Colosio, ‘el gran distractor’
#LaCasadelosEspejos

Periodista. Editor de Política en La-Lista.

Colosio, ‘el gran distractor’
Momentos antes del asesinato del candidato priista, Luis Donaldo Colosio. Foto: PGR, archivo

Como a todos, hace unos días me sorprendió el anuncio de la reapertura del caso Colosio.

Y es que la actual Fiscalía General de la República (FGR) no se ha caracterizado por llevar a buen puerto ninguna investigación, como para querer enmendar la plana a sus antecesores en materia de justicia.

Ahí está por ejemplo el caso Lozoya, donde con audios se ha descubierto que el fiscal Alejandro Gertz negoció con el padre del exdirector de Pemex para que este y su madre no pisaran la cárcel.

Otro caso pendiente de la FGR es el de Ayotzinapa: sigue la incógnita si se resolverá, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho recientemente que ya sabe lo que pasó.

En un intento por entender la reapertura del caso Colosio por parte de la FGR, en La-Lista buscamos al periodista Jacinto Rodríguez Munguía, quien había encontrado unos expedientes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), confirmando así que el aparato de inteligencia sí había investigado el magnicidio, sin que hasta ahora sepamos qué concluyó.

Rodríguez Munguía no espera mucho de la reapertura del caso y lo califica como un “gran distractor de problemas presentes“.

El caso Colosio no solo ha sido investigado por la autoridad sino por los propios periodistas.

Actualmente es pública la investigación que realizó la Procuraduría General de la República, además de que la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad logró la desclasificación del expediente completo del proceso penal condenatorio contra Mario Aburto. 

¿Cómo entender entonces que la FGR de Gertz busque remover estas aguas ya revueltas (es decir, un caso que ya han investigado tanto)?

Rodríguez Munguía da en el clavo: “La memoria y la historia funcionan muy bien como estrategias distractivas”.

Por eso este gobierno, por ejemplo, ofreció aclarar el caso Ayotzinapa, para decir que ahora y no antes se resolvió este asunto. El ofrecimiento tiene casi cuatro cuatro años sin que hasta hoy haya un resultado concreto.

En el caso Colosio, lo que da una mala señal es que se gasten recursos en un equipo investigador que, según dio a conocer El Universal, le está pidiendo a los diarios que le den acceso a sus hemerotecas, como si los periodistas supieran más que alguna autoridad en su momento.

Lo que deberían hacer en la FGR es lo que dice Rodríguez Munguía con claridad: pedir que el Cisen transparente toda la información que tenga. Y si no se establece una verdad, al menos sabremos las hipótesis que se descartaron en su momento y el trabajo de campo que se hizo.

Eso, claro, si no se trata solo se distraer a la opinión pública con una reapertura para ganar notas en la prensa y no para descubrir verdades ocultas.