Construir un México atractivo para las mujeres
Con lupa de género

Trabaja en el área de Economía del Imco como investigadora, principalmente ayuda al área de Desarrollo Sostenible. Antes trabajó en Aspen Institute México, asistiendo en el programa de Economía Circular y la creación de proyecto de Red Global de Jóvenes Oportunidad. Estudió Economía e Ingeniería en negocios en el ITAM. Twitter: @Dianaa_mejia

Construir un México atractivo para las mujeres
Participación de las mujeres en el empleo.

Un país se vuelve más atractivo para las mujeres cuando se brindan condiciones equitativas que promuevan su desarrollo profesional y personal. Aunque México ha reducido la brecha global de género del Foro Económico Mundial (WEF por su siglas en inglés), métrica que mide las desigualdades que enfrentan las mujeres en comparación con los hombres, es necesario contar con mayor información para conocer el contexto que viven las mujeres.

ÍNDICE GLOBAL DE BRECHA DE GÉNERO

Construir un México atractivo para las mujeres - PHOTO-2022-09-27-17-22-37

Para tener la fotografía completa de la situación que viven, recientemente el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) presentó el Índice de Competitividad Internacional 2022 (ICI) que evalúa la competitividad de 43 economías. Un país más competitivo es aquel con condiciones para generar, atraer y retener talento, algunas de ellas son el Estado de Derecho, una sociedad incluyente y un sistema político funcional. Estos factores en conjunto brindan mayor calidad de vida y ayudan a que las mujeres se desarrollen de forma íntegra en el aspecto profesional. 

Para que las mujeres puedan desenvolver y potencializar su talento, se deben garantizar sus derechos. En la última edición del ICI, el país presentó retrocesos importantes en el subíndice de Derecho. México es el tercer país con la menor protección de derechos humanos, los cuales van de la mano con los derechos laborales. Respetar estos derechos es esencial, sobre todo para las mujeres que realizan casi tres veces más trabajo no remunerado en comparación con los hombres, por lo que se ven orilladas a buscar empleos informales que tienen –en promedio– menores sueldos y no cuentan con prestaciones laborales como servicios de guardería, permisos de maternidad y seguro de gastos médicos.

La representación de las mujeres tanto en las empresas como en el gobierno es importante. México, desde 2018, ha liderado el indicador de equidad de género dentro de los congresos, pues es el único país evaluado en el ICI con paridad en puestos parlamentarios. Contar con más mujeres en los congresos permite una participación activa en la toma de decisiones y la planeación de las políticas públicas que reconozcan las necesidades diferenciadas de mujeres y hombres.

Aunque nuestro país ha presentado avances que benefician a la equidad, estos esfuerzos no han sido suficientes para cerrar la brecha de género y ser un país inclusivo para ellas. Si se quiere atraer más inversión y talento femenino, se necesitan políticas públicas que tracen un camino hacia la equidad a través de condiciones que impulsen el desarrollo profesional de las mujeres.