicado en Plaza de República, en la colonia Tabacalera. Este foro que se mantenía en operaciones a pesar de las supuestas afectaciones por los sismos de 1985 y 2017, pero que en realidad fue desahuciado en 2015 y desde entonces no se ve para cuándo podría, si fuera el caso, volver a levantar el telón (es importante mencionar que dicho espacio se encuentra adscrito como inmueble del ISSSTE).

En fin, para este 2022, el encuentro teatral ocupará los teatros del Centro Cultural del Bosque, conjunto de escenarios que, para el anecdotario, se encuentra en remodelación profunda, razón por la cual tuvieron que recorrer sus fechas, ahora sucederá del 24 de enero al 6 de febrero y entre sus propuestas se presentarán obras para niñas y niños como El Principito, Ojos de botellas de anís y La historia del domingo 7, así como puestas en escena del repertorio clásico de Juan Ruiz de Alarcón, Federico García Lorca y Maquiavelo, por supuesto que también habrá oportunidad de apreciar eso que escriben las nuevas plumas de la dramaturgia nacional, tal es el caso de DragÓpera, fusión de ópera, teatro de cabaret y drag.

Otro de los atractivos del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro son las mesas de diálogo, entre las cuales se llevará a cabo una con quienes integraron el CLETA, colectivo que en su momento izó la bandera de Centro de Experimentación Teatral y Artística, bajo la guía de Enrique Cisneros “El Llanero Solitito”.

Un recorrido que en su poco más de tres décadas ha impulsado a la comunidad teatral que, la mayoría de las veces, no es tomada en cuenta en los programas oficiales y que para las compañías y colectivos representa la oportunidad de pisar un escenario profesional en el que se vence el miedo o, como se suele decir, se ve de qué cuero salen más correas.

Con entrada gratuita a todas sus actividades, la cita es de lunes a sábado a las 17:30 y 19:00 horas, los domingos habrá más oportunidad de conocer las propuestas a las 13:00, 17:30 y 19:00 horas en los teatros ubicados entre Campo Marte y Reforma.