Va por México: su muerte ya tiene fecha
#LaCasadelosEspejos

Periodista. Editor de Política en La-Lista.

Va por México: su muerte ya tiene fecha

El próximo martes 13 de septiembre podría ser sepultada la alianza Va por México (PRI-PAN-PRD) en la Cámara de Diputados.

Ahí, la Comisión de puntos constitucionales se alista para debatir y aprobar ese mismo día el dictamen de la iniciativa priista para extender de 2024 a 2028 la presencia de las Fuerzas armadas en tareas de seguridad pública.

La iniciativa de reforma, presentada por la diputada del PRI Yolanda de la Torre Valdez, provocó que a media semana se suspendiera temporalmente la alianza legislativa y electoral que mantenía ese partido con el PAN y el PRD.

El dirigente panista Marko Cortés y el del Sol Azteca Jesús Zambrano dijeron no estar enterados de que el PRI fuera a presentar una iniciativa de ese tipo e, incluso, consideraron que lo hizo “por la puerta de atrás“.

La única manera de salvar la alianza ahora es que en el PRI decidan retirar la iniciativa, pero no se ve cómo, y menos después de que el dirigente Alejandro “Alito” Moreno y toda la bancada de diputados priistas se reunieran la semana pasada ni más ni menos que con el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval. Aunque no se dijo, se entendería que le hayan prometido aprobar dicha extensión para el Ejército.

La iniciativa militarista es literalmente solo un cambio de número, pero trasciende todo un sexenio: el siguiente. Y es que en la reforma constitucional que creó la Guardia Nacional en 2019 se estableció que, mientras se consolidaba esa corporación, el presidente de la República podía recurrir a soldados y marinos para combatir la inseguridad hasta el 2024. Lo que propone el PRI básicamente es que eso sea hasta en 2028, no dentro de dos años.

El próximo martes, y probablemente el jueves en el pleno, podrán cantarle Las golondrinas a Va por México en San Lázaro.

Así es que cuando pensábamos en dos grandes bloques para las elecciones 2023 y 2024, parece que la sociedad tendrá que decidir entre Morena, el PAN-PRD o el PRI. Con esto, Movimiento Ciudadano ya no sería la “tercera opción” sino la cuarta. Todo lo que provoca un cambio de número.